Brutal agresión

Prisión sin fianza para el detenido por la violación de Igualada

  • En la investigación han participado un centenar de agentes de los Mossos, de los cuales unos 30 pertenecen a la Unidad Central de Agresiones Sexuales

Los Mossos se llevan al joven detenido en Igualada por la violación de una menor.

Los Mossos se llevan al joven detenido en Igualada por la violación de una menor. / MARC VILA

2
Se lee en minutos
EFE

El titular del juzgado de instrucción número 4 de Igualada ha acordado este sábado prisión provisional, comunicada y sin fianza para el joven detenido el pasado jueves como supuesto autor de la brutal violación de una menor de 16 años en Igualada (Barcelona) el pasado 1 de noviembre.

El hombre, de 20 años y sin relación previa con la víctima, solo contestó preguntas de su letrado. Tras su declaración, el juez lo envió a la cárcel. La causa abierta por agresión sexual y asesinado en grado de tentativa sigue abierta y secreta. El detenido, de origen boliviano, tiene dos antecedentes por delitos sexuales, uno de ellos contra una familiar menor de edad, y vivía desde hacía pocos meses en el centro de Igualada, después de que su madre le echara de casa tras denunciarle.

Según fuentes consultadas por Efe, la madre del detenido ha tenido una actitud de colaboración con la policía desde el momento en que los agentes lo situaron hace semanas como principal sospechoso de la violación, tras una compleja investigación en la que la víctima apenas recordaba nada.

Análisis de las pruebas

Los Mossos d'Esquadra analizan el material intervenido en el registro del domicilio del detenido, en búsqueda de más pruebas incriminatorias, especialmente por si en su ropa hay restos de ADN de la víctima.

El comisario jefe de los Mossos, Josep Maria Estela, explicó este viernes que la detención del sospechoso se produjo tras casi seis meses de "trabajo intenso y silencioso, de noches inacabables, de días frenéticos y de vigilancias discretas, de trabajo en equipo, constante, persistente y permanente".

"Nuestros fundamentos en la lucha contra las violencias sexuales se mantienen firmes, robustos y sólidos. La detención es una muestra más de nuestro compromiso para detener esta lacra, una realidad que, desgraciadamente, lejos de desaparecer se continúa extendiendo y que tenemos que erradicar de raíz", ha apuntado.

Noticias relacionadas

"Para nosotros, la víctima es el centro de nuestro trabajo. Es igual de importante la detención del autor del delito, que reunir las pruebas necesarias para concluir la autoría de los hechos, que atender a la víctima, acompañarla y ponernos a su disposición", ha explicado el comisario jefe.

En la investigación por la brutal violación de la menor en Igualada han participado un centenar de agentes de los Mossos, de los cuales unos 30 pertenecen a la Unidad Central de Agresiones Sexuales (UCAS).

Temas

Igualada