La última restricción

¿Dónde es obligatorio seguir llevando mascarilla en interiores?

¿Dónde es obligatorio seguir llevando mascarilla en interiores?
2
Se lee en minutos
El Periódico

El fin de la mascarilla en interiores ya es una realidad y el fin de la obligatoriedad ha entrado en vigor este miércoles, 20 de abril, justo después de Semana Santa. El Ejecutivo se ha inclinado así por la opción más prudente, que habían planteado gobiernos como el de Andalucía.

No obstante, siguiendo las recomendaciones de la Ponencia de Alertas, que reúne a los expertos de las autonomías y el Gobierno, el tapabocas seguirá siendo obligatorio en algunos ámbitos.

Hospitales y centros de salud

La mascarilla seguirá siendo preceptiva a partir del 20 de abril para el personal sanitario, pacientes y visitantes de los centros de salud. A su vez, aquellas personas ingresadas también tendrán que mantener esta medida en las zonas comunes de los hospitales.

Residencias de ancianos

Como en el caso anterior, debido a la vulnerabilidad de las personas mayores que viven y conviven en estos centros, la obligatoriedad del uso de la mascarilla seguirá siendo efectiva tanto para el personal que trabaje en las residencias como para los visitantes de las mismas. Lo mismo sucederá para los trabajadores y visitantes de las zonas compartidas de los centros socio-sanitarios.

Transporte público

En lo que al transporte público se refiere, ya que debido a las aglomeraciones existe una seria dificultad para poder mantener la distancia de 1,5 metros, el uso de la mascarilla también seguirá siendo obligatorio.

Aglomeraciones y oficinas

Por otro lado, los expertos han recomendado que se haga un "uso responsable" de la mascarilla cuando haya aglomeraciones de personas o se esté en un interior con personas vulnerables. Además, de forma voluntaria se podrá llevar, bajo el criterio de la responsabilidad individual, en restaurantes, cines, gimnasios o discotecas, donde es aconsejable su uso, al igual que en cualquier interior, si la persona tiene síntomas de una enfermedad respiratoria.

A su vez, en lugares de trabajo como oficinas o industrias los servicios de prevención de riesgos laborales deberán valorar si el uso del tapabocas es una restricción necesaria en función de las instalaciones donde convivan los trabajadores y si las mismas pueden ser ventiladas o no. 

En las aulas

Por último, en los centros escolares solamente se recomendará el uso de la mascarilla a profesores y otros trabajadores que sean vulnerables. La mínima transmisión del covid entre los más jóvenes y la influencia negativa de la mascarilla en la educación y las relaciones sociales en el entorno escolar han llevado a instituciones como la Generalitat a reclamar de manera urgente la retirada de esta restricción en las aulas, de acuerdo con el criterio expresado por los pediatras, que pidieron retirar el tapabocas en los centros educativos a partir del 28 de febrero.