En Cáceres

Vídeo | La sequía extrema provoca que el 'Stonehenge español' salga a la superficie

El calor y la escasez de precipitaciones han llevado a los embalses a niveles cada vez más bajos

El Stonehenge español emerge por la sequía en Cáceres.

1
Se lee en minutos
El Periódico

Las reservas hidráulicas de España siguen mostrando las consecuencias de los últimos meses de sequía. De la misma manera que las altas temperaturas y la falta de lluvia han afectado gravemente al caudal de los ríos europeos, los embalses del sur del continente reflejan la escasez de agua y se sitúan en niveles cada vez más bajos.

Como consecuencia de ello, en un pantano de la provincia de Cáceres ha emergido el conocido como el ‘Stonehenge español’, un círculo de docenas de piedras megalíticas que habitualmente se encontraban sumergidas en el embalse extremeño de Valdecañas.

En los últimos años, debido al cambio en el clima, los bajos niveles de agua permitían ver parte del monumento durante las épocas de más sequedad.

Un sepulcro colectivo

El origen del dolmen de Guadalperal -el nombre del monumento- se remonta al año 5.000 antes de Cristo. La función del círculo de rocas, según explica el arqueólogo Enrique Cedillo, era de "sepulcro colectivo". Así, fue el emplazamiento de numerosas acciones funerarias durante "los más de 2.000 años que se estuvo enterrando allí”.

Pese a su remota historia, eso sí, el monumento no fue descubierto hasta el año 1926, fecha en la se que data el hallazgo por parte del arqueólogo alemán Hugo Obermaier. Más tarde, el área se inundó en 1963 con el contexto de un proyecto de desarrollo rural. Desde entonces, solo se ha vuelto visible en cuatro ocasiones.

Una oportunidad histórica

Noticias relacionadas

Aunque le motivo por el que vuelve a estar a la vista es muy preocupante, Cedillo remarca que esta es una "oportunidad única de volver a valorar un sitio que no se había valorado en su justa medida".

En su momento, con la transformación del área en pantano no se le dio la importancia necesaria para ser una construcción de estas características. Ahora, tras ser declarado "Bien de Interés Cultural", surge una nueva ocasión para hacerlo.