Estos son los tratamientos más efectivos para tratar el sobrepeso y la obesidad

La cirugía bariátrica es la mejor solución para casos extremos de obesidad

La Unidad de Cirugía de la Obesidad, Tratamiento del Sobrepeso y Nutrición de Clínica Corachan cuenta con un equipo experto y multidisciplinar para el tratamiento de esta enfermedad

El 22% de la población española padece obesidad

El 22% de la población española padece obesidad / Archivo (Epi_rc_es)

8
Se lee en minutos
Pep Canals

La obesidad está reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad crónica y también la ha declarado la “epidemia del siglo XXI”. La incidencia ha ido creciendo de forma sostenida en las últimas décadas y, en la actualidad, en España un 53,6% de la población padece de sobrepeso u obesidad, afectando la segunda al 22%. Pero hay otro dato preocupante: 4 de cada 10 niños y niñas tienen sobrepeso, según un estudio de la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

Como cualquier otro tipo de enfermedad, la obesidad tiene que ser tratada. Y, hoy en día, es posible gracias al desarrollo que han vivido los tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos en las últimas décadas. Un ejemplo es el de Ignasi Coscojuela, que, tras una vida marcada por la obesidad, decidió, en 2017, someterse a una cirugía bariátrica con el Dr. Ramón Vilallonga de la Unidad de Cirugía de la Obesidad y Nutrición.

Su caso era complejo. A sus 47 años pesaba 180 kg y tenía un Índice de Masa Corporal (IMC) extremo por encima de 60 kg/m2. “Desde los 9 años ya me decían que podía desarrollar problemas del corazón, diabetes o que no podría hacer deporte”, asegura Coscojuela. Además, también sufría 500 apneas cada noche, una pausa de la respiración de al menos 10 segundos que se produce mientras una persona duerme y que podrían haber acabado con su vida. Los resultados de la cirugía fueron visibles muy pronto. Un año más tarde corrió la 40ª cursa de El Corte Inglés y, a día de hoy, con 103 kg menos, ha logrado mejorar su calidad de vida en todos los sentidos.

El impacto no solo ha sido físico, también emocional. “Muchos amigos me dicen que ahora me llega la sangre al cerebro (ríe), empiezas a hablar y a actuar mejor, además de hacer muchas más cosas”, asegura Coscojuela. “Seguramente el impacto de la intervención no es solo anatómico y metabólico. Hay un componente emocional muy importante cuando se ven los resultados”, apunta el Dr. Ramón Vilallonga, cirujano de UCON que llevó el caso.

¿Qué tratamientos existen contra la obesidad?

Los tratamientos de la obesidad varían en función del caso y la tipología. Por lo general, los casos de sobrepeso leve (entre 25 y 30 kg/m2) y las obesidades de tipo 1 y 2 (entre 30 y 35Kg/m2) suelen utilizar tratamientos no quirúrgicos. Para estos casos se necesita un cambio de hábitos en los que la dieta, fármacos y el ejercicio físico son la clave. Pero para evitar fracasos y frustraciones es recomendable guiarse por profesionales como los endocrinos, los dietistas o los psicólogos, que pueden pautar el tratamiento de la forma más adecuada a cada caso.

A partir de las obesidades de tipo 3 y 4 (más de 35 kg/m2), y ante la posibilidad de existencia de otras variables como la diabetes o la hipertensión, los expertos ya recomiendan someterse a cirugía bariátrica. “En general, aquellos pacientes con índice de masa corporal por encima de 35 serán candidatos a tratamientos quirúrgicos de preferencia, a diferencia de los no quirúrgicos como el balón intragástrico, que reservaremos para pacientes con menor IMC”, señala el cirujano de Clínica Corachan.

UCON cuenta para ello con un equipo multidisciplinar formado por cirujanos, endoscopistas, endocrinólogos, dietistas y psicólogos altamente especializados, que ofrecen un tratamiento integral contra la obesidad. “El manejo de la obesidad pasa necesariamente por un equipo multidisciplinar. Se trata pues de poder ofrecer la suma de diferentes tratamientos a los pacientes. Lo más importante es conocer lo compleja que es la enfermedad, mediante una completa historia clínica y un estudio de cada caso”, explica el Dr. Vilallonga.

¿Qué es la cirugía bariátrica y cómo funciona?

La cirugía bariátrica es el tratamiento más eficaz contra casos de obesidad mórbida en los que han fracasado las prácticas no quirúrgicas como las dietas o el ejercicio. Estas intervenciones, puesto que hay varias, suelen realizar cambios en el aparato digestivo del paciente para lograr la pérdida de peso. Se trata de un tipo de cirugía poco invasiva que se realiza por laparoscopia, permitiendo una recuperación rápida tras la intervención. Concretamente, son destacables dos:

  • Bypass gástrico por laparoscopia: Esta cirugía consiste en cortar una parte del estómago, aproximadamente un 10%, y se separa de la vía digestiva, creando una nueva vía haciendo un puente con el intestino. Con esto se limita la cantidad de alimentos ingeridos y se restringe su absorción. Es la técnica más indicada para tratar pacientes obesos que sufren de diabetes o pacientes con reflujo gastroesofágico severo y obesidad.

  • Gastrectomía vertical: Conocida también como manga gástrica, con esta técnica se elimina el 85% del estómago, consiguiendo reducir considerablemente su tamaño y aumentando la saciedad del paciente.

Para el doctor Vilallonga el éxito de estas intervenciones se produce cuando se logra una reducción de peso superior al 70%. Aunque en UCON el éxito se mide de forma más global. “A nosotros nos gusta mirar también cómo se han resuelto las enfermedades ligadas a la obesidad como son la diabetes, la hipertensión o los niveles de colesterol altos. Esta visión más global de la mejoría y del éxito de la cirugía es muy importante porque, en definitiva, estamos tratando una enfermedad”, apunta el cirujano de Clínica Corachan.

Revisión bariátrica y complicaciones

Las cirugías, por lo general, suelen funcionar. Pero puede suceder que un paciente pueda volver a ganar peso, padecer alguna molestia o, simplemente, algún dolor. “Puede pasar por ejemplo en casos de reflujo después de gastrectomía vertical, la aparición de colelitiasis (piedras de la vesícula biliar) que requieran de un nuevo procedimiento”, explica el Dr. Vilallonga.

La cirugía de revisión puede acarrear un mayor número de complicaciones potenciales por su dificultad. En UCON, explica el doctor, cuentan con expertos en cirugía de revisión bariátrica con experiencia para volver a intervenir a pacientes de esa tipología.

Los hábitos de vida poco saludables de las últimas décadas han ayudado al crecimiento de la obesidad

/ Cedida

Respecto a las complicaciones de un procedimiento quirúrgico para tratar la obesidad, el experto asegura que, pese a la dificultad, no es elevada. “La cirugía de la obesidad, en manos expertas, tiene una tasa de complicaciones graves inferior al 1,5%. Algunas de ellas son el sangrado o la fuga intestinal. Por este motivo, los pacientes quedan ingresados dos noches y se evalúa su estado antes de darles el alta. También pueden aparecer otras complicaciones menores como algunas náuseas o la infección de alguna herida quirúrgica”, explica el Dr. Vilallonga.

Dietas milagro y nuevos tratamientos

Muchos de los pacientes que llegan a la consulta de UCON han intentado sin éxito reducir su peso mediante la dieta o el ejercicio físico. Pero muchos de ellos también lo han intentado con las conocidas como dieta milagro. Es decir, métodos agresivos con los que se promete una bajada inmediata y rápida de peso, pero sin ningún tipo de base científica y, en muchos casos, sin ningún tipo de control. Los expertos advierten que pueden acabar generando déficits de vitaminas y minerales, además de elevar el riesgo de una desnutrición proteica.

“Muchas de estas dietas están basadas en modificaciones dietéticas absolutamente desequilibradas, como las que consisten en la ingesta de un único alimento al día. Son claramente perjudiciales para la salud, además de no estar respaldadas por ningún tipo de estudio clínico. Son dietas que lógicamente inducen a un déficit energético y, como resultado una pérdida de peso poco saludable”, asegura la doctora Alícia Molina, nutricionista de UCON.

La Unidad de Cirugía de la Obesidad y Nutrición (UCON) cuenta con un equipo multidisciplinar para el tratamiento integral de la obesidad

/ Cedida / Clínica Corachan

Hace pocos días, un estudio de “The New England Jounal of Medicine” desvelaba que la Tirzepatida, un medicamento inyectable para tratar la diabetes de tipo 2, también era eficaz para combatir el sobrepreso. “Los estudios preliminares apuntan buenos resultados en pérdidas de peso globales para los pacientes. Lógicamente son estudios preliminares y requieren de más información y mayor seguridad para los pacientes a medio y largo plazo”, explica el cirujano de UCON.

El experto considera una buena noticia que existan más herramientas farmacológicas y destaca el uso de otras moléculas desde hace más de 5 años para tratar casos leves y graves de obesidad. “Sea como sea, estos medicamentos podrán ser utilizados de manera combinada con los tratamientos aceptados en la actualidad y de probada eficacia”, celebra el doctor.

UCON: Una unidad especializada

La Unidad de Cirugía de la Obesidad y Nutrición (UCON) de Clínica Corachan ofrece un servicio integral en el tratamiento de la obesidad en todas sus fases. Todo ello lo consigue gracias a un equipo multidisciplinar y especializado que cuenta con endocrinólogos, endoscopistas, dietistas y psicólogos que ofrecen una atención completa a sus pacientes.

UCON tiene una alta especialización en el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso. Entre los procedimientos que llevan a cabo destacan el bypass gástrico por laparoscopia o la gastrectomía vertical. También cuentan con experiencia en revisión bariátrica para reevaluar situaciones que requieran una nueva intervención.

¿Padeces de obesidad o sobrepeso y quieres cambiar tu vida? Solicita información al equipo de UCON.