FORMACIÓN: GRADOS CON DEMANDA EN AUGE

Crece el interés de la modalidad semipresencial en Podología

• Titulados de otras especialidades sanitarias ven en estos estudios una via de mejora profesional

• UManresa es el único centro español que ofrece el grado en Podología en modalidad semipresencial

Crece el interés de la modalidad semipresencial en Podología
4
Se lee en minutos

Después de implantar la modalidad semipresencial del grado en Podología, la Facultad de Ciencias de la Salud de Manresa, ubicada en el campus Manresa de la UVic-UCC, ha detectado un interés especial por esta oferta formativa entre los profesionales de otras especialidades sanitarias como fisioterapeutas, enfermeros y médicos y, también, entre titulados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Tanto es así que, actualmente, cerca de un 60% de los matriculados en primer curso, son profesionales que combinan estos estudios con su trabajo.

Los motivos son diferentes, pero todos estos alumnos coinciden en el hecho de que estudiar Podología amplía y mejora sus perspectivas de desarrollo profesional. El fisioterapeuta Èric Herrero explica que Fisioterapia y Podología son “dos profesiones sanitarias hermanas y dominar las dos disciplinas es un valor añadido, sobre todo cuando tienes que tratar pacientes que sufren patología de extremidad inferior. La Podología nos proporciona muchas más herramientas y un mayor ojo clínico para ayudarlos”. Por otro lado, Cristina Íñiguez, enfermera, considera que los estudios de Podología suponen “un paso más en su formación y otra perspectiva en términos laborales”. Finalmente, Enara Foncea, graduada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, vincula estrechamente Podología i Deporte: “La actividad física es imprescindible para llevar un estilo de vida activo y saludable, pero hay mucha gente que, a causa de problemas con los pies, no puede ni caminar. Jo vengo del mundo del deporte y he visto cuan importante es tener unos pies sanos y corregir cualquier desajuste con soportes plantares”.

Estudios y trabajo

La modalidad semipresencial añade atractivo al grado en Podología de UManresa porque, tal y como explica Virginia Querales, médica, permite “combinar la vida laboral, personal y los estudios sin inconvenientes”. Otros, como Èric Herrero, han llegado a ellos tras experiencias presenciales fallidas: “Hace dos años, empecé Podología en otra universidad y no pude continuar. Entre la práctica clínica y los estudios, casar horarios se hizo insostenible”. Cuando surgió la oportunidad de seguir los estudios de modo semipresencial en UManresa, “no me lo pensé: era el momento, la ocasión y el lugar para retomarlos”.


/ UManresa

Las claves

La modalidad semipresencial permite combinar vida laboral, personal y estudios

Las actividades presenciales del grado en Podología de UManresa se reservan para actividades que aseguran una correcta adquisición de las competencias profesionales de los futuros podólogos (sesiones teórico-prácticas, simulación y prácticas clínicas) mientras que los contenidos teóricos y el trabajo personal se lleva a cabo a distancia. Así, los estudiantes del grado en Podología de UManresa asisten a clases presenciales para desarrollar todas las habilidades prácticas que exige la profesión, reciben formación virtual combinada con sesiones presenciales y tienen asignaturas virtuales, en las cuales solo tienen que realizar presencialmente los exámenes finales.

El grado semipresencial en Podología de UManresa permite graduarse con una asistencia presencial de solo tres días intensivos al mes en el campus universitario. Aprovechar lo mejor de la presencialidad y de la no presencialidad es la clave del éxito de esta modalidad combinada. Cristina Íñiguez tiene claro que cada una “aporta una cosa diferente: mientras las sesiones presenciales son esenciales para la práctica clínica, el trabajo en casa es importante porque es la base del estudio”. Enara Foncea explica que “en las sesiones presenciales aprendemos mucho y de manera muy práctica. Estamos muchas horas seguidas en clase y es un poco intenso, pero se exprime muy bien el tiempo. En cuanto a las sesiones no presenciales, a menudo nos encargan trabajos que te obligan a llevar la asignatura al día”. Virginia Querales valora el equilibrio conseguido entre presencialidad i no presencialidad: “las sesiones no presenciales proporcionan un conocimiento amplio y muy actualizado de la práctica profesional. Las sesiones presenciales son densas, pero a la vez dinámicas y muy enriquecedoras; están muy bien estructuradas”.

Tecnología punta

Noticias relacionadas

Además de la flexibilidad que aporta el hecho de estudiar el grado en Podología de modo semipresencial, otro de los puntos fuertes de la oferta del campus universitario manresano es que el alumnado puede formarse en la Clínica Universitaria, un equipamiento propio que lleva a cabo una doble función formativa y asistencial. 

La Clínica Universitaria realiza una media de 8.000 intervenciones podológicas cada año, cosa que permite al alumnado del grado en Podología entrar en contacto y aprender de los profesionales del servicio que atienden una gran diversidad de patologías y que utilizan equipos y tecnología punta. Èric Herrero subraya el valor de este equipamiento que completa otros puntos fuertes de los estudios: “las instalaciones son un lujo, el profesorado tiene mucho nivel y es muy accesible, siempre están a disposición para ayudarte lo cual facilita y mejora el aprendizaje”. Parte de esta formación se lleva a cabo en un quirófano propio, dónde ser llevan a cabo cirugías que forman parte del ámbito de competencias de las personas tituladas en Podología. Al mismo tiempo, la realización de las prácticas en este entorno facilita a los futuros podólogos la relación con otros profesionales sanitarios para dar un abordaje interdisciplinario a los problemas de salud.