Aigües de Barcelona y la CONFAVC promueven la mejora de la calidad de vida de los barrios a través del programa vecinal A-porta

  • El programa A-porta ha llegado ya a 21 barrios de 12 municipios del área metropolitana de Barcelona, Tarragona y Reus para ofrecer apoyo, recursos e información al vecindario sobre los aspectos que pueden promover la mejora de su calidad de vida.

Felipe Campos, consejero delegado de Aigües de Barcelona; Gemma Badia, alcaldesa de Gavà; Jordi Giró, presidente de la CONFAVC; Gisela Navarro, segunda tenienta de alcalde de Acción Comunitaria y Políticas de Igualdad del Ayuntamiento de Viladecans; y Oriol Bossa, alcalde de Sant Feliu de Llobregat.

Felipe Campos, consejero delegado de Aigües de Barcelona; Gemma Badia, alcaldesa de Gavà; Jordi Giró, presidente de la CONFAVC; Gisela Navarro, segunda tenienta de alcalde de Acción Comunitaria y Políticas de Igualdad del Ayuntamiento de Viladecans; y Oriol Bossa, alcalde de Sant Feliu de Llobregat. / El Periódico

2
Se lee en minutos
El Periódico

El programa A-porta empezó su andadura en 2016 de la mano de la Confederació d'Associacions Veinals de Catalunya (CONFAVC) y Aigües de Barcelona en el barrio de Ciutat Meridiana. Hasta ahora, según los datos de la CONFAVC, el proyecto ha llegado a 22.122 personas de 21 barrios de 12 municipios catalanes y los diferentes equipos de picaportes han visitado 14.423 hogares de toda Cataluña y han hecho 7.375 entrevistas a más de 10.000 personas que les han abierto la puerta. Además, el programa ha contado con la colaboración de 110 picaportes, que son las personas encargadas -normalmente vecinos y vecinas del barrio- en visitar todos los hogares del barrio para detectar las situaciones de vulnerabilidad y soledad no deseada, además de informar de los mecanismos y ayudas que ofrecen las administraciones y otras entidades. Inspirado en el proyecto francés de Voisin Malin, el objetivo de este programa es visibilizar e identificar las vulnerabilidades de los barrios y ofrecer a los vecinos de manera individualizada consejos y recursos para que puedan mejorar su calidad de vida.

Noticias relacionadas

En el acto celebrado esta mañana en Barcelona, Aigües de Barcelona junto con la CONFAVC y representantes de los ayuntamientos de Gavà, Sant Feliu de Llobregat y VIladecans, han hecho un balance de los casi seis años que llevan trabajando y colaborando con el proyecto. El acto ha contado con la asistencia de Jordi Giró, presidente de la CONFAVC; Felipe Campos, consejero delegado de Aigües de Barcelona; Gemma Badia, alcaldesa de Gavà; Oriol Bossa, alcalde de Sant Feliu de Llobregat, y Gisela Navarro, segunda teniente de alcalde de Acción Comunitaria y Políticas de Igualdad del Ayuntamiento de Viladecans. Felipe Campos ha querido valorar de manera muy positiva el trabajo en red que se ha realizado entre los vecinos, ayuntamientos y Aigües de Barcelona y ha remarcado la importancia de trabajar en red para "generar proyectos que mejoran la calidad de vida de las personas, dignifican los barrios y rompen con el aislamiento social”.

La importancia de los picaportes

Una de las claves del éxito del programa son los picaportes, personas formadas en el programa que consiguen llegar a la puerta de casa de los vecinos, escucharlos, detectar sus necesidades y asesorarlos para intentar mejorar su calidad de vida. Los equipos de picaportes, un 90% de mujeres, están formados por aproximadamente 8 vecinas y vecinos del barrio, personas vinculadas a las asociaciones o entidades del territorio y que son un reflejo de su diversidad. Durante las visitas a los hogares, los picaportes informan y acompañan a los vecinos en términos de pobreza energética, acceso a derechos sociales, soledad no deseada de la gente mayor, mujeres e igualdad, aislamiento social no deseado, búsqueda de empleo o convivencia y civismo, entre otros. En el marco del proyecto, las personas picaportes también tienen la oportunidad de mejorar su situación laboral, ya que son formadas, contratadas y coordinadas para hacer el asesoramiento vecinal. Jordi Giró ha subrayado esta mañana que este proyecto es el resultado de "la suma de la cohesión entre vecinos y vecinas, de la sensibilidad de los municipios y de Aigües de Barcelona" y ha querido remarcar la importante labor de los picaportes describiendolos como "el alma del programa".