Crisis sanitaria

La EMA advierte de que es prematuro tratar al covid-19 como a una gripe

La Agencia Europea del Medicamento advierte de que todavía se comporta como un virus pandémico y que no hay que relegarlo a enfermedad leve

 Un sanitario asiste a un enfermo de covid-19, en la uci del Hospital Clínic de Barcelona.

 Un sanitario asiste a un enfermo de covid-19, en la uci del Hospital Clínic de Barcelona. / Julio Carbó

4
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

La Agencia Europea del Medicamento (EMA en sus siglas en inglés) considera que es prematuro tratar al covid19 como un virus endémico, como puede ser la gripe común, tal y como ha planteado el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, porque todavía “se está comportando como un virus pandémico y la aparición y propagación de la variante ómicron lo ha demostrado”, ha advertido este martes el responsable de la estrategia de vacunación de la EMA, Marco Cavaleri, que ha también ha recordado que la nueva variante es “altamente contagiosa” lo que resulta en “muchos infectados” por lo que es importante ser consciente “de su carga potencial” y no relegarla a la categoría de “enfermedad leve”.

Durante el primer balance del año, los responsables del regulador europeo han reconocido que todavía no es posible predecir cuándo “llegaremos al final del túnel” aunque han insistido en que llegaremos. “Lo importante es que estamos avanzando hacia una situación en la que el virus cada vez más endémico pero todavía no podemos decir que haya alcanzado ese estatus. El virus todavía se está comportando como un virus pandémico y la emergencia de ómicron lo está mostrando. No hay que olvidar que estamos todavía en una pandemia”, ha insistido Cavaleri que también ha reconocido que “con el aumento de la inmunidad en la población -y muchos inmunizados de forma natural debido a ómicron además de la vacunación- nos moveremos con rapidez a un escenario cercano a la endemicidad”.

Mientras tanto, el mensaje de la EMA es que hay que seguir vacunando y que los sueros aprobados hasta ahora contra el covid19 también ofrecen una “alta protección” frente a los casos más graves y las hospitalizaciones provocadas por la nueva variante ómicron. Concretamente, los datos sobre el uso de vacunas en Sudáfrica muestran que las personas que han recibido las dos dosis de la vacuna tienen un 70% de protección mientras que los estudios en el Reino Unido elevan la protección tras el refuerzo al 90%. Por ello, insisten en que “los ciudadanos europeos deben completar la pauta inicial con una de las vacunas autorizadas y aquellos que ya lo hayan hecho deben recibir el refuerzo”.

Lo que todavía no tiene claro el regulador europeo es si hará falta una nueva vacuna adaptada para la nueva variante que la farmacéutica Pfizer podría tener lista en marzo. El jefe de la estrategia de vacunación ha explicado que la EMA necesitará entre tres y cuatro meses para autorizarla lo que significa que podría recibir luz verde en abril o mayo, aunque se ha mostrado partidario de examinar otras opciones dado que muchos ciudadanos se inmunizarán de forma natural debido a ómicron y podrían aparecer nuevas variantes. 

Cuarta dosis

Noticias relacionadas

La EMA tampoco tiene clara todavía cual debe ser la estrategia a seguir ante la posibilidad de administrar una cuarta dosis que podría provocar problemas en la respuesta inmune y fatiga en la población. “Nos gustaría tener datos antes de hacer recomendaciones” pero “al mismo tiempo estamos muy preocupados por una estrategia que requiera una vacunación repetida en un período corto de tiempo. No podemos estar continuamente dando dosis de refuerzo cada tres o cuatro meses”, ha explicado Cavaleri que ha alertado que no solo provocará fatiga en la población sino que podría plantear problemas en la respuesta inmune que podría no ser tan buena. "Si damos refuerzos cada tres meses terminaremos teniendo problemas en la respuesta inmune que podría no ser tan buena como deseáramos. Además, existe el riesgo de fatiga en la población de continuar administrando refuerzos", ha reiterado. En su opinión, la mejor solución sería dar nuevas dosis de refuerzo de forma más espaciada e idealmente, "si vamos a un escenario endémica”, debería sincronizarse con el inicio de la temporada de frío, como se hace con la vacuna de la gripe.

Cavaleri también ha confirmado que el regulador examina en estos momentos una solicitud de Pfizer para autorizar el uso de la dosis de refuerzo entre los adolescentes de 16 y 17 años y que esperan una solicitud similar del laboratorio en breve para el grupo de 12 a 15 años. El responsable de vacunas ha recordado que el covid19 también puede derivar en enfermedad grave, hospitalización y muerte en el caso de los niños y ha explicado que las vacunas también previene la mayor parte de los casos y las hospitalizaciones en este grupo. En cuanto a las mujeres embarazadas, las conclusiones de la EMA apuntan a que tienen más probabilidades de contagiarse gravemente y que las vacunas reducen el riesgo de hospitalización y muerte.