Datos positivos

El covid se desacelera en Catalunya

Esperas para realizarse test de antígenos en el CAP Guinardó.

Esperas para realizarse test de antígenos en el CAP Guinardó. / FERRAN NADEU

2
Se lee en minutos
El Periódico

El coronavirus sigue expandiédose de manera muy elevada en Catalunya, aunque el balance de este jueves está marcado por signos de mejora en el sector sanitario y una desaceleración de los indicadores, lo que ha llevado a los responsables de Salut a relajar desde esta medianoche las restricciones, incluso a eliminar el pasaporte covid. No obstante, llaman a no bajar la guardia ante la todavía tensa situación en los hospitales y los CAP. Según los datos del último boletín de la 'conselleria' de Salut, en estos momentos hay 2.928 personas ingresadas por covid en los hospitales catalanes (ayer, 2.862). Los centros de atención primaria siguen saturados pero con miles de visitas menos. Aun así, cerca de 60.000 personas fueron ayer a ambulatorios por covid.

El recuento de este jueves de pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos asciende a 468. Esta cifra, menor que la de días anteriores, ha menguado tras el cambio de criterio de Salut a la hora de contabilizar los casos. A partir de este mismo jueves, de hecho, solo se cuentan en esta lista los pacientes ingresados a causa de una infección por covid-19 (y no los que padecen otras enfermedades y que, de casualidad, también han dado positivo a un test diagnóstico). 

El total de casos confirmados de coronavirus por todo tipo de pruebas desde el principio de la pandemia asciende a 2.105.896, de los cuales 33.822 han sido notificados en las últimas 24 horas. Hoy se bate por muy poco el récord de casos semanales, pasado de 249.935 a 250.355.

Baja el riesgo de rebrote

Desde el inicio de la pandemia, han fallecido oficialmente en Catalunya por covid un total de 25.459 personas, 51 comunicadas en las últimas 24 horas, mientras que en la última semana la mortalidad se sitúa en los 271 óbitos.

Noticias relacionadas

El riesgo de rebrote (EPG), indicador que mide el crecimiento potencial de la epidemia, baja por primera vez después de récord diarios y pasa de 6.741 a 6.724, mientras que la velocidad de propagación de la enfermedad (Rt) también desciende, de 1,14 a 1,13.

La incidencia acumulada de positivos a 7 días por cada 100.000 habitantes (IA7) sube muy poco, de 3.204 casos a 3.209, y la positividad -el porcentaje de resultados positivos en pruebas PCR y test de antígenos- se ha situado en 21,08, cuatro veces más que el 5 % que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) para considerar una epidemia bajo control.