Un estudio español cambia el paradigma de tratamiento

Avance contra el cáncer de pulmón precoz: una nueva estrategia erradica uno de cada tres tumores

La investigación aumenta hasta el 93% el número de pacientes sin metástasis candidatos a cirugía

"No se trata de un fármaco más, es una nueva forma de tratar porque vamos a poder operar a muchos más pacientes y lograr que vivan muchos más”

Avance contra el cáncer de pulmón precoz: una nueva estrategia erradica uno de cada tres tumores
3
Se lee en minutos
EFE

Investigadores españoles han establecido un nuevo enfoque en el tratamiento del cáncer de pulmón que supondrá un cambio de paradigma para tratar a este grupo de pacientes. El Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) ha conseguido un hito médico al aumentar hasta el 36,8% el número de pacientes que logran una reducción completa del tumor, frente al 6% que lo consigue con el enfoque tradicional. Este nuevo abordaje irá dirigido a los tumores de pulmón en estadios iniciales, sin metástasis. La nueva estrategia terapéutica aumenta hasta el 93% los pacientes candidatos a cirugía.

El presidente del GECP, el oncólogo Mariano Provencio, presentará los datos del estudio NADIM II el próximo 5 de junio en una sesión oral en el marco de la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés) que se celebra en Chicago, este año de forma presencial tras dos años de pandemia.

Cambio de paradigma

“En España hemos logrado iniciar un cambio de paradigma: no se trata de un fármaco más, es una nueva forma de tratar porque vamos a poder operar a muchos más pacientes y lograr que vivan muchos más”, ha asegurado el también jefe de Oncología del Hospital Puerta de Hierro de Madrid en un encuentro con periodistas.

El estudio NADIM II, con 86 pacientes de distintos hospitales españoles, ha probado, antes de cirugía, un tratamiento combinado de quimioterapia e inmunoterapia (fármaco que estimula el sistema inmunitario contra las células malignas) en un grupo de pacientes y lo ha comparado con otro tratado solo con quimioterapia, pero todos ellos con estadio IIIA, el más avanzado dentro de los tumores de pulmón iniciales y localizados.

El oncólogo ha facilitado los resultados de una investigación que refleja que el tratamiento previo a cirugía reduce o elimina el tumor y permite operar a pacientes que antes no eran candidatos, por lo que mejora el pronóstico y la posibilidad de curación. Además, supone contar con una nueva estrategia tras 30 años sin novedades terapéuticas en estos cánceres en estadios iniciales tratados de forma convencional, con quimioterapia y cirugía cuando era posible.

Según el estudio, el 93 % de aquellos que recibieron el combinado de quimioterapia e inmunoterapia pudieron optar a la operación, frente al 69 % de los tratados solo con quimioterapia.

Además, al 36,8 % al ser operados presentaron ausencia de tumor, lo que se denomina respuesta patológica completa, frente al 6% de los tratados solo con quimioterapia.

Respecto a la tasa de respuesta objetiva (tanto reducción como desaparición del tumor), los datos arrojan un 75 % con el tratamiento combinado, frente al 48 % de quimioterapia.

Equipo español pionero

El Grupo Español de Cáncer de Pulmón fue pionero en el mundo, en 2019, con el estudio NADIM I que testó ese tratamiento combinado previo a cirugía a un solo grupo de pacientes y 3 años después la supervivencia global es de más del 80%, datos publicados en "The Journal Clinical of Oncology".

Hasta ahora y tras 30 años sin novedades terapéuticas, solo el 30 % de los pacientes con este tipo de tumores en estadios iniciales sobreviven a tres años, por lo que NADIM I demuestra un aumento del 50 % de la supervivencia en ese periodo, porcentaje que NADIM II pretende refrendar cuando avance el estudio en el tiempo. Además, ninguno de los pacientes que presentó remisión completa del tumor ha recaído en tres años de seguimiento “por lo que podemos pensar que los hemos curado” con esta nueva estrategia terapéutica, según Provencio.

Noticias relacionadas

“NADIM I creó un gran revuelo”, según el oncólogo y abrió la puerta a otras investigaciones internacionales como el estudio "Checkmate 186", cuyos resultados son “congruentes, aunque con menor tiempo de seguimiento” y en pacientes con estadios más precoces respecto a la investigación del GECP.

Esta estrategia terapéutica ya está aprobada por la FDA, la agencia reguladora de medicamentos de Estados Unidos. El especialista ha mostrado su confianza en que pronto se autorice en Europa y en España, aunque ya se utiliza como uso compasivo en pacientes con tumores más grandes.