Dia del Medio Ambiente

Así reducen los supermercados ecológicos Veritas su huella de carbono en un 50%

La marca, nacida en Barcelona, está a un paso de conseguir el objetivo que la Unión Europea marca para 2030: reducir un 55% las emisiones de gases de efecto invernadero

Los supermercados ecológicos Veritas ofrecen los productos más saludables y sostenibles

Los supermercados ecológicos Veritas ofrecen los productos más saludables y sostenibles / Cedida

4
Se lee en minutos
Pep Canals

Veritas, la primera cadena de supermercados ecológicos de Europa con certificación B Corp, por su compromiso con la sociedad y el planeta, tiene una visión transformadora del mundo y, desde el primer día, trabaja para mejorar la salud de las personas y el planeta, acercando la mejor alimentación a sus clientes. 

20 años después de su fundación en Barcelona, la compañía ya cuenta con 80 tiendas, incluyendo la tienda online, con las que da servicio a más de 200.000 familias, a través de dos marcas: Veritas en Catalunya, el País Vasco, Navarra, las Islas Baleares, Madrid y Andorra; y, con Ecorganic & Veritas en la Comunidad Valenciana. Además, desde su filial Anna Ecológica, el grupo distribuye también a colegios, hospitales, empresas, hoteles y a restaurantes de toda la Península.

Con más de 5.000 productos, el Grupo Veritas es pionero en la introducción de productos con certificado ecológico. Elabora el pan y la bollería que vende en sus tiendas y favorece el producto de proximidad, de temporada y de cultivo ecológico, además de estar comprometido con la salud, el sabor, el medio ambiente y el consumo responsable.

Comprometida con la lucha contra la crisis climática y siguiendo sus principales propósitos, en 2021 Veritas ha conseguido reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a 2015. Este es el mayor logro de la marca de supermercados ecológicos hasta el momento. Los objetivos europeos reclaman que las empresas reduzcan para 2030 su huella un 55% respecto al año 1990 y Veritas lo está a punto de conseguir.

¿Qué es la huella de Carbono? 

La huella de carbono es el rastro que dejamos en el planeta. Este indicador ambiental calcula la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) emitidas en la atmósfera, que se suele expresar en toneladas de CO₂. Estos gases los generamos las personas y las empresas al fabricar un producto, consumir energía o al hacer nuestras actividades diarias. En los últimos años, la huella de carbono ha aumentado precipitadamente, lo que influye en el calentamiento global y en el cambio climático; por eso, para salvar el planeta, debemos reducirla cuanto antes. 

La huella de carbono es el impacto que generamos sobre el planeta

/ Cedida

En 2021, la huella total de Veritas fue de 1.487 toneladas de CO2-eq, valor que supone una reducción del 50% respecto a 2015 y una disminución del 7% respecto a 2020. Estos resultados han sido posibles gracias al trabajo que la marca de supermercados ecológicos de Barcelona ha hecho para mejorar su eficiencia energética, obtener energías renovables, recuperar y almacenar los gases refrigerantes para los sistemas de climatización, coordinar una gestión diferenciada de los residuos y mejorar los sistemas de logística y distribución de mercancía, entre otros.  

Veritas trabaja para conseguir una huella de carbono neutra en 2022

Respondiendo a la crisis climática, muchas empresas B Corp se han comprometido a tomar medidas corporativas audaces y urgentes para reducir y limitar sus emisiones y lograr la neutralidad de su huella carbono en 2030. En este sentido, Veritas, miembro activo de la comunidad B Corp, se ha planteado neutralizar la suya en 2022 y ha desarrollado acciones de mitigación junto con Circular Carbon, compañía experta en aplicar estrategias de circularidad, para conseguir la neutralidad climática.

Para conseguir una economía baja en carbono, Veritas se convirtió en 2016 en una marca de supermercados ecológicos en la que el 100% de su energía provenía de fuentes renovables. En 2017, la marca inició un proceso de relevación, reemplazo y ‘retrofitting’ de los gases refrigerantes. De esta forma, almacena los gases refrigerantes de efecto invernadero de mayor potencial, como por ejemplo el R-404, y los reemplaza por gases menos contaminantes. Con esta medida, Veritas redujo un 50% las emisiones que estos gases generaban. Actualmente, la marca de supermercados ecológicos continúa con este proceso de captura, almacenamiento y ‘retrofitting’ y, cada vez son más las tiendas Veritas que emiten gases de efecto invernadero de bajo potencial.

Desde 2016 el 100% de la energía consumida por Veritas procede de fuentes renovables

/ Cedida

Por otro lado, la logística y distribución de mercancías es una de las principales fuentes de emisión de la huella de carbono de Veritas. Por este motivo, la organización trabaja para tener una mayor eficiencia en las cargas y optimizar las rutas. Veritas apuesta por reemplazar las flotas antiguas por vehículos de mayor eficiencia con la finalidad de reducir el indicador de kilogramo de CO2-eq por kilómetro recorrido. Su objetivo principal es el de reducir las emisiones por kilómetro y la reducción de kilómetros transportados.

Pan artesano y ecológico más sostenible 

Además, Veritas redujo en 2019 un 15% la huella de carbono de su barra artesana. De este modo, el obrador de pan artesanal y ecológico de la cadena cuenta con la barra artesana más sostenible del mercado. Según un estudio realizado por Inèdit y verificado por OCA Global, su huella de carbono es la más baja del mercado certificado.

Estas son muchas de las acciones, enmarcadas en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 13 (Acción por el clima), que Veritas ha hecho y tiene en marcha para reducir el impacto de gases invernadero en la atmósfera. Con ellas, la empresa cumple el Objetivo de Desarrollo Sostenible 7 (Energía asequible y no contaminante) y continúa esforzándose para alcanzar una huella de carbono neutra.