Nueva variante

¿Qué síntomas da la nueva variante del covid Centaurus?

Atención a un paciente con covid en la UCI del Hospital de Mar

Atención a un paciente con covid en la UCI del Hospital de Mar / Ferran Nadeu

2
Se lee en minutos
El Periódico

Hasta el momento, no hay evidencia que sugiera que centaurus o BA.2.75, la nueva subvariante de ómicron, conduzca a una forma más grave de infección, aunque los científicos están en una etapa muy temprana para saberlo. La evidencia sobre su transmisibilidad y evasión inmune también es aún preliminar y emergente, según un comunicado del Ministerio de Salud de Nueva Zelanda, donde ya se ha detectado esta variante.

Si bien no se sabe mucho sobre la nueva cepa, los expertos en salud han expresado su preocupación al respecto. En una serie de tuits, el doctor Shay Fleishon, del Laboratorio Central de Virología del Centro Médico Sheba en Israel, dijo que la subvariante puede ser “alarmante porque puede implicar una tendencia por venir”. Explicó que en los últimos meses ha habido una tendencia de variantes de segunda generación basadas en los sublinajes BA.1, BA.2, BA.3, BA.4 y BA.5 de ómicron.

Hasta ahora las variantes de segunda generación solo se han encontrado en unos pocos casos dentro de una región. Pero BA.2.75 se ha extendido a múltiples regiones, el primero de su tipo en hacerlo. La variante BA.2.75 tiene nuevas mutaciones en la proteína espiga, de las cuales G446S y R493Q son de particular preocupación, ya que le dan a la variante la capacidad de evadir varios anticuerpos, según varios expertos. Esto significa que puede infectar a personas que han sido vacunadas o que han sido infectadas previamente, según el informe. La investigación revela que la mutación R493Q aumenta la capacidad de la cepa para unirse a ACE2, la proteína que el virus covid-19 usa para ingresar a las células, según un informe.

Noticias relacionadas

El virólogo Tom Peacock, del Imperial College de Londres, dijo que lo más preocupante a seguir con atención urgente es que la nueva súper variante posee 45 mutaciones con BA.5 y 15 que son exclusivas. Entre ellas, se destacan 8 mutaciones en la proteína Spike, que facilita la entrada del virus en las células humanas. En particular hay cinco mutaciones en el dominio N-terminal, “que son preciosos objetivos para la neutralización de los anticuerpos”, dijo el científico.

Lipi Thukral, un importante científico indio especializado en genomas, dijo que otras mutaciones respecto a ómicron 5 están presentes en la superficie externa del nuevo coronavirus. Dos de ellas están estrechamente asociadas a cambios significativos en la estructura proteica de la proteína Spike. Este dato demuestra que Ómicron BA. 2.75 infecta a personas ya vacunadas o que sufrieron la enfermedad y se curaron.