Investigación

Los bajos niveles de anticuerpos predicen la mortalidad en pacientes con covid-19 grave

Según datos del proyecto CIBERESUCICOVID, una investigación que ha estudiado a 6.102 pacientes con covid-19 ingresados en 55 unidades de intensivos de 13 comunidades autónomas

Los bajos niveles de anticuerpos predicen la mortalidad en pacientes con covid-19 grave

Epi_rc_es

5
Se lee en minutos
Nieves Salinas
Nieves Salinas

Periodista

ver +

Los bajos niveles de anticuerpos SARS-CoV-2, los distintos perfiles de microARN -pequeñas moléculas circulantes en la sangre de los pacientes y que son alteradas por el virus- y la intubación tardía ayudan a predecir el riesgo el riesgo y la mortalidad por covid-19 grave, según datos del proyecto CIBERESUCICOVID, una amplia y exhaustiva investigación que describe la metodología de los estudios publicados hasta el momento sobre el coronavirus grave y la ratio de ventilación mecánica de los pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos.

El trabajo se ha publicado en 'Archivos de Bronconeumología', la revista científica de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), el trabajo ha sido realizado por el Centro de Investigación Biomédica en Red-Enfermedades Respiratorias (CIBERES), un centro en red de investigadores españoles para el estudio de las enfermedades respiratorias, con el patrocinio del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) a través del Fondo COVID-19.

Se ha estudiado a 6.102 pacientes con covid-19 ingresados en 55 UCI de 13 comunidades autónomas.

Se trata, explican desde SEPAR, de un gran estudio multicéntrico, observacional, prospectivo/retrospectivo realizado en 6.102 pacientes con covid-19 ingresados en 55 UCI de 13 comunidades autónomas, con el objetivo de presentar una metodología para determinar los resultados a corto y largo plazo de estos pacientes. Para ello, se les ha seguido a los 3, a los 6 meses y al año. Se han registrado sus características basales, los datos de UCI, ventilación mecánica, las complicaciones de los tratamientos y sus resultados.

Pronósticos de mortalidad

Uno de los objetivos más importantes de la investigación ha sido identificar biomarcadores y factores pronósticos de la mortalidad en estos pacientes críticos. Con este propósito, se han tomado muestras de sangre a más de 1.000 personas. Esa mortalidad hospitalaria bruta ha sido del 31 % en la población estudiada en CIBERESUCICOVID, similar o inferior a la reportada en otros lugares.

La intubación tardía ( más de 48 horas tras el ingreso en UCI) se asocia a una mayor mortalidad en comparación a la precoz.

Según los datos del trabajo, más de dos tercios de los pacientes -el 76%- han necesitado ventilación mecánica invasiva y la mortalidad ha aumentado hasta el 37 % en esta población. El resto, han sido tratados con otros tipos de soporte ventilatorio. Los pacientes intubados se han mantenido en su mayoría en posición de decúbito prono. También se ha observado, en un subgrupo de pacientes (concretamente ingresados en el Hospital Arnau de Vilanova, Lleida), que la intubación tardía ( más de 48 horas tras el ingreso en UCI) se asocia a una mayor mortalidad en comparación con la intubación precoz.

Al igual que en publicaciones anteriores, precisa la sociedad científica, los pacientes ingresados en las unidades de intensivos han desarrollado daño renal agudo, infecciones nosocomiales o complicaciones pulmonares. Especialmente importante, reseñan los investigadores, ha sido la tasa de neumonía bacteriana nosocomial -30%-, que se ha asociado con varios peores resultados.

Población diana

Otro de los principales objetivos del estudio CIBERESCOVID es determinar los factores pronósticos de la población diana. Por esa razón, los investigadores han recolectado datos en el momento del ingreso hospitalario, el ingreso en la UCI, en el día 3 del ingreso en esas unidades, en el momento de la extubación, tras el alta de la unidad de intensivos y el alta hospitalaria. Esto ha permitido examinar factores pronósticos para más de 1.000 pacientes que requerían ventilación mecánica.

Así, la edad y los aumentos en el cociente ventilatorio y la creatinina -una sustancia orgánica que se produce a consecuencia de la degradación de la creatina, un compuesto de los músculos- desde el primer día hasta el tercero, predijeron de manera independiente y significativa la mortalidad hospitalaria. También se han utilizado datos de seguimiento clínico de sobrevivientes a los 3, 6 y 12 meses después del alta.

Durante la pandemia los investigadores han constatado distintos perfiles de pacientes con la enfermedad, desde los casos más leves hasta los que requieren hospitalización en UCIs y acaban muriendo. Por eso, subrayan, ha sido y es fundamental para los médicos comprender cómo funciona el coronavirus, qué ocurre en el organismo de los pacientes para que algunos evolucionen de forma favorable hasta curarse y, otros, hacia formas más graves de la enfermedad e, incluso, mueran. "Gracias a este seguimiento retrospectivo hemos podido identificar biomarcadores relacionados con la gravedad y los resultados tanto en la fase aguda como con el desarrollo de síntomas prolongados de covid-19 en estos pacientes, y la investigación sigue en curso" explica el doctor Antoni Torres, primer autor del estudio CIBERESUCICOVID.

El trabajo constata que las bajas cifras de anticuerpos anti-SARS-CoV-2 predicen la mortalidad en la covid-19 crítica.

La obtención de factores pronósticos y biomarcadores que les permitan diferenciar ambos tipos de evolución clínica es una necesidad para mejorar la práctica clínica en los pacientes críticos, precisan los autores de la investigación. En este sentido, el estudio CIBERESUCICOVID ha sido pionero. Al cabo de un año de seguimiento, el trabajo constata que se han registrado "pocas muertes y se ha visto que las bajas cifras de anticuerpos anti-SARS-CoV-2 predicen la mortalidad en la COVID-19 crítica". Esos anticuerpos contribuyen a prevenir la diseminación sistémica del SARS-CoV2, por lo que sirven como factor pronóstico de mortalidad, según esta investigación.

Procesos biológicos

Por otra parte, la gravedad de la enfermedad influye en el perfil de microARNs circulantes en sangre. Los microARN (miARN) son pequeñas moléculas que regulan varios procesos biológicos y que se ven alterados por el virus SARS-CoV-2. El perfil de miARN plasmático de la sangre de los pacientes críticos se ha manifestado como un biomarcador útil para estratificar el riesgo de los pacientes graves.

Los investigadores trabajan en un nuevo estudio para conocer mejor las secuelas pulmonares de los pacientes críticos.

Noticias relacionadas

Los autores del estudio exponen que "los análisis de sangre también analizaron los miARN, para los que demostramos el potencial individual y colectivo para mejorar la estratificación del riesgo en el paciente crítico. Los perfiles de miARN del huésped vinculados a la enfermedad y a los desenlaces fatales pueden permitir una comprensión más profunda de las vías mecánicas implicadas en la enfermedad crítica de covid-19".

Además, los investigadores anuncian que están validando estos hallazgos en una gran población compuesta por más de 500 muestras de diferentes hospitales españoles y están analizando la asociación entre el perfil de miARN circulante, la función pulmonar y las características radiológicas en supervivientes de enfermedad crítica. El nuevo estudio tiene como objetivo proporcionar nuevos conocimientos sobre las secuelas pulmonares. El proyecto CIBERESUCICOVID, concluyen desde SEPAR, ha dado origen, a su vez, a diversos subestudios que se han publicado en diferentes revistas científicas.

Temas

Coronavirus