Marea blanca

Cientos de personas se manifiestan en Barcelona por la sanidad pública

Ciudadanos y sanitarios se han unido para pedir más inversión y un sistema 100% público

Cientos de personas se manifiestan en Barcelona por la sanidad pública

ACN

3
Se lee en minutos
El Periódico

Este domingo, centenares de personas se han manifestado en Barcelona para reclamar más inversión en sanidad y un sistema 100% público. La protesta ha empezado con dos columnas separadas -una de usuarios y otra de profesionales- que han salido de la Ronda de Sant Pere y plaza Universitat, respectivamente, para acabar encontrándose en la plaza de Catalunya.

Los protestantes reclaman llegar al 25% de inversión en atención primaria, mejorar las condiciones laborales, revertir los recortes que se hicieron hace una década y recuperar todo lo que se ha perdido por la pandemia. "Queremos el 25%" y "Sin nosotros no hay salud" son algunas de las proclamas que oído entre los manifestantes.

La protesta la ha impulsado Marea Blanca, y se han adherido sindicatos como CCOO, UGT, CGT, CATAC, la Intersindical y USOC. La protesta se ha hecho en el marco de la Semana Europea contra la Comercialización de la Salud y a pocos días del Día Mundial de la Salud, que se celebra cada 7 de abril.

Falta de recursos

Al final de la concentración se ha leído el manifiesto "La salud no era esto", que denuncia un sistema "precario, con largas listas de espera y un personal agotado por las malas condiciones laborales" en el que, además, hay "recursos públicos que se destinan a servicios privatizados de baja calidad".

El miembro de la coordinadora de Marea Blanca, Antonio López, ha apuntado que también hay una carencia de profesionales y que muchos de ellos soportan ratios muy altas, de hasta 16 pacientes por enfermero cuando la Organización Mundial de la Salud recomienda que sean seis.

Piden también revertir las privatizaciones, no renovar las concesiones que finalicen contrato y que las administraciones públicas recuperen su gestión. La portavoz de CATAC, Marina Roig, ha acusado al Departament de Salut de "aprovechar" la pandemia para hacer un cambio de modelo sanitario. Ha afirmado que tanto en Catalunya como en España se ha impulsado la privatización del sector con un mensaje de agradecimiento por el servicio que presta y ha reclamado que tendría que ser el contrario: "El Gobierno tiene que trabajar para defender la sanidad pública y el acceso de todos los usuarios".

Manel Àvia, de CCOO, ha advertido de que estarán pendientes de que en todos los centros se cumpla el acuerdo de la reforma laboral para acabar con la temporalidad del personal. Los sindicatos apuntan que hay un 60% de contratos temporales en el sector y con unas plantillas "enfermas". Desde UGT, Encarna Fernández ha reclamado al Govern más inversión en sanidad. "Nos hemos quedado los últimos de España", ha lamentado.

Elio Conesa, de Sanidad Baix Llobregat, teme que la reforma laboral no mejore las condiciones del personal sanitario. Y ha reclamado buenas condiciones para todos los trabajadores: "desde limpiadores de los hospitales, hasta los servicios de lavandería, celadores y médicos". Para Moisés Ribas, de USOC, es necesario poner a la gente en el centro, en lugar de priorizar "un tema económico".

Noticias relacionadas

Asimismo, los colectivos reclaman más transparencia y más rendición de cuentas por parte de Salut en el Parlament y de cara a la ciudadanía. En este sentido, proponen la creación de consejos de salud territoriales. Otra de las peticiones es un plan integral de salud mental.

800.000 personas en lista de espera

La concentración ha servido también para reiterar una petición histórica, como es la reversión de las listas de espera, especialmente después de la pandemia. López ha apuntado que en Catalunya hay unas 800.000 personas esperando una intervención quirúrgica, una prueba diagnóstica o una visita con especialista. "Es una brutalidad", ha dicho. Por eso, ha exigido al Govern que si no dispone de los recursos suficientes, los negocie con el Gobierno central, pero ha afirmado que es urgente que haya una inyección de dinero para resolver esta situación.