El solsticio de verano

El Sant Joan postpandémico se espera más seguro y sin incendios

La novedad que presenta esta verbena 2022 está en la prohibición total de 'fanalets'

El Sant Joan postpandémico se espera más seguro y sin incendios

DANNY CAMINAL

1
Se lee en minutos
Núria Morchón Martínez

El regreso a la normalidad de la tradicional fiesta de Sant Joan, ya sin restricciones por covid y coincidiendo con el fin de semana, se presenta en Barcelona con una previsión de mayor seguridad, controles y prohibiciones de las prácticas festivas que se llevarán a cabo este año. 

La celebración, con una riqueza simbólica arraigada a las comidas familiares, las canciones y otros rituales que dan comienzo al solsticio de verano, contará esta vez con un dispositivo de seguridad y tráfico intensificado, además de novedosas precauciones que se deberán tener en cuenta. 

Verbena sin incendios

El 'conseller' de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena, ha señalado que el lanzamiento de petardos y cohetes a menos de 500 metros de zonas boscosas estará prohibido y que, a pesar de que esté permitido lanzarlos a más de 500 metros, los ayuntamientos de cada localidad tendrán la potestad para tomar esa decisión.

Las alcaldías, además, podrán establecer espacios municipales para limitar el uso de pirotecnia, total o parcial, en función de la zona y el nivel de peligro de incendio forestal.

Las hogueras y 'correfocs', tal y como ha señalado el 'conseller', estarán prohibidos a menos de 500 metros de las mismas zonas y si se quiere hacer a más de 500 metros, se deberá pedir autorización en función de su municipio. 

Farolillos prohibidos

Noticias relacionadas

En cuanto a los farolillos voladores, tradicionalmente denominados ‘fanalets’, la novedad de este año es que estarán totalmente prohibidos. Según Elena, la intención es “garantizar una verbena segura y reducir el riesgo de incendio forestal”, especialmente después de los importantes incendios que se han producido en Catalunya a lo largo de la última semana.

Para poder solventar cualquier incidencia o emergencia, el cuerpo de Bombers de la Generalitat actuará con 160 efectivos más, además de la contratación por parte del Govern de 32 auxiliares forestales, 300 efectivos más de Agents Rurals y de un 200% a 228% más de trabajadores del 112.