«Que la ciudad de Málaga sea sede del Seatrade Cruise Med no es una casualidad»

«El turismo de cruceros debe compaginar un modelo vacacional con la sostenibilidad y el respeto por los destinos sin dejar de ofrecer calidad a sus pasajeros». «La industria está inmersa en un cambio que genera el consumidor»

«Que la ciudad de Málaga sea sede del Seatrade Cruise Med no es una casualidad»

Epi_rc_es

5
Se lee en minutos

Grupo Verlio lleva dos siglos navegando en la industria marítima. Su consejero ejecutivo reivindica el legado de la experiencia de su Grupo en el sector y alaba el importante papel que Málaga está acaparando en el turismo de cruceros.

Cuando se visita la web de Verlio lo primero que vemos es la palabra ‘shipping’. ¿Nos puede explicar en qué consiste? La explicación es simple aunque la profesión sea compleja. Los consignatarios de buques somos agentes que actuamos en nombre y representación del propietario o el armador de un buque en los puertos, en todas las facetas de sus necesidades, tanto de trámites burocráticos con las distintas administraciones, coordinación con los stakeholders del puerto, como para atender a los tripulantes y/o requerimientos de la propia central de la naviera. ¿Cuál es la actividad principal de Grupo Verlio? Grupo Verlio es el resultado de un legado familiar que se ha ido transformando y adaptando a las realidades de cada época desde hace más de 200 años, cuyos intereses siempre han estado vinculados a la industria marítima. En este momento, nuestro Grupo tiene varias ramificaciones. Por un lado somos agente consignatario de buques (Verlio Shipping) que catalogamos como el ‘brazo armado’ o la ‘extensión’ del armador en nuestros puertos. Por otro lado, lo mismo pensamos de nuestra división de transporte especializado entre Península y Baleares (Verlio Logística), que no se refiere a un mero transportista, sino que somos parte de la cadena de valor de nuestros clientes, somos su imagen, sus ojos y su brazo armado. Así pues, con el tiempo, se ha ido creando una estructura de empresas participadas, cada una de ellas muy especializadas en diferentes ámbitos de la industria marítima: contamos con una división especializada en residuos (Marpol), fruto de nuestra propia inquietud con respecto a la conservación marina, otra especializada en el Handling de maletas en terminales de cruceros, contamos con una empresa especializada en servicios de guante blanco para la industria del superyate, otra vinculada a la estiba, e incluso una empresa especializada en la construcción de maquinaria vinculada a puertos. Somos una gran familia de casi 300 personas que hacen posible que todo este engranaje fluya correctamente.¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta el Grupo Verlio en 2022En 2022 ha habido una especie de explosión o efecto rebote, donde las necesidades de los clientes han crecido de manera exponencial. Fruto de la demanda, hemos tenido que adaptar la compañía a volúmenes nunca antes vistos, no solamente en cuanto a número de buques, sino en cuanto a las necesidades de los mismos. El reto principal será ir poniendo mucha atención y cuidado en que este efecto rebote no genere una burbuja en el sector. En términos sectoriales, uno de los principales retos donde nuestro Grupo no está exento, será esta adaptación sin perder los valores y las bases de nuestra profesión: calidad y servicio. La era de la digitalización, las concentraciones de oferta y demanda, la imparable aceleración y despersonalización de la sociedad, a veces hace que las personas y empresas se olviden de los principios y valores que nos han traído hasta aquí… ojalá que eso no pase.¿Cuál es la relación de su empresa con el puerto de Málaga? Para Grupo Verlio, Málaga siempre ha sido un enclave estratégico. Siempre hemos estado ligados al puerto por varias vías. Atendemos buques de todo tipo. Este año hemos tenido buques porta-barcos para regatas, armadas, cruceros… Además, nuestra división especializada en mega/ giga-yates, Evolution Yachts, ha ido teniendo de manera regular, una gran presencia en la zona, por eso decía que el Grupo en su conjunto, de manera histórica ha tenido mucha relación y, debido a las novedosas y mejoradas infraestructuras del puerto, no dudamos que nuestra presencia se verá mucho más intensificada.¿Cómo valora la presencia de Málaga y de su puerto en el contexto general del turismo de cruceros hoy en día?Es una pieza clave, no sólo para la región, sino para el conjunto del Mediterráneo… me explico, el mundo del crucero se basa en un sistema coopetitivo, lo que quiere decir que es competitivo y a la vez colaborativo. El hecho de que Málaga coja un protagonismo especial en la industria del crucero afecta positivamente al itinerario en su conjunto, es decir, afecta a todos los puertos de nuestro país, del norte de África, etc., y me atrevo a decir que incluso al Mediterráneo Oriental. Es fácil, Málaga tiene gran atractivo histórico, cultural, gastronómico, tiene buenas comunicaciones pero, a la vez, tiene puertos anteriores y posteriores que también son muy interesantes, eso hace que en el conjunto, sea un itinerario realmente atractivo. Yo personalmente he vivido intensamente el esfuerzo que, tanto desde la ciudad y demás instituciones, como por parte de la Autoridad Portuaria, se ha ido haciendo a nivel comercial en los últimos muchos años. El gran acontecimiento por todos esperado será, por fin, el Seatrade Cruise Med, donde sin duda Grupo Verlio estará representado. Sin duda, el hecho de que Seatrade se celebre en Málaga no es casualidad, es que Málaga es pieza fundamental en la industria crucerística.¿Qué opina de la transformación que desde ya hace unos años está emprendiendo el puerto de Málaga?Pues en términos generales, creo que ha sido un gran acierto, pues combina destino, sostenibilidad, medioambiente y ha creado un producto, como decirlo, muy ‘malagueño’, muy particular, muy de aquí. La marina se ha construido con EConcrete, que no solo es sostenible sino que genera un ecosistema marino que regenera el agua del puerto y eso es irrefutable. Eso denota la preocupación de no sólo evolucionar, sino de hacerlo bien.¿Hacia dónde debe encaminarse el turismo de cruceros a medio y corto plazo? La industria en su conjunto está inmersa en un cambio importante. El cambio normalmente lo genera el propio consumidor, con sus exigencias y voluntades. Vamos viendo que se está segmentando cada vez más. Por tipología de pasajero, por oferta a bordo, por tipo de buque, por país, incluso cada vez más hay cruceros temáticos, etc. Por otro lado, el público objetivo es enorme, pues en términos macro, tan solo un pequeño porcentaje de la población ha sido usuario de crucero en algún momento (teniendo en cuenta que el cliente crucerístico es muy fiel a esta tipología vacacional). Todos los indicadores apuntan a que el repunte de la demanda no sólo llegará a niveles pre-pandemia sino que lo superará con creces. A mi modo de ver, el turismo de cruceros debe compaginar un modelo vacacional con sostenibilidad, respeto por los destinos sin dejar de ofrecer servicios de calidad a sus pasajeros, como ha sido siempre.