Amenaza veterinaria

Italia registra peste porcina africana en 78 municipios del norte del país

  • La pandemia ha provocado que la población de jabalíes salvajes se dispare un 15%

Italia registra peste porcina africana en 78 municipios del norte del país
3
Se lee en minutos
Irene Savio
Irene Savio

Periodista

ver +

Pocos meses después de que se detectaran múltiples brotes de gripe aviar en Italia, lo que ya llevó a la muerte de más de 13 millones de aves -principalmente, pollos y pavos-, Italia ahora lidia con una eclosión de peste porcina africana (PPA). El nuevo brote ha sido detectado primero en la ciudad de Ovada, en la región de Piamonte (norte), donde los análisis de dos institutos de zooprofilaxis locales sobre los restos de un jabalí revelaron que el ejemplar falleció precisamente a causa de esta enfermedad, inocua para los humanos pero mortífera para los animales, ya que además es altamente contagiosa.

El primer caso se registró la semana pasada, y ya se han detectado otros casos sospechosos en 78 municipios, de los cuales 54 están ubicados en el Piamonte y 24, en Liguria, dos regiones italianas situadas en el norte del país. Todo ello ya ha llevado a que, en el Piamonte, la administración regional pidiera a los alcaldes interesados interrumpir las actividades de caza, como medida para frenar la difusión de la plaga. Además de ello, también se ha pedido a las granjas de extremar al máximo los controles de bioseguridad, en particular en el transporte y de jabalíes y cerdos domésticos.

“Como ocurre con la pandemia, también esta emergencia de peste porcina africana tiene que ser afrontada con la colaboración de todos”, ha comentado el responsable de Salud de Piamonte, Luigi Genesio Icardi. “Tenemos que aumentar la atención de las instituciones, también en la Unión Europea (UE), para tutelar a la producción zootécnica y a la economía de nuestras empresas, para que las regiones puedan actuar de manera urgente”, han añadido el presidente regional, Alberto Cirio, y el responsable de Agricultura, Marco Protopapa.

"Un temor fuerte es también por el daño de imagen que esta situación podría conllevar al convertirse en una herramienta de especulación económica, golpeando a nuestros granjeros”, ha comentado, por su parte, Roberto Moncalvo, representante del gremio agrícola Coldiretti, a medios italianos.

Por culpa de la pandemia

Un aspecto que preocupa, añadieron, es que la situación llega después de que en los últimos tiempos se disparara el número de animales salvajes. La alerta, de hecho, la lanzó precisamente Coldiretti en junio pasado. La asociación recabó información sobre la población de jabalíes en Italia, e informó que había crecido un 15% durante la pandemia, hasta los 2,3 millones de ejemplares. Con ello, se estimó un daño económico de "al menos 200 millones de euros" para la agricultura. Y la razón principal, explicaron, habría sido la pandemia, que redujo las actividades humanas en zonas silvestres.

Noticias relacionadas

El fenómeno, como también ha ocurrido en otras ciudades europeas -y en España-, ya ha conllevado a situaciones curiosas, como la imagen de grupos de jabalíes caminando tranquilamente, por ejemplo, por las calles de Roma, y acercándose incluso a escuelas y residencias. Un caso, este, que tuvo una desproporcionada atención de los medios de comunicación italianos -y fue objeto de un sinfín de 'memes'-, en particular después de que en el verano el actor italiano Massimo López cargara en las redes un vídeo en el que contaba que había sido atacado por un jabalí. “Iba a tirar la basura, el jabalí me siguió y luego empezó a correr detrás de mí”, dijo el actor.

La peste porcina africana, cuya origen es distinto al de la peste porcina clásica, es una enfermedad infecciosa hemorrágica causada por el virus ADN de la familia de los Asfarviridae, que aqueja en particular a los cerdos. Su peligrosidad reside en que no existe vacuna aprobada, desde 2007 ha habido brotes en Asia, África y Europa, y se contagia tanto a través de animales vivos como muertos. Además, el virus, según los estudios actuales, puede resistir años en la carne congelada.