Acusado en libertad

La alcaldesa de Figueres, sobre el violador de menores: "No entendemos por qué está en libertad"

  • Agnès Lladó, alcaldesa y concejala de feminismos de Figueres, ataca a la Audiencia de Girona: "La justicia no nos escucha y necesitamos que nos proteja"

Agnès Lladó, alcaldesa de Figueres.

Agnès Lladó, alcaldesa de Figueres. / Conxi Molons

4
Se lee en minutos
Elisenda Colell
Elisenda Colell

Redactora

Especialista en pobreza, migraciones, dependencia, infancia vulnerable, feminismos y LGTBI

Escribe desde Barcelona

ver +

La noticia de que el presunto violador en serie de niñas de Figueres había vuelto a salir libre de la cárcel por tercera vez en un año ha sacudido a la capital del Alt Empordà. La alcaldesa, Agnès Lladó, no da crédito. "No entendemos por qué esta persona puede estar en libertad, los Mossos están convencidos de que volverá a cometer los mismos delitos", lamenta a EL PERIÓDICO. Como ella, varias asociaciones de vecinos se muestran estupefactas. Algunas, como la de Marca de l'Ham, subrayan la "sensación de inseguridad" en la que, dicen, está sumida la ciudad. Otras prefieren no hacer alarmismo, pero sí que imploran que a este individuo se le prive de libertad, en vista de que podría incurrir en un delito de nuevo.

"Es difícil entender por qué la justicia aún no nos escucha", dice en una comunicación con este diario Agnès Lladó, alcaldesa de Figueres y responsable del área de Feminismos de la localidad. Dispara también contra los jueces de la Audiencia de Girona que han dejado en libertad, por tercera vez, a un hombre acusado de agredir sexualmente a niñas de 13 y 14 años. "Los hechos son claros, las mujeres no estamos seguras en la calle, necesitamos que la justicia nos proteja", implora.

Las asociaciones de vecinos piden que este hombre esté encarcelado y, en algunos casos, le achacan la situación de inseguridad que vive la población


La protección de las víctimas pasa por no dejarle libre

La alcaldesa condena las agresiones sexuales cometidas por este individuo. "Y reivindico, ahora más que nunca, una protección integral a las víctimas de agresiones sexuales, que pasa por evitar la libertad de sus agresores", añade. Fuentes municipales confirman que algunas de las niñas de este caso ya están siendo atendidas por el Servicio de Intervención Especializada (SIE) del Alt Empordà, ubicado en Figueres, un servicio de la Generalitat que asiste a las mujeres y niñas víctimas de violencia machista.

El estupor de policías y familiares de las víctimas también se ha extendido al resto de vecinos. "Este caso nos demuestra que no hay justicia. Pero te digo una cosa, si este hombre se atreve a pisar el barrio, no sale vivo", dice sin tapujos a este diario José Manuel Garrido, presidente de la asociación de vecinos del barrio Marca de l'Ham. "Si los jueces y las niñas dicen que lo ha hecho, y lo ha ido repitiendo en varias ocasiones, no es normal que siga libre por aquí como si nada hubiera pasado", se indigna Garrido. "¿Qué tenemos que hacer? ¿Esperar a que lo vuelva a hacer? ¿Que se sienta cada vez más fuerte e impune?", lamenta Garrido, temeroso por muchas familias con menores de esa misma edad.

Inseguridad y acoso

"Estamos muy preocupados por el estado en el que se está encontrando la ciudad, hay mucha inseguridad", sigue Garrido. Dice que una vecina del barrio sufrió acoso callejero la semana pasada, por parte de un hombre que terminó huyendo. "Esto es una constante", se queja. Cada jueves y viernes, a las seis de la tarde, esta asociación de vecinos se concentra en la Rambla de Figueres para reclamar más seguridad. "Lo hacemos contra el acoso que sufren las mujeres, contra la existencia de pisos okupas y narcopisos a los que el ayuntamiento no quiere expulsar, y ahora reivindicaremos también por este caso, no puede ser que un violador en serie siga libre campando por Figueres", insiste Garrido.

Noticias relacionadas

Unas críticas que el presidente de la federación de asociaciones de vecinos de Figueres rebaja. "El caso de este chico que está agrediendo a las niñas nos parece gravísimo y no entendemos por qué sigue libre y no lo encierran", lamenta el presidente del ente, Miquel Torrent. Se muestra "preocupado" por la cuestión, al igual que lo están seis asociaciones de vecinos de la ciudad (Culubret, Habitatges del Parc, Eixample, Turó-Nova Estació, Juncaria y Olivar Gran), después de leer la noticia de EL PERIÓDICO. Sin embargo, afirma que en la ciudad no se vive tal situación de alarma social ni de inseguridad. "Hay que saber distinguir entre una cosa y otra, y si ahora nos ponemos a generar más alarma de la que hay... son las mujeres las que lo van a sufrir, el miedo a salir a la calle y a dejar de hacer cosas que les apetecen", sigue Torrent. Lo confirman también esta asociación de vecinos. Preocupación y malestar, si; inesguridad, no.

El sospechoso, A. A. V., un hombre de 24 años y nacionalidad hondureña, hace vida normal en Figueres después de que tres jueces de la ciudad le hayan encerrado de forma preventiva en la cárcel en tres ocasiones este año. Los Mossos le señalan como presunto autor de cuatro violaciones con penetración a niñas de 13 y 14 años de la localidad, aunque asumen que podría haber 15 víctimas más que no han querido denunciarle. Tras la última denuncia, en julio de este año, una jueza de Figueres decretó su ingreso a prisión, temiendo que volviera a acosar y agreder sexualmente a menores de edad. El 8 de agosto la Audiencia de Girona volvió a dejarle en libertad.