Más efectos

¿Es el dolor lumbar una de las secuelas del covid?

¿Es el dolor lumbar una de las secuelas del covid?
2
Se lee en minutos
Vega S. Sánchez
Vega S. Sánchez

Periodista

Especialista en animales, plantas y curiosidades

Escribe desde Barcelona

ver +

Los síntomas del coronavirus han ido variando en función de cómo han ido cambiando también las variantes del covid y las personas contagiadas. Y es que, como todos los virus, el del covid-19 muta casi constantemente para sobrevivir en los huéspedes -así se llama a las personas en las que se alojan- sin llegar a matarlos, puesto que eso hace que mueran ellos también.

El hecho de que muten para no matar a los huéspedes es muy importante para explicar el porqué los síntomas del covid-19 han ido suavizándose y el índice de mortandad ha ido disminuyendo.

Vacunación, higiene y profilaxis

Algo en lo que, por supuesto, también han influido las cifras de vacunación y las medidas de profilaxis e higiene adoptadas por la población, como las mascarillas, la distancia social y los geles hidroalcohólicos.

En resumen, el cuadro de síntomas es mucho más amplio en las variantes nuevas que en las anteriores, pero también más leves. Por lo tanto, la enfermedad es menos grave.

Combinación de síntomas

Dentro de ese amplio espectro de síntomas, las personas que se contagian últimamente de coronavirus tienen los síntomas de la primera ola -pérdida de olfato, pérdida de gusto, dolor de cabeza y fiebre- unido al dolor de gargantaestornudos y la falta de apetito.

También últimamente las personas que han contraído el virus en la quinta y sexta ola se quejan de dolores abdominales y musculares, sobre todo en las lumbares, unos dolores que suelen desaparecer pasados dos días. Son síntomas propios de la variante ómicron.

"Un camión por encima"

Las personas que han contraído el virus en los últimos tiempos hablan de que tienen dolores musculares (lumbares y en la parte cervical y de los omoplatos) que pueden asemejarse a los que se padecerían "si te hubiera pasado un camión por encima".

La gran diferencia con el dolor propio de la contractura es que se siente dentro de la espalda. Este dolor puede perdurar tiempo después de haber superado superado el SARS-CoV-2.

Fatiga, niebla mental e hiperestesia

El dolor también se puede alojar en las rodillas en forma de hormigueo o como debilidad en brazos y piernas. Se suma a la lista de nuevos signos como fatiga extrema, niebla mental, acidez estomacal, mareos, picazón de pies y manos, etcétera.

Noticias relacionadas

En las últimas semanas también se ha registrado una gran cantidad de pacientes infectados con la variante ómicron de covid-19 que desarrollaron hiperestesia, un síntoma que consiste en fuertes dolores y que podría derivar en un cuadro grave.

La hiperestesia se puede definir como hipersensibilidad del organismo, y se manifiesta como un dolor que impacta en todo el cuerpo. Los expertos explican que, si uno toca a la persona que sufre hiperestesia, no pasa nada, pero si presiona sus manos sufren un dolor agudo y fortísimo en músculos, huesos, piel...