Más vigilancia

Los universitarios reclaman continuar con las clases presenciales

Sanidad afirma que los colegios son "espacios seguros" y que el objetivo es que se mantenga la presencialidad

Archivo. La crisis del covid en las escuelas

Archivo. La crisis del covid en las escuelas / EPC

2
Se lee en minutos
Judit Bertran

Según lo previsto, los estudiantes desde infantil hasta universitarios volverán a sus aulas de manera presencial con normalidad el 10 de enero tras unas vacaciones de Navidad accidentadas por la alta cifra de contagios diarios, que cada día va más al alza.

La Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP) pidió no retrasar de ninguna manera la vuelta a las aulas tras las vacaciones de Navidad y ha reclamado la presencialidad completa: "Ya tuvimos la experiencia el año pasado con 'Filomena' y demás y el único colectivo perjudicado fue el de los estudiantes", ha explicado Nicolás Marco Hernández, el presidente de CREUP.

Más vigilancia en seguridad

No obstante, para que esta vuelta sea "segura" han de implantarse medidas, señala Hernández. Por tanto, desde el CREUP han solicitado al Ministerio de Universidades que revise los protocolos establecidos por las comunidades autónomas y que se asegure de que estos se cumplen. Sobre todo la ventilación de espacios cerrados "sin tener que estar a -3 grados" ya que los alumnos no quieren dar clase en "unas condiciones insostenibles".

Desde el Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado (CEUNE), órgano colegiado adscrito al Ministerio de Universidades, apuestan por reforzar los protocolos de seguridad para así garantizar la presencialidad, siempre que la situación sanitaria lo permita, según afirma su vicepresidente segundo, Marc Artigas.

Artigas pide también que, en los periodos de evaluación final, se debe garantizar el derecho a la evaluación y reevaluación al estudiante confinado y que estos sepan a qué derechos pueden acogerse.

Y, en caso de que se deba adoptar la docencia o evaluación en un formato no presencial, exige que se garantice "el cumplimiento de todos los derechos igualmente". "Disponemos de los recursos y medios para garantizar una docencia y evaluación no presencial de calidad", concluye.

Son "espacios seguros"

La vuelta no-presencial sería una de las últimas decisiones a tomar. Así, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, dejó claro la postura del Gobierno: los colegios son "espacios seguros" y, por tanto, el objetivo es que se mantenga la presencialidad, tal y como se ha hecho hasta ahora, ya que, en su opinión, ha sido un "éxito".

En concreto -y según los datos del Ministerio de Educación- solo un 1,58% de las aulas estaban confinadas antes de las Navidades, cuando apenas había empezado a incidir la nueva variante ómicron.

Madrid tenía una alternativa

Noticias relacionadas

Pero en un principio, las únicas comunidades autónomas que se planteaban una vuelta "semipresencial" eran Madrid y Murcia. La presidenta de la capital anunció hace unos días que su Consejería de Educación tenía dos planes de cara a la vuelta al colegio tras el avance de ómicron: uno sin cambios y otro con "semipresencialidad" para alumnos más mayores (tercero y cuarto de ESO y Bachillerato).

La secretaria de la Federación de Enseñanza de CC.OO. Madrid, Isabel Galvín, ha mostrado su aprobación con la vuelta presencial de la capital, pero de forma "segura". Galvín ha celebrado que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, haya comprendido que "el derecho a la educación de niños y jóvenes es lo primero y no se puede limitar". Pero ha añadido que es necesario bajar las ratios a un máximo de 20 alumnos por clase para garantizar la distancia de 1,5 metros.