Intrusismo profesional

Los Mossos denuncian a un hombre que realizaba implantes capilares sin titulación

Varios pacientes se habían quejado de secuelas, lesiones y resultados insatisfactorios de las intervenciones

Agentes de los Mossos d’Esquadra.

Agentes de los Mossos d’Esquadra.

2
Se lee en minutos
El Periódico

Los Mossos d'Esquadra han denunciado penalmente a un hombre acusándole de un delito de intrusismo profesional por ejercer de médico en una clínica especializada en implantes capilares en Barcelona careciendo de titulación.

Según informó la policía catalana en un comunicado, la actividad del presunto médico ha cesado después de las denuncias presentadas por varios pacientes quejándose de secuelas, lesiones y resultados insatisfactorios de las intervenciones.

A partir de estas informaciones y de declaraciones del personal del centro, los investigadores constataron que el denunciado realizaba la visita previa, la cirugía y el tratamiento postoperatorio.

Sin titulación

La investigación se inició a raíz de una denuncia en la que se alertaba de que al frente de una clínica de Barcelona dedicada a los implantes capilares ejercía un hombre que no disponía de ninguna titulación. Los Mossos pudieron constatar que en la web y los trípticos del centro figuraba como profesional cualificado con capacidad para realizar diagnósticos, tratamientos y cirugías, con 15 años de experiencia.

Partiendo de la documentación intervenida, los agentes acreditaron que en algunos casos figuraba la firma y el sello de un médico colegiado y en otros sólo la leyenda con el nombre del investigado, pero sin firma, sello ni número de colegiado. Los Mossos concluyeron que éste es un hecho indicativo de la falta de titulación.

La Subdirección General de Evaluación e Inspecciones Sanitarias y Farmacéuticos comprobó que la clínica todavía constaba a nombre del anterior propietario, aunque el director actual del centro aseguró que estaba realizando gestiones para efectuar el cambio de titularidad. El Departament de Salut confirmó a los Mossos que no constaba el inicio de ningún trámite al respecto.

Uso irregular de sellos

Noticias relacionadas

La misma subdirección llevó a cabo una inspección el pasado 2 de febrero, pero los Mossos aseguran que desde el centro no aportaron ningún documento que acreditara que el investigado era un profesional titulado con 15 años de experiencia. Tampoco pudo acreditarlo ninguno de los trabajadores. El Colegio de Médicos de Barcelona también informó a la policía autonómica de que el hombre no constaba como colegiado.

Los Mossos han añadido que una de las prácticas que llevaba a cabo el investigado era usar, de forma irregular, el sello de médicos relacionados con la clínica asociándolos a su firma, de modo que pareciera que se trataba de su número de colegiado.