Planes

Qué ver en la Anoia: 4 motivos para visitarla este verano

Pueblos con encanto, castillos, naturaleza y gastronomía se fusionan en esta comarca de Catalunya

Prats del Rei es uno de los municipios con encanto de la Anoia

Prats del Rei es uno de los municipios con encanto de la Anoia / Cedida / Anoia Turisme

6
Se lee en minutos
Pep Canals

La llegada del calor y del buen tiempo es sinónimo de planes. El verano ya está aquí y no hay mejor época del año para planificar escapadas, excursiones y, sobre todo, organizar las tan anheladas vacaciones. Catalunya cuenta con muchos rincones con magia y la Anoia es uno en los que merece la pena perderse para disfrutar de todos los atractivos con los que cuenta.

Sus paisajes naturales y rurales, sus pueblos, su gastronomía y su patrimonio cultural e histórico son tan solo algunos de los alicientes que ofrece esta comarca de la Provincia de Barcelona.

¿Estás buscando una escapada diferente?, ¿te gustan la naturaleza, el mundo rural y contemplar viejas joyas de la Edad Media? Sin lugar a dudas es tu lugar. En este artículo te damos 4 motivos para visitar la Anoia este verano.

Pueblos con mucho encanto

Los pueblos es una de las mejores formas de conocer un territorio y los de esta comarca de Catalunya tienen mucha personalidad. La Llacuna, por ejemplo, es uno de ellos. Rodeada de bosques de pinos, encinas y robles, además de viñas, este municipio es un lugar idílico en el que dar una buena caminata. Merece la pena pasear por su plaza porticada o la del Fortmicó, además de contemplar los múltiples vestigios medievales que aún quedan dentro del núcleo urbano. Pero también merece la pena recorrer sus alrededores y conocer el Castillo de Vilademàger o pararse a respirar aire fresco en la Font Cuitora, un espacio muy singular.

Legendaria e histórica, Sant Martí de Tous enamora a sus visitantes con sus calles medievales y el imponente castillo de la Roqueta, fechado desde el siglo X. Las historias y leyendas del pueblo le han convertido desde el año 2010 en la sede del 'Festival de Llegendes de Catalunya', un evento que se celebra el primer fin de semana de julio y en el que se descubren las historias de Sant Martí de Tous y de otros puntos de Catalunya. Destacable de este evento es 'l'Apagada del Misteri', un momento en que las luces del municipio se apagan y se ilumina su impresionante casco antiguo con la luz de más de 6000 velas. Su entorno también es mágico y merece la pena realizar una excursión hasta el salto de agua de la Fou.

Salto de agua de la Fou, uno de los rincones más mágicos de Sant Martí de Tous

/ Cedida / Anoia Turisme

Pujalt es otro municipio con muchas joyas medievales. Formado por cinco núcleos de población, todos conservan portales de muralla, pasos cubiertos, edificios románicos y góticos, además de restos de sus fortificaciones. También merecen una parada la Iglesia de Sant Andreu, los restos del Campamento de Instrucción del Ejército Popular de 1938, el crucero gótico en Conill o disfrutar en el área de ocio de la fuente de Conill.

La cuarta parada de una ruta por la Anoia es Copons. También de origen medieval, este municipio creció durante el siglo XVIII por su vinculación con la incipiente industria textil y fue un lugar de paso importante del camino real entre Calaf e Igualada. Una muestra de aquella época son las casas de aire noble como Cal Segura o Cal Poldo, donde se instaló el primer telar mecánico de Catalunya. También merece la pena pasear por sus alrededores y descubrir los molinos que se sitúan en las orillas del río Anoia, el gorg del Nafre, contemplar la majestuosidad del Pi del Quildo o disfrutar de sus pozas.

La zona con más castillos de Catalunya

La Anoia jugó un papel importante entre los siglos X y XI como tierra fronteriza entra los dominios cristianos y musulmanes de la Península. La muestra de ello son sus 25 castillos, que son uno de los patrimonios medievales más importantes de Catalunya. Descubrirlos es sencillo gracias a la aplicación “Anoia, Terra de Castells”, que puso en marcha el Consejo Comarcal y que ofrece tres rutas diferentes, además de información, para conocer cada una de las fortificaciones.

Un ejemplo es el conjunto románico del Castillo de Montbuí. Situado en la elevación de La Tossa, el complejo está formado por una iglesia y una fortificación que cuentan con unas vistas panorámicas  espectaculares de la Conca d’Òdena.

La Tossa de Montbuí es una de los principales castillos de la Anoia

/ Cedida / Anoia Turisme

Otra fortaleza que merece una parada es el Castillo de la Torre de Claramunt que, por cierto, aún sigue estando habitado. Fue construido a finales del siglo XI y cuenta con una estructura hexagonal, estructurada en tres patios, que fue creciendo hasta el siglo XVI, de ahí que sus fachadas de estilo renacentista sean hoy más visibles. El complejo también cuenta con la iglesia de San Juan Bautista de estilo románico.

Otra construcción importante es la Torre de la Manresana en Prats del Rei. Construida a finales del siglo XI o inicios del XII, este edificio de planta circular es una de las fortalezas más singulares de Catalunya y cuenta con unas vistas increíbles al altiplano de Calaf. Jugó un papel destacado en la batalla de Prats de Rei (1711), durante la Guerra de Sucesión, porque desde ahí se gestó una de las victorias austracistas.

El mejor lugar para practicar senderismo y ciclismo

El entorno natural de la Anoia la convierte en un espacio único para practicar el senderismo y disfrutar del ciclismo de montaña (BTT). Desde Can Massana en el municipio del Bruc se puede recorrer una de las partes menos conocidas de la montaña de Montserrat. Una de las excursiones más recomendadas es a la Roca Foradada, uno de los espacios más populares de la archiconocida montaña, o la ruta hasta el Pas del Príncep.

Ruta por Montserrat hacia el Pas del Príncep

/ Cedida / Anoia Turisme

Otra ruta de la que se puede disfrutar practicando senderismo y BTT es la Ruta de la Batalla de Prats de Rei. Con una distancia de 17,3 km y un desnivel de 275 m, esta ruta pasa por los principales escenarios de la batalla como la Torre Manresana, Solanelles o Ca l’Estrada. Del mismo estilo, también es destacable el camino de las Batallas del Bruc. La ruta parte de la masia de Can Pascual y acaba en el pas de Can Maçana.

La ruta “Els Camins del Paper” de Capellades es otro paseo recomendable que, con cinco itinerarios, recorre los molinos papeleros que se encuentran alrededor de la cuenca fluvial del rio Anoia.

Si lo que se busca es pasar un día maravilloso en familia junto a los más pequeños de la casa. La Anoia cuenta con 12 rutas pensadas para niños. Las Cuevas de Castellolí y la fuente del Ferro, la Poza del Nafre de Copons, el Mirador de Montserrat, el Molí de la Roda o el Parque fluvial del rio Anoia son algunas de las que se pueden disfrutar con ellos.

Gastronomía y enoturismo

La gastronomía y el enoturismo son otro de los puntos fuertes de la Anoia. La butifarra de Calaf, los carquiñolis, l’arròs paperer, el cigronet de l'Anoia, las viñalas (caracol), los quesos, los panes con cereales antiguos, sus embutidos o el cava… Son solo algunos de los ejemplos más tradicionales que tienen su origen en la comarca. Y, en un recorrido por ella, es necesario deleitarse con algunas de estas exquisiteces.

Una familia disfruta de la gastronomía en el alojamiento de Can Morei

/ Cedida / Anoia Turisme

Los municipios del Bruc y Sant Martí de Tous, por ejemplo, ofrecen lotes de productos de proximidad elaborados o cultivados en el pueblo. Bodegas como Pla de Morei, las Cavas Bohigas, la Finca Can Feixes, las cavas Pagès Entrena o el Mas dels Clavers son algunos de los espacios donde probar el vino y el cava de la comarca.

Si tienes ganas de conocer en profundidad la Anoia, puedes visitar la página web de Anoia Turisme.

Temas

Verano Turismo