Investigación oncológica

Investigadores del CRG de Barcelona descubren cómo funciona la primera línea de defensa del cáncer de piel

  • Un estudio del Centro de Regulación Genómica en Barcelona explican los mecanismos moleculares naturales contra el desarrollo del tumor

  • El descubrimiento abre las puertas a posibles nuevos tratamientos contra la enfermedad

Investigadores del CRG de Barcelona descubren cómo funciona la primera línea de defensa del cáncer de piel
2
Se lee en minutos
Samar Elansari

Un equipo de investigadores del Centro de Regulación Genómica (CRG) de Barcelona han descubierto los mecanismos moleculares que apoyan a las defensas naturales del cuerpo contra el desarrollo del cáncer de piel. El hallazgo ofrece una clave de cómo se comporta este tipo de cáncer a nivel celular, facilitando así el desarrollo de nuevos tratamientos contra la enfermedad. El estudio, publicado en la revista 'Cell Reports', supone un importante paso adelante en la investigación contra el cáncer.

Los investigadores del CRG, liderados por Fátima Gebauer, recopilaron queratinocitos de ratón, el tipo de célula cutánea más abundante en la epidermis que puede dar lugar a varios tipos de cáncer de piel, e introdujeron genes que promueven la aparición del cáncer para estudiar el comportamiento de las proteínas en el ARN.

La proteína CSDE1: clave

El equipo de científicos descubrió que la proteína CSDE1, que hasta ahora siempre se había relacionado con la formación de tumores malignos, también puede actuar bloqueando el crecimiento y la agresividad de los tumores. Este sorprendente hallazgo abre la puerta a nuevos tipos de investigación sobre esta proteína y sus diferentes métodos de actuación ya que actúa de una forma u otra dependiendo del tipo de célula en la que se encuentre. “CSDE1 es el ‘Dr. Jekyll y Mr. Hyde’ de las proteínas. Tiene una dualidad impredecible según el tipo de célula y tejido en el que se encuentre,” explica Gebauer. “No sabemos por qué esta proteína promueve el cáncer en algunos casos y lo suprime en otros. Encontrar la causa principal de este fenómeno tendrá importantes implicaciones para el descubrimiento de nuevos tratamientos personalizados contra el cáncer".

Noticias relacionadas

CSDE1 es un tipo de proteína que monitoriza el ARN. Estas proteínas se adhieren al ARN, a menudo en el momento en que se transcriben y pueden cambiar su función. Una posible teoría que explica por qué CSDE1 se comporta de manera diferente en las células normales de la piel comparadas con células cancerosas es la existencia de variantes ligeramente diferentes en cada tipo de célula. Esto podría afectar a la maquinaria molecular de la célula de diferentes maneras. Rosario Avolio, coautora del estudio afirma que se descubrió "que la proteína CSDE1 coordina una compleja serie de mecanismos moleculares que impulsan la senescencia en las células de la piel, ralentizando su función sin causar la muerte. Las células senescentes actúan como un cortafuego contra el cáncer, suprimiendo la formación de tumores".

Un estudio innovador

El estudio, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, la Fundación la Caixa, la Agencia Catalana de Investigación y Universidades y el Centro de Excelencia Severo Ochoa, es uno de los pocos que analiza el rol de las proteínas que se adhieren al ARN en el establecimiento de la senescencia celular, proceso en que las células normales pierden la capacidad de dividirse. “Durante mucho tiempo se pensó que las proteínas que se adhieren al ARN son moléculas universales que las células usan para el mantenimiento general, y que además no pueden ser reguladas para el beneficio terapéutico. Cada vez está más claro que esto no es cierto y que es un campo emergente fundamental para comprender las enfermedades humanas,” concluye Gebauer.