Cómo calcular la nota de selectividad

La calificación media de bachillerato y las notas de cada fase de las PAU configuran el resultado final con el que optar a una plaza universitaria

Universitarios en una aula.

Universitarios en una aula. / Unsplash (Unsplash)

2
Se lee en minutos
El Periódico

Con los exámenes de selectividad a la vuelta de la esquina, muchos estudiantes se preguntan cómo se obtiene la nota final con la que acceder al grado universitario deseado, siempre que se supere la nota de corte estipulada. En este cálculo se tienen en cuenta la calificación media de bachillerato, además de las obtenidas en la fase general y la específica de las PAU. No obstante, no todas ellas tienen el mismo peso sobre el resultado final.

Nota de acceso

Según establece la Generalitat en el Canal Universitats, la nota de acceso es aquella que considera la media de bachillerato y la calificación de la fase general de la selectividad. Para obtener esta cifra, se asigna un 60 % a la nota media de bachillerato, mientras que el 40 % restante queda a cargo de la media conseguida en las asignaturas obligatorias de las PAU. En este caso, aún no se incluyen las ponderaciones de la fase específica.

Por tanto, la nota de acceso resultará de la suma de dos multiplicaciones: la calificación media de bachillerato (CMB) por 0,6 más la calificación de la fase general (CFS) por 0,4. Cabe destacar que la nota de la fase obligatoria, entre el cinco y el diez, tiene validez indefinida.

Nota de admisión

A diferencia de la nota de acceso, la nota de admisión sí que se calcula con las ponderaciones aplicadas a cada asignatura optativa, un valor que variará según el grado universitario al que se desee acceder. La fase específica cuenta con hasta tres ejercicios voluntarios, cuyos resultados solo sumarán nota a partir del aprobado, es decir, con una nota igual o superior a cinco.

Noticias relacionadas

Existen dos tipos de ponderaciones, de 0,1 o 0,2, que multiplicadas a la calificación de la prueba específica de cada materia (M1 y M2) permitirán obtener hasta cuatro puntos. Así pues, se podrán usar las calificaciones de hasta dos de los ejercicios para aumentar la nota de admisión. A las notas de la fase específica con la ponderación (a y b) aplicada, se sumará la nota de acceso, dando lugar a la nota de admisión, de hasta 14 puntos.

Con la nota de admisión ya calculada, los futuros estudiantes universitarios deberán revisar cuál es la nota de corte de la carrera a la cual desean acceder para comprobar si la nota de admisión supera dicho valor. En caso de que así sea, tendrán una plaza asegurada para continuar sus estudios en la universidad.