Testigos del choque de trenes en Tarragona

Un pasajero del tren accidentado en Vila-seca: "De repente hemos notado un fuerte golpe"

Pasajeros del tren accidentado en Vila-Seca salen de la zona de la estación.

Pasajeros del tren accidentado en Vila-Seca salen de la zona de la estación. / ACN / Mar Rovira / Ariadna Escoda

2
Se lee en minutos
El Periódico

Los pasajeros del tren accidentado en Vila-seca (Tarragonès) este domingo han relatado que estaban tranquilos pocos minutos antes de la colisión con una locomotora de mercancías. En el convoy viajaban unas 75 personas, de las cuales una treintena han resultado heridas de diversa consideración. "Ha sido un golpe fuerte, se han apagado las luces, ha sonado la alarma y se han roto los vidrios y todo el mundo estaba gritando", ha explicado Lluís Alemany, un viajero del tren siniestrado. Los Mossos d'Esquadra están investigando las causas del choque que todavía se desconocen. Unas 30 personas se han trasladado con autobuses ninguno sus domicilios. El plan Ferrocat se ha desactivado a las 1.30 horas.

El tren accidentado, con 75 viajeros, cubría la ruta Barcelona – Tortosa. A las 21:54 horas Renfe ha informado de un choque frontal entre una locomotora de la empresa Captrain y un tren regional, cuando este salía de Vila-seca (sentido sur). Los Mossos d'Esquadra investigan las causas del siniestro. En el accidente, han trabajado unos 80 efectivos, entre los cuales 12 dotaciones de bomberos. Entre ellas, la unidad del Grupo de Actuaciones Especiales (GRAE) con el médico del Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM).

"Duro e impactante"

Alemany, un joven vecino de Palafrugell, ha explicado que iban en el tren cuando han escuchado de repente un pitido y, a continuación, han chocado con la locomotora. "Un amigo mío es uno de los heridos, de 19 años, y se lo han llevado con la ambulancia. Ha sido un poco duro e impactante; no nos lo imaginábamos, cada semana cogemos el tren, ahora da algo más de respeto cogerlo", ha afirmado el pasajero.

En Rachid, otro viajero, ha explicado que cuando el tren ha llegado a la estación de Vila-seca ha tenido un problema con los frenos. "Nos hemos asustado mucho con el choque, gracias a Dios no ha pasado nada", ha dicho. Y ha señalado que si el tren hubiera circulado a más velocidad, el accidente habría sido mucho peor. Él ha sido uno de los usuarios que se han trasladado con los dos autobuses que la operadora ha puesto como servicio alternativo.

Traslados hospitalarios

La mayoría de los heridos -29- han sido atendidos por el SEM en el mismo apeadero de Vila-seca. Con todo, tres pasajeros se han trasladado al Hospital Joan XXIII de Tarragona, tres más en el centro hospitalario de Santa Tecla y cuatro a varios CUAPS del territorio, según ha detallado la delegada del Govern a Tarragona, Teresa Pallarès.

Noticias relacionadas

La delegada también ha remarcado las dificultades para encontrar transporte alternativo para los pasajeros que no tenían vehículo propio para volver a casa. "La situación está bajo control, todos los viajeros se están trasladando a sus destinos y los que tienen alguna lesión se están revisando en los hospitales", ha asegurado el alcalde de Vila-seca, Pere Segura.

Según Renfe, la circulación ferroviaria en el tramo Tarragona – Vila-seca / Cambrils – Reus ha quedado afectada por el accidente. Para garantizar la movilidad de los viajeros de las líneas afectadas, R15 y R16, se ha establecido un servicio alternativo por carretera desde Tarragona hasta Móra y Tortosa, respectivamente.