Tragedia en la montaña

Seis muertos y 10 heridos al desprenderse parte de un glaciar en los Alpes italianos

El montañero Reinhold Messner culpa al cambio climático

  • Los equipos de rescate buscan a otros 15 desaparecidos

Seis personas han muerto en una avalancha en la montaña de Marmolada en Trento

Seis personas han muerto en una avalancha en la montaña de Marmolada en Trento / EFE/EPA/SOCCORSO ALPINO

3
Se lee en minutos
El Periódico / Agencias

Seis personas han muerto y 10 se encuentran heridas, una de ellas de gravedad, tras el desprendimiento de un parte del glaciar de la Marmolada, en los Dolomitas (Alpes italianos), y hay 15 personas desaparecidas, según fuentes del Salvamento Alpino de la región del Véneto (norte del país).

Los equipos de emergencias han evacuado a 18 excursionistas de la zona por riesgo de que se produzcan nuevos desprendimientos mientras siguen los trabajos de búsqueda de posibles nuevas víctimas.

El consejero regional de protección civil del Véneto, Gianpaolo Bottacin, informó de que podría haber diez desaparecidos, cifra aún no confirmada. Se desconoce la nacionalidad de los fallecidos y heridos. El desprendimiento, según las primeras informaciones de Salvamento Alpino, se habría producido cerca de Punta Rocca, en la vía de ascenso más común para llegar a la cumbre, en la que en el momento de la catástrofe había varios senderistas.

Los cuerpos de las víctimas que fueron recuperados del hielo han sido trasladados al palacio de deportes de la localidad cercana de Canazei y se ha activado un equipo de psicólogos para asistir a los familiares.

Demasiada temperatura

Según diversos testigos, el pedazo desprendido de glaciar se partió en dos puntos, lo que se conoce como seracs, y generó un derrumbe de casi 300 metros de ancho de hielo y piedras que arrasó todo lo que había a su paso durante casi dos kilómetros de caída. El derrumbe habría afectado a dos grupos de senderistas que estaban en la zona. "Oímos un ruido fuerte, propio de un derrumbe, luego vimos una especie de avalancha compuesta de nieve y hielo descendiendo a gran velocidad y ahí me di cuenta que algo grave había pasado. Con binoculares se puede ver la rotura desde aquí", explicó a los medios locales uno de los gestores del refugio Castiglioni Marmolada, que presenció el accidente.

En medio de la tragedia ha hecho oír su voz crítica el alpinista legendario italiano Reinhold Messner, primero en alcanzar los 14 ochomiles del planeta. Messner, que ha sido durante cuatro años eurodiputado en el grupo de los verdes, ha señalado al cambio climático como uno de los causantes de la tragedia. En declaraciones a La Repubblica ha señalado la evidencia de que "con el calentamiento global, los glaciares son cada vez más delgados". En la zona del desprendimiento, que conoce bien, discurren bajo el hielo del glaciar ríos de agua descongelada. “Ahí casi no hay hielo, el serac no debe ser muy grande", ha dicho al diario. "Hace demasiado calor. Diez grados -la temperatura registrada ayer, que es un récord- es una cosa increíble. El permafrost se va y se forman verdaderos ríos bajo el hielo, agua que se lo lleva todo” .

Con el aumento de temperatura, cuando el glaciar se fragmenta "se derrumban pedazos como rascacielos -ha relatado Messner-. Los seracs siempre han caído, pero en la década de 1960 el peligro de que esto sucediera era mucho menor. Lamentablemente, las montañas también se ven afectadas por la contaminación de las grandes ciudades”.

Buscando desaparecidos

Verificar que haya otras personas heridas es una tarea complicada, dado que debe efectuarse bajo la amenaza de que puedan precipitarse nuevos montones de hielo sobre los equipos de rescate. En la zona de búsqueda operan cinco helicópteros y varios drones con sistemas para detectar cuerpos bajo avalanchas. Las autoridades regiones han desplegado también perros entrenados en la localización de personas bajo el hielo y la nieve.

Noticias relacionadas

Las personas heridas, una de ellas en estado crítico, han sido trasladadas a los hospitales de Trento, Bolzano, Belluno y Treviso.

El presidente de la región del Trentino, Maurizio Fugatti, junto a otras autoridades, siguen la evolución de la emergencia. Fugatti está llegando a Canazei, donde se ha establecido un punto operativo para gestionar la emergencia.