Vallès Occidental

La alcaldesa de Sant Cugat denuncia amenazas por el cierre de la discoteca Drinkking

"Te atropellaré", le ha dicho a Mireia Ingla un hombre, ya identificado, en uno de los mensajes que le ha enviado

Mireia Ingla, alcaldesa de Sant Cugat del Vallès.

Mireia Ingla, alcaldesa de Sant Cugat del Vallès. / Jordi Cotrina

1
Se lee en minutos
El Periódico

La alcaldesa de Sant Cugat del Vallés, Mireia Ingla, ha denunciado a un hombre por haberle enviado varias amenazas violentas desde el cierre de la discoteca Drinkking. Ingla ha hecho públicos los mensajes que ha recibido internamente en sus redes sociales.

"Te atropellaré, que lo sepas", le advierte el hombre. Y añade que "va a ser todo un accidente pero te pisaré seis veces si hace falta, hasta que no puedas ni hablar para gobernar". Seguidamente, la misma persona trata de coaccionar a Ingla diciéndole que conoce su domicilio y le avisa de que hará daño a su perro: "No te despistes ni un momento". La alcaldesa ha asegurado que los Mossos d'Esquadra ya han identificado al presunto autor de los mensajes, que ha sido citado a un juicio rápido visto por sentencia.

"Educación y respeto"

En una serie de publicaciones en su perfil de Twitter, Ingla ha lamentado las amenazas. "Tomamos decisiones que pueden no ser compartidas, y es normal que haya gente que muestre su desacuerdo", explica, y dice que su "obligación" es "escuchar a todo el mundo" y dar explicaciones "para que se entiendan las razones de cada decisión".

La alcaldesa apunta que a menudo recibe quejas "con educación y respeto", pero denuncia que otras personas opten por los insultos y las amenazas: "Me resisto a normalizar que alguien pueda insultarme o amenazar solo por el hecho de que hago de alcaldesa", añade .

El cierre de la discoteca

Noticias relacionadas

El juzgado de primera instancia número 4 de Rubí (Vallès Occidental) ordenó el pasado 14 de julio el desahucio de la discoteca Drinkking Lemon de Sant Cugat del Vallès, ubicada en la carretera de Rubí.

El Ayuntamiento de Sant Cugat había demandado previamente a la empresa Reostat S.A. por no pagar el canon por el uso de terrenos municipales donde está ubicada la discoteca. La deuda llega a los 4,5 millones de euros desde el 2006.