Restricciones del covid

Salut baraja reabrir el ocio nocturno el 11 de febrero

Las condiciones de apertura serían con un aforo del 80% o del 100% y pista de baile

Celebración de Nochevieja anticipada en la discoteca Razzmatazz, el pasado día 22, antes del cierre del ocio nocturno.

Celebración de Nochevieja anticipada en la discoteca Razzmatazz, el pasado día 22, antes del cierre del ocio nocturno. / Manu Mitru

2
Se lee en minutos
ACN

El sector del ocio nocturno ha salido este martes por la tarde de la reunión con el Govern con una posible fecha de reapertura: el 11 de febrero.

"Aún no es seguro"

"La única conclusión que tenemos es que la posible reapertura sea el día 11 de febrero, pero nos hemos quedado inquietos porque no se nos ha asegurado que sea la fecha definitiva. Aún no es seguro", ha afirmado el secretario general del Gremi de Discoteques de Barcelona, Ramon Mas.

Las condiciones de apertura serían de casi 'normalidad': con un horario habitual, aforo del 80% o del 100% y con pista de baile, como antes.

Asimismo, la Fecasarm ha salido "muy decepcionada" de la reunión con la Generalitat ya que "no se ha concretado ni justificado nada. Nos preocupa el mensaje de inseguridad", ha afirmado el presidente de Fecasarm, David López.

Menos control por la noche

"Salut deja con un interrogante la continuidad de nuestros negocios y de nuestros trabajadores", ha explicado López, que también ha recordado que con la eliminación del toque de queda y del límite de reunión de 10 personas "se están incentivando los botellones y las fiestas ilegales".

"Se producen muchos más contagios que en el ocio nocturno controlado y legal. Y son perfectamente conscientes", ha remarcado el presidente de Fecasarm. También ha afirmado que el sector tiene cada vez más problemas en la hora de buscar personal: "Muchas personas ya no quieren trabajar al ocio nocturno debido a la inestabilidad máxima", ha reconocido.

Falta de previsión y de ayudas

Por su parte, el secretario general de Fecasarm, Joaquim Boadas, ha recriminado que el Govern no ha reconocido "el fracaso" de las restricciones en Catalunya.

"A pesar de ser la comunidad con las restricciones más severas en contra de la restauración y el ocio nocturno, es la comunidad con peores registros en contagios, hospitalizaciones y pacientes a las UCI", ha explicado Boadas, que ha reclamado que se aprueben unas ayudas al sector "a la altura de las restricciones". "Solo cubren un 0,5% de las pérdidas acumuladas".

Boadas también ha advertido que el sector necesita "previsión" para poder sacar trabajadores de ERTE, comprar material, contratar artistas o vender entradas, acciones que no se pueden hacer "con fechas que no sean seguras".

Indignación ante la respuesta

Asimismo ha lamentado que el Departament de Salut no les ha dado explicaciones sobre las razones de por qué se mantiene el ocio nocturno cerrado.

Noticias relacionadas

Según Boadas, el consejero Argimon ha "sacado pelotas fuera" y ha manifestado que no es su departamento el que ordena ningún cierre. Por tanto, "salimos más indignados porque no sabemos quién es que decide y en base a qué criterios científicos", ha manifestado.

Asimismo, Fecasarm ha avisado de que la Generalitat "será responsable de forma consciente" de todo el que pueda pasar en los botellones y las fiestas privadas que se suban organizar una vez se levante la restricción de reuniones de máximo 10 personas.