Los vecinos 'se lo olían'

Cinco detenidos por cultivar 88 kilos de marihuana en Tarragona

Los Mossos d'Esquadra decomisan 1.530 plantas de cannabis en dos viviendas de El Vendrell y Albinyana

Cinco detenidos por cultivar 1.530 plantas de marihuana en el Baix Penedès. / VÍDEO: MOSSOS D'ESQUADRA

1
Se lee en minutos
El Periódico

Los vecinos de El Vendrell se olieron algo en noviembre de 2021. Una casa de la localidad tarraconense tenía siempre las puertas y las ventanas cerradas, y las persianas bajas. Pero desde el exterior se oía el ruido de los aparatos de aire acondicionado. También entraba y salía gente. Algo pasaba. Luego, dejaron de olerse algo para directamente olisquearlo: la vivienda desprendía un "fuerte olor". Avisaron a los Mossos d'Esquadra y, tras seis meses 'husmeando', el miércoles desmantelaron dos cultivos de marihuana. La operación se saldó con la detención del grupo criminal: cuatro hombres y una mujer de entre 25 y 47 años.

La policía catalana ha informado este sábado que durante la investigación detectó que los sospechosos tenían una segunda casa en Albinyana, donde supuestamente también cultivaban esta droga. Ante estos indicios, agentes de la policía catalana registraron el pasado miércoles, de forma simultánea, ambas viviendas del Baix Penedès.

1.530 plantas y 88 kilos de marihuana

En la de El Vendrell decomisaron 800 plantas de marihuana, así como 20 kilos de cogollos preparados para su distribución y 23 en proceso de secado. De la de Albinyana sacaron 730 plantas, 30 kilos de 'hierba' y otros 15 kilos con la droga ya molida.

22.000 euros en setas dañadas

Noticias relacionadas

La vivienda de El Vendrell causó un daño colateral: los Mossos comprobaron que los arrestados pincharon la luz eléctrica para evitar pagar una desorbitada factura. Consiguieron su propósito, pero dejaron sin suministro eléctrico a la casa del vecino. Este no pudo regar una cosecha de setas que tenía, lo que le provocó un "gran perjuicio económico" valorado en 22.000 euros.

Según ha informado la policía, dos de los detenidos han quedado en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial, mientras que los otros tres comparecerán en las próximas horas en el juzgado. Todos ellos están acusados de pertenencia a grupo criminal y por delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.