Maltrato animal

Movilización ciudadana ante la amenaza de sacrificio de 38 cachorros Beagle tras experimentar con ellos

  • El laboratorio Vivotecnia, encargado de la experimentación, se encuentra en un proceso judicial por delito de maltrato animal por unas presuntas malas prácticas en abril en Madrid

Movilización ciudadana ante la amenaza de sacrificio de 38 cachorros Beagle tras experimentar con ellos
1
Se lee en minutos
El Periódico

El próximo 24 de enero, 38 cachorros de perros raza Beagle podrían ser sacrificados tras experimentar con ellos salvo que la presión ciudadana lo impida.

La Universitat de Barcelona (UB) contrató para una de sus investigaciones los servicios de Vivotecnia, un laboratorio que aunque tiene certificado de Buenas Prácticas de Laboratorio fue denunciado en abril pasado por un delito de maltrato animal en relación a unas prácticas de sus laboratorios en Madrid después de que se hicieran públicos unos vídeos donde el personal del laboratorio se burlaba del sufrimiento de los animales.

La investigación, liderada por Carlota Saorsa y difundida por la ONG Cruelty Free International, desvelaba cómo algunos trabajadores insultaban y golpeaban a los animales indefensos. La Comunidad de Madrid suspendió la actividad al tener conocimiento de los hechos, y se inició el proceso judicial.

Con todo, el Parc Científic de la UB ha contratado los servicios de este laboratorio a través de una licitación pública de 255.648 euros y prevé sacrificar a todos los cachorros al acabar los experimentos, según fuentes de Cruelty Free International

Según se dicta en el artículo 30 del RD 53/2013, de 1 de febrero, como en la Directiva 2010/63/UE, los animales, tras las investigaciones deben ser realojados y dados en adopción, y es obligado evitar la muerte como punto final.

Los cachorros se encuentran encerrados en diminutas jaulas, cada día más enfermos y sin recibir ningún tipo de medicamento que pueda calmar su dolor, según los animalistas, que atribuyen al laboratorio la realización de pruebas a seres vivos sin anestesia e infligiéndoles un mayor sufrimiento innecesario.

Noticias relacionadas

La difusión de la denuncia a través de las redes sociales ha provocado una movilización ciudadana que insta a la UB a cancelar el sacrificio de los cachorros e incluso la liberación de estos animales.

Una cuenta de Instagram, 'Lavacastyle', ha llegado a más de 100.000 likes en una publicación en la que explicaba el caso de los cachorros y, en su post pide a los usuarios que escriban a la Universidad de Barcelona rogando que liberen a los animales tras experimentar con ellos.