La crisis de los respiradores

Joan Delort: "Revisaremos todos los equipos de aire de los Bombers"

  • La Conselleria encarga a empresas externas la inspección de los 1.720 equipos de aire y el peritaje de los 16 que ya han fallado

  • Los sindicatos acuden a la fiscalía para denunciar a Interior por poner en riesgo la integridad de los profesionales y voluntarios

Joan Delort, director general de los Bombers de la Generalitat.

4
Se lee en minutos
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +
J. G. Albalat
J. G. Albalat

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

ver +

Joan Delort, director general de Prevenció, Extinció d’Incendis i Salvaments (DGPEIS), ha asegurado en declaraciones a EL PERIÓDICO que durante el próximo mes se van a revisar todos los Equipos de Respiración Autónoma (ERA) de los Bombers de la Generalitat. Desde el pasado mes de julio, se ha reproducido en 16 unidades de las 1.720 existentes un funcionamiento anómalo que compromete la integridad de los bomberos, tal como destapó este diario. “Realmente estamos muy preocupados. Son un instrumento esencial para las intervenciones”, ha admitido Delort. 

El director general ha ordenado revisar todas las botellas, todas las espalderas –la estructura que sujeta la botella y a través de cuyos conductos el bombero recibe el aire ya descomprimido para respirar– y también los cinco compresores –las máquinas que cargan el aire comprimido en las botellas–. Para revisar los compresores, la Conselleria de Interior adquirió hace pocos días una máquina por la vía de contratación de urgencia. Delort confía en que la inspección de los compresores ubicados en los parques de Tarragona, Bellaterra, Lleida, Martorell y Cassà de la Selva finalice esta semana.

También por la vía de contratación de urgencia, la 'conselleria' ha encargado a empresas externas la revisión de las 1.720 unidades ERA. "Una a una, se comprobará que las botellas para cerciorarse de que no hay restos de humedad en su interior. Y se abrirán todas las espalderas para ver que funcionan adecuadamente", remarca Delort. "Si este proceso puede acabar la última semana de abril, mejor que si termina la primera de mayo", insiste.

Delort ha anunciado también durante el encuentro con este diario que las 15 unidades averiadas que constan desde el mes de agosto de 2021 –16 si se tiene en cuenta el incidente de julio que no fue adecuadamente reportado– serán enviadas a un organismo igualmente externo al que se encargará la misión de investigar a fondo por qué han fallado.

Humedad en las botellas

Por causas todavía no aclaradas, hay humedad en el interior de una cifra desconocida de botellas de los ERA de los Bomberos. Se sospecha que por eso fallan: la humedad se solidifica por la liberación del aire que enfría la espaldera. A consecuencia de este proceso, se bloquea el manómetro, el indicador que informa al bombero del ritmo de consumo de oxígeno. Un informe de Dräger, el principal fabricante, remitido a la Conselleria la pasada semana, agravó la crisis al advertir que la anomalía no solo puede bloquear el manómetro, también puede interrumpir el suministro de aire. La cúpula de los Bombers dio este fin de semana instrucciones para elevar la autoprotección hasta que se revisen todos los equipos ERA.

"No podemos permitirnos ninguna duda o incerteza que afecte a su seguridad", concluye Delort, que considera que se ha llegado a esta situación, de problemática generalizada con los ERA, porque ha faltado inversión durante años y hay equipos que deberían haber sido retirados antes y también porque los mandos de los Bombers han estado asumiendo funciones que deberían haber recaído en manos de personal de la Conselleria. Por ese motivo, Delort explica que externalizará en los próximos meses el mantenimiento de los ERA.

Denuncia de los sindicatos a la Fiscalía

Los sindicatos UGT, CATAC, CCOO y CSIF han presentado una denuncia ante la fiscalía para que se investigue si la Conselleria de Interior ha cometido un delito contra la seguridad de los trabajadores, al haber puesto en “peligro la vida de los bomberos” por no facilitarles nuevos aparatos de aire. Las organizaciones sindicales solicitan en su escrito, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, la declaración de los últimos 'consellers' de Interior, Miguel Buch, Miguel Sàmper y Joan Ignasi Elena, así como los directores generales del cuerpo de emergencias.

Noticias relacionadas

La denuncia expresa que "desde hace tiempo" los ERA están teniendo un "funcionamiento anómalo" que ha puesta "en riesgo la vida de los trabajadores". Porque la Conselleria, a pesar de conocer esta problemática, "ha querido implementar unas medidas de seguridad insuficientes” argumentando que las botellas seguían dando aire aunque el manómetro no funcione". Los representantes de los trabajadores, además, solicitaron la sustitución de los equipos.

Esta es solo una de las medidas judiciales impulsadas por los sindicatos. Pero hay otras dos. Una de ellas es una denuncia también ante la fiscalía contra la decisión de la Inspección de Trabajo que se declaró no competente para paralizar la actividad con los equipos de respiración. Otra de las acciones ha sido solicitar en un juzgado social esta paralización, la retirada de los ERA y la "compra inmediata" de nuevos equipos.

Temas

Bomberos