'A Tapa do Barril'

El bar vigués de la empanadilla denunciará al "youtuber" Borja Escalona por asegurar que todo estaba pactado

Escalona afirma que la dueña le contrató para montar ese paripé

"Ahora pienso que es bipolar o esquizofrénico", asegura la propietaria al ver un segundo vídeo en el que pide perdón entre lágrimas

El bar vigués  de la empanadilla denunciará al "youtuber" Borja Escalona por asegurar que todo estaba pactado

Epi_rc_es

6
Se lee en minutos
Marta Clavero | @MartaClavero1

La propietaria del histórico establecimiento vigués 'A Tapa do Barril', famoso desde hace 50 años por sus sabrosas empanadillas, denunciará finalmente al 'youtuber' Borja Escalona. "Tenía mis dudas y quería dejar que este episodio se terminase de una vez, pero después de lo que ha dicho, mañana iré a la Policía Nacional a interponer una denuncia", aseguró Ana Terzado a FARO DE VIGO, medio del grupo Prensa Ibérica al que también pertenece este diario.

Con "lo que ha dicho", esta hostelera se refiere al vídeo que este mismo lunes subía el "dios del marketing", como así se denomina a sí mismo en su canal de Youtube el protagonista del episodio ocurrido en el local situado en la Porta do Sol, en el que asegura que todo había estado pactado entre la dueña y el propio creador de contenidos.

¿Qué ocurrió?

Los hechos se remontan al pasado fin de semana cuando Borja Escalona se acerca a 'A Tapa do Barril' con el objetivo de probar gratis sus famosas empanadillas. Mientras graba el vídeo de su visita, pide la última que quedaba en el local, advirtiendo a la empleada de que él solo come "cosas gratis". En el vídeo, que el mismo comparte, se ve como el 'youtuber' amenaza con que sus seguidores "dejarán malas reseñas" y que "os va a llegar una factura de mi empresa por 2.500 euros por la promoción que os he hecho", cuando la empleada del local le pidió que abonara lo que había comido.

"He llegado a pensar que es esquizofrénico o bipolar"

Y al principio sí ocurrió lo que Escalona predecía. Al establecimiento vigués llegaron infinidad de opiniones negativas de manera virtual recogidas por Google. Pero en cuanto empezaron a aclararse las cosas, explicadas por el local en un comunicado, "nos llegaron cientos de mensajes en señal de apoyo y de cariño, tanto a mí como a Rebeca (la dependienta que tuvo que sufrir el mal trago), y ese ha sido nuestro mejor regalo", comenta Ana, quien ha confesado verse superada por una situación que considera surrealista: "es una pesadilla, he llegado a pensar que este hombre es esquizofrénico o bipolar después de lo que ha dicho esta mañana".En un vídeo explicativo que subió a su canal, Escalona intentaba aclarar lo que realmente había ocurrido en Vigo, después de que el episodio trascendiese de las redes a los medios de comunicación a nivel nacional, y fuese objeto de comentarios negativos hacia el "gorrón" de las empanadillas en programas de televisión de máxima audiencia. Por no hablar de la "horda de feedbacks que he recibido y que ha sido espectacular", como así señala Borja en ese vídeo.

"Estoy como lleno, por la satisfacción tras el trabajo bien hecho, y ahora os voy a explicar porqué", apostillaba, tras informar de los numerosos mensajes recibidos, la mayoría afeando su gesto. "¿Por qué creéis que cuando llego a la tienda de las empanadilla solo queda una?; Yo estoy a dieta, y solo podía comer la vegetal, la que quedaba, la vegana. ¿Por qué creéis que justo a esa hora, cuando yo llego, solo queda una empanadilla y es la única que yo puedo comer?". Otra de las cuestiones que plantea Escalona a su audiencia es el hecho de que, 15 minutos después de los hechos, la dueña haya subido un comunicado a sus redes.

Pues bien, el 'youtuber' asegura que la factura de 2.500 euros estaba pagada desde hacía una semana, tratando de dar a entender que había un acuerdo previo con el establecimiento para llevar a cabo esa acción de marketing encubierta. "Cuando Ana contacta conmigo, yo le digo: 'no te preocupes, que van a ser los 2.500 euros mejor invertidos de tu vida. Y si no, te pago a ti 5.000 euros"

"Cuando Ana contacta conmigo, yo le digo: 'no te preocupes, que van a ser los 2.500 euros mejor invertidos de tu vida. Y si no, te pago a ti 5.000 euros"

Borja Escalante

Youtuber

"Pediré a la policía que revise mis móviles"

"No voy a dejar que un personaje como este se ría de nosotros otra vez", declaró la propietaria a FARO, tras visualizar el contenido del vídeo. "Me han llegado mensajes y correos electrónicos de gente anónima y de otros 'youtubers' pidiéndome que le denuncie, porque es un sinvergüenza", apostilla Ana, quien explica que nunca se plantearía contratar este tipo de publicidad, "porque mi clientela es de aquí, y no me interesa la promoción más allá de Vigo. La gente que viene a comprar es casi familia, amigos, y no necesitamos ninguna publicidad de este tipo", asegura, para rebatir la explicación dada por la otra parte. "Voy a pedir incluso a la Policía que revise mis teléfonos móviles a ver en qué momento me puse yo en contacto con esta persona, y también pongo a su disposición extractos de cuentas para que comprueben si ha habido algún tipo de transferencia económica por mi parte", añade Terzado.

"Creo que os estáis pasando"

Además de "desatapar" con el relato de su historia el pacto de un supuesto paripé, el protagonista de esta polémica fanfarronea en ese vídeo sobre su efectiva estrategia que, según asegura, ha beneficiado exponencialmente tanto a su cliente como a él mismo, y lo hace vanagloriándose de lo gran experto que es en esto del marketing digital: "Borja se acaba de sacar la churra, la ha puesto encima de la mesa y os tengo comiendo a todos (...). Esta obra de arte que he vuelto a hacer merece ser reconocida", afirma. Pero este derroche de autopalmadas en la espalda, cambia minutos despúes con un nuevo vídeo que sube a su canal y que titula "Creo que os estáis pasando".

Pide perdón, al borde de las lágrimas

En silencio y entre sollozos, casi un minuto después de darle al botón de grabar, Escalona comienza su 'speach' en este nuevo vídeo de youtube: "No estaba preparado para el vendabal de odio que me ha llegado, y se me está haciendo un poco complicado", aseguraba Borja, visiblemente emocionado. "He tenido que cerrar redes sociales, he cerrado Twitter, no me dejan ir al gimnasio, me han devuelto la cuota del gimnasio", situaciones a las que añade otra que sufrió, según dice, en un restaurante del que le habían echado. Tras esa descripción sobre lo que está viviendo, que "creo que es un poco desproporcionado, por la cantidad de odio y de bulling", llegó el perdón. "Cuando cometes un error hay que saber reconocerlo. He cometido un error muy grave faltando al respeto tanto a Ana, como a Rebeca, como a la franquicia".

A renglón seguido, el 'youtuber' vuelve sobre las consecuencias que ese episodio que protagonizó en Vigo está teniendo en su vida, y las dificultades para sobreponerse. "Creo no ser merecedor de todo este odio que estoy sufriendo y espero que este perdón os sirva. Yo soy humano. Me estáis destruyendo como persona, como 'youtuber'. La consecuencia colateral no va a ser agradable. Ya me cuesta levantarme por las mañanas", asegura en un vídeo en el que termina, confiando en que "todo lo que venga a partir de ahora, sepa gestionarlo a nivel emocional, porque me siento frágil y vulnerable".

"Ese odio lo ha generado él mismo"

Noticias relacionadas

"No sé qué se cree este chiquillo para decir primero todo lo que dice, y una hora después pedir perdón. La gente ya está cansada de esta panda de iluminados; hay que parar a este tipo de personas para que no hagan más daño. ¿Odio hacia él? Ese odio del que habla lo ha generado él mismo", rebate la propietaria de A Tapa do Barril, que hablará con su abogado para concretar en qué figura jurídica basará su denuncia, "y todo lo que consiga, lo donaré a una ONG", adelanta a FARO.

Ana Terzado solo quería disfrutar de estos festivos en paz con sus hijos, por eso se pregunta "¿por qué ha tenido que pasar esto solo por una simple empanadilla que cuesta 2,30 euros?".