aumento de contagios

Bruselas mantiene a España y Portugal como epicentro de la viruela del mono en la UE

Los casos siguen aumentando y los dos países de la península Ibérica suman 216 de los 321 confirmados en la Unión Europea

Una enfermera sostiene una prueba de análisis para la viruela del mono

Una enfermera sostiene una prueba de análisis para la viruela del mono / Europa Press

2
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

De los 321 casos de viruela del mono notificados en la Unión Europea a fecha 31 de mayo, 216 corresponden a España y Portugal que se han convertido en el epicentro de esta enfermedad en el continente europeo con 120 y 96 casos respectivamente, aunque según el Ministerio de Sanidad son ya 132 los casos positivos en el Estado español. Según el último balance del Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC), a los casos confirmados en diecisiete Estados miembros se suman otros 236 en siete países de fuera de la UE y del Espacio Económico Europeo -el grueso en el Reino Unido- que elevan a un total de 557 el número de casos identificados en países donde este virus no es endémico.

Hasta ahora no se ha producido ninguna muerte a causa del virus y los informes clínicos describen los casos generalmente como leves. La mayoría de los corresponden a hombres jóvenes, en su mayor parte con lesiones en los genitales o en la zona peri-genital, lo que indica que la transmisión probablemente se produjo por contacto físico cercano durante las actividades sexuales. Varios países han notificado casos que parecen estar relacionados con eventos en España (Madrid y las Islas Canarias) así como en Bélgica (Amberes). Sin embargo, otros muchos también han informado de casos sin relación epidemiológica conocida con viajes al extranjero, contacto con otros casos, animales o asistencia a eventos específicos.

Noticias relacionadas

Además de España y Portugal, que figuran en rojo en el mapa del ECDC, el organismo ha confirmado la presencia de la enfermedad, que ha registrado un fuerte aumento en la última semana con 202 nuevos casos, en Países Bajos (26), Alemania (21), Francia (17), Italia (14), Bélgica (10), la República Checa (5), Suecia (3), Irlanda (2), Eslovenia (2), Dinamarca (2), Malta (1), Finlandia (1) y Austria (1). A nivel mundial, mientras tanto, también sigue propagándose y son ya 136 nuevos casos confirmados desde el último balance publicado el pasado 25 de mayo por el ECDC. Encabeza la clasificación el Reino Unido (179), por delante de Canadá (26), Estados Unidos (15), Suiza (4) y Emiratos Árabes Unidos (4) entre otros. 

La viruela del mono es una enfermedad zoonótica y la infección ortopoxviral más prevalente en el ser humano actualmente, tras la erradicación de la viruela y el cese de la vacunación universal contra esta enfermedad. En las zonas endémicas, el virus circula probablemente entre varios mamíferos, aunque según la información disponible, no existe ningún reservorio conocido. Ocasionalmente, no obstante, el contagio a los humanos genera brotes y se transmite al ser humano por mordedura o contacto directo con la sangre, la carne, los fluidos corporales o las lesiones cutáneas o de las mucosas de un animal infectado.