Desalojo masivo

Ocho personas duermen un segundo día al raso en Badalona

  • Otros 44 ocupantes de la nava de la calle del Progrés se han acogido al plan de realojamiento que les ha ofrecido el ayuntamiento

2
Se lee en minutos
El Periódico

Un total de ocho personas procedentes de la nave desalojada de la calle Progrés de Badalona han pasado la noche del viernes al sábado al raso en la plaza del Cotonifici, en la que es ya la segunda noche en la calle con temperaturas gélidas. Se trata de ocho hombres que no se han acogido a la oferta del ayuntamiento para alojarlos durante tres meses en albergues municipales, una opción que sí aceptaron otras 44 personas. Poco después de las 8.15 horas de este sábado, agentes de la Guardia Urbana de Badalona han ordenado a las personas que se retiraran y movieran las tiendas y otros elementos, entre ellos una barbacoa para calentarse, para que el servicio de limpieza pudiera sanear el espacio, situado frente a la nave desalojada, algo que no ha gustado a los desalojados y que ha generado pequeños encaramientos con los agentes, sin más.

Los agentes se personaron cuando dos de los integrantes de la acampada ya se habían levantado y encendido una fogata para calentarse, después de una noche en la que el termómetro bajó por debajo de los 2ºC en Badalona. Los desalojados se habían instalado en tiendas de campaña, mantas y otros elementos, entre ellos maderas para alimentar la hoguera que utilizan para calentarse. Aunque el volumen de personas ha sido considerablemente inferior al de la primera noche después del desalojo de la nave de la calle Progrés, que se encuentra a escasos metros del lugar, los policías han informado de que debían mover todos los elementos para que el servicio de limpieza pudiera trabajar en la plaza. Tras un breve toma y daca verbal, los que estaban despiertos han comenzado a mover el material, mientras que los agentes han ido tienda por tienda despertando al resto de personas concentradas.

No es la solución

Una vez apartado todo, los operarios han actuado, primero barriendo y recogiendo todo lo que los desalojados habían dejado voluntariamente y posteriormente con una solución de agua a presión con material desinfectante, lo mismo que se utiliza para la limpieza viaria. Aunque no quisieron hacer declaraciones ante cámara, algunos de los integrantes de la acampada explicaron que habían declinado acogerse al plan de realojamiento del consistorio porque no lo consideraban la mejor solución para ellos. El ayuntamiento había previsto inicialmente una treintena de plazas para realojar en albergues municipales a los ocupantes de la nave de la calle Progrés, pero la buena acogida de la propuesta hecha el viernes hizo que finalmente se pudiera ampliar hasta las 44 plazas.

Noticias relacionadas

Por ahora, las ocho personas que han pasado la noche en la plaza del Cotonifici tienen previsto permanecer en el mismo espacio, donde durante el día se prevé que se reúnan otras personas procedentes de otras naves cercanas que también están ocupadas.