Denuncia de los animalistas

Una quema de matorrales en El Prat causa graves daños a una colonia de gatos

  • La cremación controlada la organizó AENA en sus terrenos en colaboración con Bomberos y ayuntamiento

El gato Antonio, uno de los afectados por la quema de matorrales en El Prat, en una imagen cedida por Andrea Lusquiños.

El gato Antonio, uno de los afectados por la quema de matorrales en El Prat, en una imagen cedida por Andrea Lusquiños.

3
Se lee en minutos
Núria Morchón Martínez

Una "quema controlada" en el Parc Nou de El Prat de Llobregat que se llevó a cabo el pasado 29 de agosto afectó gravemente a un grupo de gatos asentados en la zona, según denuncian voluntarios encargados de la gestión de la colonia de felinos. Según el cartel que informaba a los ciudadanos del municipio sobre la cremación, esta fue organizada en los terrenos de AENA, en colaboración con los Bomberos y el ayuntamiento.

Al finalizar la quema, voluntarios acreditados por el consistorio encontraron en la zona a varios gatos muertos y a otros con heridas graves. Alguno de los felinos heridos tuvo que ser sacrificado para acabar con su sufrimiento, han explicado animalistas de El Prat.

Un gato carbonizado vivo

Andrea Lusquiños, una de las voluntarias acreditada por el ayuntamiento y que presenció la quema del día 29, confirma que el módulo en el que se encontraban los gatos está "justo al lado de los terrenos de AENA". Los animales "entran y salen", dice, y hay varias colonias en la zona propiedad de la empresa. "Durante la cremación teníamos gatos enfermos en la gatera del módulo", explica Lusquiños y recuerda cómo, en cinco minutos, tuvieron que sacarlos de allí, envolverlos en toallas húmedas y aislarlos en una habitación para evitar que su salud empeorase a causa del humo.

Tres felinos localizados

"A los cuatro días de la quema encontramos un gato que bebía agua y, cuando quisimos acercarnos, vimos que estaba carbonizado vivo", relata esta voluntaria. Cuando lo pudieron capturar, lo llevaron a un veterinario del municipio. "El veterinario, que trabaja para el ayuntamiento, nos dijo que el gato estaba sufriendo una barbaridad y que había que dormirlo", cuenta Lusquiños en referencia al felino al que se le tuvo que aplicar la eutanasia debido a las graves quemaduras y al dolor que eso suponía para el animal.

Los voluntarios también pudieron localizar a Antonio, un gato del mismo módulo que resistía escondido en un tubo del parque. Tenía las patas magulladas. "El gato no se movía y los bomberos no podían sacarlo", recuerda Lusquiños. Cuando pudieron acceder a él, lo trasladaron a una clínica veterinaria, donde permanece ingresado.

"El tercer gato que encontramos estaba vivo, en el mismo tubo que Antonio. Tampoco pudimos sacarlo. Cuando lo logramos, lamentablemente ya había muerto", relata entristecida la voluntaria.

Según fuentes de AENA, este verano han habido "una serie de incendios provocados en la zona", y "Mossos ya han conseguido detener al autor". Fruto de estos incendios, según indica la empresa, Bomberos creyeron necesario suprimir "la masa combustible del área". "Las actuaciones cumplen rigurosamente toda la normativa ambiental", indican, y añaden que las quemas controladas se combinan con trabajos de limpieza de desperdicios.

C's exige respuestas

Noticias relacionadas

El portavoz de Ciudadanos en el consistorio, Jordi López, ha exigido explicaciones al Gobierno municipal así como "la paralización de cualquier otra quema que no garantice el bienestar animal". "Ciudadanos exige a Lluís Mijoler explicaciones por la muerte de numerosos gatos en la quema controlada del Parc Nou", escribe el concejal en un tuit dirigido al alcalde. "No hace falta que haga referencia a la ley de protección animal, es evidente que aquí se ha producido una negligencia grave y el Gobierno debe dar una explicación", ha añadido López.

El técnico de Medio Ambiente del ayuntamiento, Héctor Gómez, ha negado tener constancia de la muerte de los gatos.