Las PAU 2022 en Catalunya

El adverbio de foco y la Física dan la nota en la primera jornada de selectividad

  • Los estudiantes han encontrado el examen de Castellano más fácil de lo esperado y el de Física, imposible

  • Universitats estima que, como otros años, un 95% habrá elegido el catalán como lengua para hacer las PAU

Una chica durante las pruebas de selectividad, en una facultad de la UB en Barcelona.

Una chica durante las pruebas de selectividad, en una facultad de la UB en Barcelona. / RICARD CUGAT

5
Se lee en minutos
Montse Baraza
Montse Baraza

Periodista

ver +

Las lenguas han marcado el primer día de la selectividad en Catalunya, en el aula y fuera de ella. Y también el examen de Física. Este martes, los más de 40.000 estudiantes matriculados en las pruebas de acceso a la universidad (PAU) se examinaban, dentro de la fase general obligatoria, de Lengua y Literatura Castellana y de Lengua Extranjera. Antes de entrar en las aulas, los alumnos han tenido que rellenar un formulario autocopiativo anónimo en el que debían indicar en qué idioma querían que les entregaran los exámenes, catalán, castellano o aranés. El Departament de Recerca i Universitats cumplía así la orden del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que invalidó la fórmula utilizada en la edición de 2021 en que se pedía a los alumnos que dijeran a mano alzada quién quería el examen en castellano.

Los estudiantes han pasado el trámite del formulario con normalidad. En el campus nord de la UPC, la totalidad de los consultados por EL PERIÓDICO, entre los que había algunos que se definían como castellanohablantes, habían marcado la opción 'todo en catalán'. Daban una explicación simple: es la lengua en la que han estudiado las asignaturas. Aunque las cifras de cuántos alumnos han elegido cada lengua no se sabrán hasta el final de la selectividad, la secretaria general del Consell Interuniversitari de Catalunya, Cristina Gelpi, auguraba que será un reflejo de lo que ha ocurrido en los últimos 30 años de las PAU: un 95% de alumnos utilizan el catalán para hacer los exámenes, a pesar de que, si quieren, pueden responder en castellano.

El formulario no ha satisfecho a las entidades por el bilingüismo, que consideran que el formulario "es insuficiente" y exigen a Universitats que los enunciados de los exámenes sean bilingües y que los alumnos "no tengan que señalar su opción".

Esa polémica no ha entrado en las aulas. La normalidad ha marcado la jornada, sin apenas incidencias en los 207 tribunales repartidos por toda Catalunya. Los alumnos acudían precavidos al examen de Lengua y Literatura Castellana pero han salido más que satisfechos. "Era muy fácil. En una hora habíamos acabado. Nos preguntábamos dónde estaba la trampa", contaban Marta, Marc, Inés, Álex y Pablo, un grupo de estudiantes del instituto Montpedrós de Santa Coloma de Cervelló.

Los alumnos podían elegir entre la opción A, con un texto de 'María bonita', de Ignacio Martínez de Pisón, preguntas sobre 'La Fundación', de Antonio Buero Vallejo, y una redacción descriptiva de un establecimiento, o la opción B, con el texto 'Las palabras como prismas' de Ignacio Bosque, preguntas sobre 'Nada', de Carmen Laforet, y una redacción argumentativa sobre si es necesario legislar sobre el humor.

Lo que ha llevado de cráneo a muchos jóvenes ha sido el adverbio de foco. En el examen se les pedía escribir una frase que incluyera esta palabra, además de un adverbio demostrativo, un verbo modal y un complemento agente. Según la RAE, el adverbio de foco "pone énfasis en lo que sigue". Pueden ser adverbios de foco, en función de la frase, solo, también, incluso o precisamente. La respuesta que apunta Universitats en la corrección es 'solo'. La frase completa propuesta es 'Pudo ser derrotado por Ana solo allí'. En este caso, solo enfatiza el lugar (allí).

Las figuras retóricas --anadiplosis y epanadiplosis, entre ellas-- y la parte gramatical han sido las que más dudas han provocado. Algún alumno aventajado quiso ver incluso un guiño al examen de 2021, en el que se pidió identificar un oxímoron, en el enunciado 'Responder «oxímoron» de nuevo sería un error (fragante / flagrante)'.

Paula, del Santa Teresa Lycée, se había preparado 'Nada' a fondo pero eligió 'La Fundación' al ver las preguntas: "Las de 'Nada' eran complicadas, más rebuscadas. Las de 'La Fundación estaban chupadas, eran muy superficiales', contaba a la salida. Para ella y sus compañeros identificar y justificar el 'laísmo' en la parte lingüística fue lo más complicado. Aaron y Pol, de La Mayola de Esplugues, salían satisfechos. "Lo esperábamos peor. Ha salido todo lo que habíamos trabajado en clase".

Noticias relacionadas

En cuanto al examen de Lengua Extranjera, el inglés ha sido la escogida por el 98,57% de los estudiantes, muy por delante del francés (1,03%), el alemán (0,27%) y el italiano. En la prueba de inglés, había un 'listening' sobre el arquitecto Frank Lloyd Wright y una comprensión lectora ('reading') sobre caballos salvajes. En el apartado de redacción ('writing'), los alumnos podían elegir entre tres opciones: describir para una revista de viajes una tradición local catalana, relatar su experiencia en un parque natural o argumentar si los gobiernos deberían hacerf más para proteger la fauna.

Física para la Nasa

Por la tarde ha sido el turno de las asignaturas de Análisis Musical, Cultura Audiovisual, Electrotecnia, Física y Geografía. El examen de Física ha sorprendido a muchos estudiantes por su dificultad, según han expuesto en las redes sociales. Algunos lo resumían que era "para entrar en la Nasa".