Agresión

Tres detenidos por dar una brutal paliza a una mujer que casi le lleva a la muerte

Los arrestados, dos de ellos se habían dado a la fuga, agredieron a la víctima tras acusarles ella de robo

Tres detenidos por dar una brutal paliza a una mujer que casi le lleva a la muerte
1
Se lee en minutos
EFE

Tres hombres de 33, 39 y 40 años han sido detenidos por la Policía como presuntos autores de la brutal paliza propinada en Marbella (Málaga) a una mujer a la que acusaban del robo de un reloj, y que quedó inconsciente a causa de los golpes, el pasado 16 de septiembre.

Dos de los agresores propinaron golpes, patadas y puñetazos a la víctima, que le provocaron la inconsciencia, ha informado este domingo la Policía en un comunicado.

Uno de los presuntos autores fue detenido 'in situ' por los policías actuantes y los otros dos huyeron del lugar en un coche, y la rápida actuación de los servicios sanitarios evitó la muerte de la víctima, que recibió asistencia y fue trasladada al hospital debido a las heridas de gravedad que presentaba.

Los hechos ocurrieron en la zona de Puerto Banús, cuando los agentes acudieron a la calle Comercio, donde al parecer varias personas estaban propinando una brutal paliza a una mujer. A su llegada, los agentes socorrieron a una persona inconsciente en el suelo, y avisaron inmediatamente a los servicios sanitarios.

Dos de los autores, detenidos tras darse a la fuga

Con la información recabada, los agentes lograron identificar a los dos presuntos autores huidos, uno de los cuales había abandonado España, mientras que el otro se había escondido en Estepona. Uno de ellos fue detenido cuando regresaba a España y se disponía a entrar en el territorio nacional en un vuelo procedente del Reino Unido, donde se había ocultado todos estos meses, y el segundo en Estepona.

Noticias relacionadas

Sobre el hombre oculto en Estepona pesaba, además, una orden europea de detención y entrega dictada por las autoridades judiciales del Reino Unido por un delito de municiones, componentes, armas de fuego y explosivos, por lo que tenía señalada una pena de cuatro años de cárcel.

Una vez recibidos por la autoridad judicial, dos de los detenidos ingresaron en prisión y el tercero de ellos quedó en libertad con cargos.