#MeToo

Feminismes cambiará los protocolos de acoso en la Generalitat

  • La 'consellera' Tània Verge quiere que la administración autonómica sea más diligente y no señale a las víctimas

Mujeres en una manifestación contra la violencia de género.

Mujeres en una manifestación contra la violencia de género.

1
Se lee en minutos
Elisenda Colell
Elisenda Colell

Redactora

Especialista en pobreza, migraciones, dependencia, infancia vulnerable, feminismos y LGTBI

Escribe desde Barcelona

ver +
EFE

La 'consellera' de Igualtat i Feminismes, Tània Verge, ha anunciado este martes que tiene la intención de cambiar el protocolo de acoso sexual de la Generalitat para que sea más diligente, evite el señalamiento a las víctimas y las personas que deben valorar las denunciase estén suficientemente formadas. De hecho, su intención es que revisen y cambien sus normas todas las entidades que forman parte del Pacto Nacional para la Erradicación de las Violencias Machistas. Un grupo, integrado por partidos políticos, ayuntamientos o entidades sociales que se ha constituido este martes.

La intención de esta mesa de diálogo es, básicamente, política. "Blindar los derechos de las mujeres ante el discurso negacionista de la violencia machista", ha asegurado la 'consellera' Tania Verge. Otra de las funciones que abarcará este grupo es la revisión de los protocolos cuando se detecta un caso de violencia machista dentro de estas organizaciones.

La titular de Igualdad ha objetado que los procesos tienen que ser más ágiles, tienen que prever acompañamiento a la persona afectada, la investigación debe ser independiente, con medidas cautelares adecuadas como la separación de espacios, y también ha señalado a la prevención, mediante la "formación e información sostenida en el tiempo" entre el personal.

Protocolo marco en abril

Noticias relacionadas

La 'conselleria' prevé cerrar el acuerdo para la corresponsabilidad en marzo; y en abril presentará el protocolo marco para que, por ejemplo, los protocolos municipales tengan estándares comunes y a la vez sean flexibles a las características de cada municipio, o un protocolo guía para los reglamentos en las universidades.

La iniciativa del Govern cuenta con el apoyo de los grupos parlamentarios de PSC, comuns, la CUP, Cs y PP; las entidades municipalistas Associació Catalana de Municipis, Federació de Municipis de Catalunya y Associació de Micropobles de Catalunya; de agentes económicos y sociales como UGT, CC.OO, Ustec, Intersindical-CSC, Pimec y Foment del Treball; y del Consell Nacional de Dones de Catalunya.