Cerco policial

Los Mossos encuentran vacío el piso en el que esperaban hallar a un hombre que disparó a dos personas en Barcelona

  • El Grup Especial d'Intervencions de los Mossos d'Esquadra han entrado en la vivienda tras más de tres horas de tratar de contactar con el tirador.

  • Las dos víctimas se encuentran fuera de peligro y permanecen ingresadas en el Hospital Sant Pau y en el Hospital del Mar de Barcelona.

Agentes de los Mossos tomando posiciones poco antes de entrar en el piso.

Agentes de los Mossos tomando posiciones poco antes de entrar en el piso. / Jordi Otix

2
Se lee en minutos
Xavier Pérez
Xavier Pérez

Redactor Jefe de Motor

Especialista en Periodista de motor centrado en el sector del automóvil y la motocicleta, así como en todas las áreas de economía relacionadas con la automoción, la movilidad sostenible y la electrificación

Escribe desde Barcelona

ver +

El Grup Especial de Intervenció de los Mossos d'Esquadra (GEI) han entrado por la fuerza en un en un piso (una planta baja) en la calle Maresme (en la confluencia con la calle Pere IV y el Passatge Foret) del barrio de Sant Martí de Barcelona donde tenían información de que un hombre se había atrincherado tras disparar y herir con arma de fuego a dos personas. Tras más de cuatro horas intentando hablar con el presunto autor de los disparos, la policía ha asaltado el piso en el que, sorprendentemente, no ha encontrado a nadie.

La intervención de los grupos especiales se desarrolló desde la zona de la Rambla Prim, donde previamente se habían colocado unas lonas para evitar las mirada de los muchos curiosos. Una vez en el interior comprobaron que no había ni rastro del tirador, por lo que suponen que huyó antes de que se montara el dispositivo policial. Los Mossos han iniciado un operativo de búsqueda para intentar localizar al presunto autor de los disparos.

Tras recibir un aviso, a las 14:45 horas los Mossos d'Esquadra acudieron a la escena y el Grup Especial d'Intervenció de la policía catalana (GEI) se preparó para acceder al piso y detenerle, según adelantó la periodista Anna Punsí a través de Twitter. También se presentaron en el lugar miembros de Seguridad Ciudadana, ARRO con cascos antibala y miembros de la Unidad Regional Motorizada (Guilles), además del uso de un dron para iluminar la zona.

El dispositivo policial de los Mossos contó con un helicóptero que estuvo sobrevolando la zona para evitar que el autor de los disparos pudiese escapar del cerco. Todo apunta a que la huída se produjo antes de que desplegara por completo el operativo policial.

Agentes del Grup Especial d'Intervenció de la policía catalana (GEI).

/ Jordi Otix

Noticias relacionadas

A partir de las 15:00 horas se estableció una zona perimetrada para que nadie entrara en el escenario y el grupo de negociadores de la Unitat Central de Segrestos i Extorsions de los Mossos d'Esquadra se integró en el operativo con la intención que el agresor depusiera su actitud. No obtuvo respuesta. El autor de los disparos es un conocido vecino del barrio y tiene antecedentes policiales. Los vecinos de la zona apuntan a un tema de drogas como argumento para el tiroteo.

Las dos personas heridas, una de ellas de 32 años, están ingresadas en el Hospital Sant Pau y en el Hospital del Mar de Barcelona. Desde los centros hospitalarios señalan que no se teme por su vida y que no están en estado crítico.