La educación en Catalunya

La UPC tendrá un nuevo edificio de investigación en el Campus Diagonal-Besòs

  • La Generalitat invierte 24 millones de euros en el equipamiento, que será una realidad a finales de 2025

La UPC tendrá un nuevo edificio de investigación en el Campus Diagonal-Besòs. / MARIA BELMEZ / ACN / VÍDEO: BLANCA BLAY / ACN

4
Se lee en minutos
El Periódico

La Generalitat y la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) han presentado este miércoles el futuro edificio D del Campus Diagonal-Besòs de la institución en Sant Adrià de Besòs (Barcelona), promovido por el Institut Català del Sòl (Incasòl) con una inversión de 24,3 millones de euros, y que tendrá 14.300 metros cuadrados dedicados a la investigación en energía, sostenibilidad e ingeniería biomédica.

El nuevo equipamiento, con capacidad para acoger a 700 personas, será la sede del Institut de Recerca en Energia de Catalunya (IREC), del Institut de Bioenginyeria de Catalunya (IBEC) y de grupos de investigación de la UPC. El IREC, cuyo objetivo es hacer un futuro energéticamente más sostenible desde el desarrollo científico y tecnológico, ocupará el 60% de la superficie. El IBEC, que es un centro de investigación que abarca gran parte de los ámbitos de la bioingeniería y pretende convertirse en socio tecnológico de hospitales, centros de investigación biomédica y universidades de su entorno, ocupará el 20% del espacio del nuevo equipamiento, mientras que el 20% restante lo ocuparán la UPC.

Cantallops Vicente Arquitectes y Coma Arquitectura han ganado del concurso convocado por el Incàsol para la redacción del proyecto y la dirección de las obras de construcción del edificio, que está previsto que empiecen a principios de 2024 y se puedan entregar durante el último trimestre de 2025.

Edificio "altamente sostenible"

El nuevo equipamiento, que estará situado entre la rambla Central del Campus y la calle Eduard Maristany, tendrá planta baja más seis plantas de altura por un lado y planta baja más tres plantas de altura por otro, por lo que será un edificio escalonado. El proyecto ganador plantea un edificio flexible y versátil en los usos y distribución de los espacios, además de "altamente sostenible" ya que incluye en su estrategia energética sistemas pasivos y bioclimáticos.

Al respecto, el rector de la UPC, Daniel Crespo, ha señalado que las universidades "debemos ser líderes en sostenibilidad en el entorno urbano y este nuevo edificio será un ejemplo de la transición hacia un nuevo modelo energético".

En la obra, destaca el patio como elemento vertebrador del edificio, al funcionar como un atrio bioclimático que se convierte en el corazón de la construcción y atraviesa toda la obra cosiéndola desde la planta sótano hasta la planta cubierta. Este elemento arquitectónico se activará de diferentes maneras, según la época del año y los requerimientos climáticos del edificio de las estaciones o momento del día, por lo que al cabo del año proporcionará un ahorro en la demanda energética.

En cuanto a la gestión del agua, el proyecto prevé que la cubierta del edificio lleve incorporada una propuesta de recogida, filtrado y reutilización del agua pluvial para riego del ajardinamiento tanto exterior como interior.

Eje de conocimiento

Los arquitectos Marta Vicente y Lluís Corbella han explicado que el campus quiere ser un "eje de conocimiento" que conecte Barcelona y Sant Adrià, sirva para abrirse al barrio que le rodea y construir ciudad, y han subrayado que el edificio reducirá la huella de carbono en al menos un 30% por un sistema de regulación de la temperatura gracias a su atrio.

En el acto, el vicepresidente y 'conseller' de Polítiques Digitals i Territori, Jordi Puigneró, ha celebrado que el Incasòl invierta en equipamientos de investigación, apostando por "generar materia prima porque aquí habrá personas y conocimiento" y ha avanzado que no será la última actuación en este sentido, porque próximamente habrá otro equipamiento en la Universitat Pompeu Fabra (UPF).

Por su parte, la 'consellera' de Recerca i Universitats, Gemma Geis, ha apuntado que la inversión del Incasòl es un "mecanismo que se debe activar mucho más, debe aplicar esta capacidad transformadora que tiene", y también ha celebrado que el edificio potenciará la imbricación entre universidades y centros de investigación.

Transformación del Besòs

Noticias relacionadas

La alcaldesa de Sant Adrià, Filo Cañete, ha sostenido que el impulso del campus, con la construcción de más edificios, es la "constatación de creer en el potencial transformador que la generación de conocimiento puede suponer en el ámbito del Besòs", ha esperado que siga una palanca transformadora para el territorio que lo rodea y ha apuntado que interaccionará con el futuro proyecto de la zona de las Tres Xemeneies. Por su parte, la segunda teniente de alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, ha dicho que el objetivo del gobierno municipal es que el Besòs "sea un lugar donde poder y querer vivir" y la ha considerado un área estratégica, elogiando que la UPC adopte soluciones pensadas desde la arquitectura a los retos del siglo XXI.

A su vez, el rector de la UPC, Daniel Crespo, ha asegurado que desde el presupuesto de las universidades este tipo de inversiones no se pueden abordar: "Necesitamos la complicidad de las administraciones, de todos los departamentos de la Generalitat, para que las podamos llevar adelante. Nuestro trabajo consiste en presentar proyectos atractivos, para que la Generalitat vea que van en beneficio de la investigación y el territorio", ha señalado.