La educación en Catalunya

La escuela Paco Candel de L'Hospitalet quiere ser referente del cole del futuro

  • Este centro, ahora en barracones, tiene listo un proyecto de nuevo edificio que cumple los nuevos criterios fijados por Educació

  • El equipamiento será será sostenible, con madera y vidrio, luz natural, aulas abiertas y un bosque en lugar del patio tradicional

Recreación de un aula, con su pasarela exterior, de la nueva escuela Paco Candel, diseñada por Comas Pont Arquitectes.

Recreación de un aula, con su pasarela exterior, de la nueva escuela Paco Candel, diseñada por Comas Pont Arquitectes.

5
Se lee en minutos
Montse Baraza
Montse Baraza

Periodista

ver +

El Departament d'Educació ha presentado esta semana los nuevos criterios para la construcción de centros educativos, una guía que actualiza las directrices vigentes hasta ahora para adaptarlas a las nuevas metodologías de aprendizaje y que, como requisito obligatorio, implica a la comunidad educativa (docentes, familias y ayuntamientos) en el diseño de los colegios. La escuela Paco Candel de L'Hospitalet de Llobregat, que lleva 10 años en barracones, se ha adelantado a la guía y ha elaborado un proyecto de construcción de su nuevo edificio que quiere ser referente y modelo a seguir en Catalunya.

La escuela Paco Candel de L'Hospitalet, actualmente en barracones. En la zona de patio se construirá el nuevo edificio.

/ Manu Mitru

No en vano, la Paco Candel fue una de las escuelas piloto del proyecto Escola Nova 21, que impulsó el modelo de aprendizaje por competencias. "Creemos en la innovación pedagógica y queríamos un colegio con estas características", explica Cristian Gil, representante de la AFA del centro. Porque este centro también es pionero en la implicación activa de las familias en el día a día de la escuela. Ellas han participado desde el minuto cero --iniciado hace cinco años-- en el diseño del nuevo edificio, uno de los requisitos que Educació pide ahora para futuras construcciones. "Pedimos al ayuntamiento poder participar y nos dijeron que sí. Les dijeron a los arquitectos que nuestra opinión era relevante, y así ha sido", relata Gil, que apunta con orgullo que "será la primera escuela construida con la implicación de las familias y con criterios de innovación pedagógica".

Así, participaron en el pliego de condiciones del concurso y los tres proyectos finalistas, de los 47 estudios de arquitectura que participaron, eran de su gusto. El ganador fue Comas Pont Arquitectes. Gil valora que les hayan escuchado. "Les explicamos nuestras necesidades y dudas y ellos nos dieron soluciones. Planteamos mejoras. Nos han dejado ser protagonistas", afirma.

La fachada de la Paco Candel, según el proyecto constructivo de Comas Pont Arquitectes.

/ El Periódico

Edificio abierto y sostenible

El nuevo colegio será un edificio de dos plantas con luz natural en todos los espacios y un bosque adjunto. Será sostenible, de modo que tendrá placas solares, recogida de aguas pluviales y la fachada será de cerámica, con lo que mejorará la climatización. Estará orientada para aprovechar al máximo las horas de sol. Y los materiales básicos será vidrio y madera. Nada de cemento o aluminio.

En la Candel, el trabajo por competencias es "constante", tanto en las aulas como en los pasillos. "Así que era importante tener una escuela interconectada, que todos los espacios estuvieran bien conectados porque los niños circulan libremente, están empoderados", explica Gil. Las aulas serán abiertas y tendrán una pasarela exterior que podrá formar parte del aula y que, a su vez, dará sombra a la planta inferior. En el marco de la filosofía de que cualquier espacio puede ser un aula, los pasillos son amplios y bien iluminados.

Imagen recreada del vestíbulo de la futura Paco Candel.

/ El Periódico

El verde está muy presente en el proyecto, tanto en zonas interiores del edificio, con 3 patios con vegetación, como en el exterior. El tradicional patio será aquí un bosque en toda regla. Habrá una pista asfaltada, "pero sin canasta ni porterías", y no ocupará el espacio central. Ahí se podrá jugar a la 'xarranca' o al ajedrez o patinar. "Huimos del futbolcentrismo", destaca Gil. El recinto contará con un pabellón para actividades deportivas y culturales. El pabellón, la cocina ("profesional") y el local de la AFA tienen accesos independientes a pie de calle. "Nos gustaría que este modelo fuera replicable en toda Catalunya", señala Gil, que defiende que "será la mejor escuela posible pero sin lujos".

El presupuesto

El 'pero' de este proyecto es que superará el precio marco de 6 millones de euros que Educació tiene fijado para edificar escuelas de primaria. Aunque todavía no hay un presupuesto definitivo, se calcula que puede acabar costando entre 7 y 8 millones de euros. "Es un edificio sostenible y ello implica unas condiciones que encarecen la construcción", argumenta el concejal de Educación de L'Hospitalet, David Quirós, que asegura que esa inversión se amortizará rápidamente porque reducirá los gastos de luz, agua y calefacción, facturas que se llevan el presupuesto mensual que tienen asignado las escuelas.

Y en el importe no está contabilizado el encarecimiento de los materiales debido a la guerra en Ucrania. "Esto también puede tener una afectación", lamenta Quirós, que confía en que el conflicto bélico se resuelva pronto y los precios puedan volver a la normalidad.

Desde la AFA, más reivindicativos, recuerdan que desde 2017 la Generalitat no varía los precios para construcciones. "Educació habla de innovación pedagógica y que eso ha de tener una traducción en la arquitectura. Si cree en eso, ha de aumentar el presupuesto de construcción y dedicar más inversión", defiende Gil.

Noticias relacionadas

Quirós está satisfecho de que este centro pueda ser un modelo para futuras edificaciones. "Ser referente es importante, y más en el ámbito de la educación. En los nuevos modelos de aprendizaje, el espacio es una parte indispensable. El entorno es un ámbito educativo", subraya. Advierte que hay que vigilar que los procesos participativos como este se gestionen bien y no se alarguen en el tiempo. "Todo no vale, por eso es importante que Educació vele por los tiempos y porque las propuestas respondan a una normativa", apunta.

La construcción de la nueva Paco Candel está pendiente de la entrega del proyecto ejecutivo, en el que ya constará el precio definitivo de la obra, y de la firma de un convenio entre Educació y el Ayuntamiento de L'Hospitalet por el cual el consistorio avanzará el dinero para ejecutar los trabajos y el Departament lo irá devolviendo en futuros ejercicios. Quirós valora que, después de algunos tiras y aflojas, haya "buena disposición" por parte de la 'conselleria'.