Cuerpo de emergencias

Los Bombers compran 400 nuevos equipos para parchear la crisis de los respiradores

  • Los sindicatos no aflojan y mantienen los resortes judiciales activados para que se investigue si se ha atentado contra la integridad de los trabajadores

Los sindicatos de los Bombers, este martes en la sede de UGT.

Los sindicatos de los Bombers, este martes en la sede de UGT. / ZOWY VOETEN

4
Se lee en minutos
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +

La Conselleria de Interior comprará por la vía de la contratación de urgencia 400 nuevos Equipos de Respiración Autónoma (ERA) para los Bombers de la Generalitat. Este es uno de los diez puntos de acuerdo aprobados en la última reunión que los mandos del cuerpo de emergencias catalán, el director general Joan Delort y los sindicatos UGT, CCOO, CATAC y CSIF mantuvieron el miércoles por la tarde en el departamento, un encuentro con carácter extraordinario para buscar salida a la crisis de los respiradores.

La compra de urgencia de 400 espalderas y 700 botellas de oxígeno nuevas permitirá distribuir por los principales parques unidades fiables en cuanto lleguen. Un parche que tampoco solucionará el problema. Hay un total de 1.720 respiradores, esos son los que necesita el cuerpo para garantizar el servicio de protección civil a la ciudadanía. La Conselleria se ha comprometido a revisar a fondo estas 1.720 unidades por separado: espalderas y botellas. La crisis irá quedando atrás a medida que las empresas externas contratadas –también por la vía de urgencia– que llevarán a cabo esta revisión vayan validando los equipos 'antiguos' y crezca así la disponibilidad de los que ya no se encuentran bajo sospecha. 

Fuentes de la Conselleria remarcan que los 400 nuevos equipos y los que vayan siendo revisados serán etiquetados y circularán respetando la 'trazabilidad' de su recorrido. Quedará registrado en qué compresor se recargan y a qué parque de bomberos pertenecen. La ausencia de 'trazabilidad' y el intercambio de equipos entre parques por descuidos ha agravado la problemática actual porque no ha resultado posible seguir el rastro de los equipos que fallaban, complicando así la averiguación del foco del problema porque los responsables del cuerpo no podían aclarar si habían fallado anteriormente, ni en qué compresor habían sido recargados. 

Desde el pasado mes de julio, tal como reveló EL PERIÓDICO, han fallado un total de 16 equipos de respiración de parques y regiones distintas. Las incidencias se han registrado durante ejercicios de entrenamiento pero también durante siniestros. Delort admitió en declaraciones a este diario que la situación era "muy preocupante" y los sindicatos consideran que el mal estado de los ERA ha puesto en riesgo la integridad de los bomberos. 

Otro de los diez puntos acordados entre Conselleria y sindicatos en el encuentro del miércoles es devolver al servicio los 170 equipos de la marca MSA que ingenieros alemanes han revisado en las últimas semanas. Estos fueron los primeros que se apartaron al principio de la crisis, cuando se creía que la avería –el bloqueo del manómetro, el instrumento que indica el ritmo de consumo– se concentraba solo en esta partida de 170 unidades de MSA de reciente adquisición. Posteriormente, sin embargo, se vio que esa anomalía se reproducía en todos los equipos y que suponía una amenaza para todos los funcionarios.

Noticias relacionadas

A pesar de los acuerdos alcanzados el pasado miércoles, el conflicto laboral no amaina y los representantes de los trabajadores han activado varios resortes judiciales para que se investigue si existen o no responsabilidades civiles o penales por parte de los responsables de la cúpula del cuerpo de emergencias o del departamento de Interior. La principal sospecha es que los mandos de los Bombers no actuaron con transparencia. Tal como explicó este diario, la cúpula sabía desde el mes de diciembre que la problemática con los respiradores era generalizada pero no admitió lo que ocurría a los sindicatos hasta el 31 de enero. Y a los voluntarios –hay casi 2.000 bomberos voluntarios en Catalunya que también actúan en siniestros en los que son necesarios los ERA– no les dijo nada, según relató también a este diario Josep Maria Alcalà, presidente de ASBOVOCA.

El accidente mortal de Vilanova i la Geltrú

Otro de los puntos acordados entre sindicatos y departamento es que la cuerpo de emergencias se pondrá a disposición del juzgado de Vilanova i la Geltrú que investiga la muerte del bombero Joan Liébana el pasado 17 de junio en esa localidad. Joan falleció trabajando en la extinción de un incendio que se declaró en un taller. Hay dos bomberos que actuaron junto a él imputados porque salieron del taller y no se dieron cuenta de que Joan no había salido. En realidad, el cuerpo de Joan fue hallado por otros bomberos que trabajaban en la ventilación del lugar, tras sofocar las llamas, una hora después. Los sindicatos habían pedido que se investigara si la anomalía que presentan los ERA puede estar relacionada con la muerte de Joan. El peritaje que se practicó a su equipo no detectó nada, aunque, debido a que la avería que ha desencadenado la presente crisis de los respiradores se detectó más tarde, tampoco se revisó durante ese estudio al ERA de Joan si había restos de humedad, la principal sospecha que estaría provocando el funcionamiento anómalo de los espalderas.

Temas

Bomberos