La educación en Catalunya

Un grupo de profesores impulsa una campaña contra los nuevos currículums

  • Reclaman la retirada de los borradores "impuestos" y la dimisión del 'conseller' Cambray

Un alumno, estudiando

Un alumno, estudiando / EP

4
Se lee en minutos
Montse Baraza
Montse Baraza

Periodista

ver +

Un grupo de profesores especialistas de ESO y Bachillerato agrupados en la Plataforma en defensa de una educación pública y de calidad ha decidido movilizarse en protesta por los nuevos currículums de primaria, ESO y Bachillerato --aún en fase de borrador y abiertos a aportaciones-- que entrarán en vigor el próximo curso 2022-23 en Catalunya. Así, han elaborado un manifiesto en el que ponen sobre la mesa las deficiencias que a su juicio tienen los borradores y reclaman al Departament d'Educació la retirada de los mismos, además de la dimisión del 'conseller', Josep Gonzàlez-Cambray, y del subdirector general de Ordenación Curricular, Ramon Grau. También han lanzado una campaña de recogida de firmas bajo el título 'NO als nous currículums d'ESO i Batxillerat imposats!". Desde la tarde del lunes, la campaña ya suma casi 1.500 apoyos.

En primer lugar y por lo que respecta a la ESO, denuncian la reducción "significativa de horas lectivas en prácticamente todas las asignaturas" y la eliminación de la materia optativa de Filosofía en 4º de ESO. Esas horas pasan a formar parte de una bolsa de horas que cada centro gestionará libremente según su proyecto educativo. La plataforma alerta de que esto puede comportar la existencia de "dos redes paralelas", es decir, dos modelos con más o menos contenidos, y apuntan que "la diferente tipología de centros perjudica gravemente al alumnado más vulnerable".

También critican el cambio en las denominaciones de las calificaciones de evaluación. Consideran que la calificación por niveles de 'assoliment' en lugar de las notas numéricas está "del todo injustificada". Defienden que las notas numéricas son un baremo preciso y que ello no excluye que se pueda transmitir a las familias unas pautas de cómo ha ido el proceso de logro de las competencias por parte del alumno. Hacen hincapié en que el término 'en procés d'assoliment' como sustituto del 'no assolit' "difumina o enmascara la realidad del alumnado" y puede provocar en el futuro "problemas a la hora de gestionar situaciones de fracaso".

Denuncian que en 1º y 2º de ESO "prácticamente se obliga" al profesor a trabajar por ámbitos. Opinan que esta "imposición" no tiene "ningún criterio pedagógico" y solo busca "favorecer la transición entre primaria y secundaria". Explican que en la Comunidad Valenciana, el profesorado está obligado a trabajar por ámbitos en 1º de la ESO y es opcional en 2º y aseguran que "la mayoría de centros no lo han implantado porque consideran que ha sido un fracaso". Por ello, ven "imprescindible mantener el principio de la especialidad didáctica del profesorado para aumentar la calidad de la educación". Avisan de que aplicar el trabajo por ámbitos o por proyectos en 3º y 4º de ESO y en Bachillerato, como prevén los borradores, supondrá "una mayor primarización de la ESO".

En cuanto al Bachillerato, critican la desaparición de la asignatura común de Ciencias del Mundo Contemporáneo --que se podrá cursar como asignatura de modalidad--, así como la reducción de horas de las materias de modalidad en 1º. Y cuestionan que las optativas no tengan que ir relacionadas con la modalidad de Bachillerato elegida por el alumnos porque "diluirá aún más los contenidos de las materias de modalidad". También critican la "imposibilidad de cursar 4 materias de una modalidad" porque provocará, dicen, "un gran déficit de preparación del alumnado de cara a estudios superiores.

Sobre la mayor optatividad del Bachillerato, una de las grandes novedades del currículum, señalan que "sin más profesores y más aulas, es inviable". "Muchos centros están al límite de su capacidad" y avisan de que "no tener espacio provocará que muchas de estas optativas se ofrezcan a través del IOC, uno de los objetivos ocultos del Departament". Y en 2º de Bachillerato, denuncian que las 4 horas semanales de optativas van en detrimento de una materia de modalidad.

Noticias relacionadas

Por todo ello, la Plataforma cree que la implementación de estos currículums "agravará las diferencias entre el alumnado que un un futuro tendrá más oportunidades y el alumnado más vulnerable".

Denuncian, asimismo, la inoportunidad de plantear los nuevos currículums "a mitad del curso anterior", ya que la preparación por parte de las direcciones requiere hacerlo al menos con un año de antelación para poder garantizar la calidad y la organización. Los docentes aprovechan también para denunciar el modo en que se ha anunciado el cambio en el calendario escolar, "sin consensuarlo con el Consell Escolar", algo que ha molestado a la comunidad educativa.