Seguridad vial

Los túneles de Vallvidrera tendrán un segundo radar de tramo en 2023

Cubrirá una longitud de 3 kilómetros y saltará al superarse los 80 km/h

Entrada de los túneles de Vallvidrera.

Entrada de los túneles de Vallvidrera.

1
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

La C-16 tendrá un nuevo radar de tramo en 2023 que se unirá al que ya está en funcionamiento a la altura de Sant Cugat en los dos sentidos de la circulación. El Servei Català de Trànsit ha confirmado este viernes que ha optado por colocar el nuevo control en el túnel de Vallvidrera, el último antes de acceder a Barcelona por la Via Augusta.

Noticias relacionadas

Según los datos de Tránsit el nuevo radar abarcará un tramo de 3,05 kilómetros, y fijará un límite de 80 km/h. Se empezará a instalar en octubre y estará listo para sancionar a principios de 2023. Esta medida se incluye dentro del plan de radares 2022-2023 del Servei Català de Trànsit, y tiene un coste de 337.630 euros.

El proyecto incluye la reposición de otros 12 radares de la red catalana de carreteras. Se cambiarán cámaras instaladas en la B-23, la AP-7, la C-31 sur, la C-32 sur, la B-20 y la C-33. Todo ello dispone de un presupuesto de 2,6 millones de euros. Según detalla Trànsit, la velocidad inadecuada representó en 2021 el 17,4% de los factores concurrentes de los siniestros con víctimas en zona interurbana. El exceso de velocidad no solo agrava las heridas, sino que reduce el tiempo de reacción al volante.