La sexta ola pandémica

Los asesores de Salut debaten recuperar medidas del 'covid duro'

Estudian si recomendar a la 'conselleria' retomar el 'semáforo covid' del año pasado, que fijaba restricciones según la situación epidemiológica

Una concurrida terraza de la Barceloneta, con el mar de fondo.

Una concurrida terraza de la Barceloneta, con el mar de fondo. / MANU MITRU

4
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

El comité científico asesor del covid-19 de Catalunya debate si pedirle a la Conselleria de Salut que aplique las restricciones del ‘semáforo covid’ que el Ministerio de Sanidad elaboró en otoño de 2020. El ‘semáforo covid’ es un baremo que marca niveles de alerta en las diferentes comunidades y que, hasta hace un mes, establecía una serie de restricciones en función de su situación epidemiológica. El mes pasado, la Comisión de Salud Pública aprobó el nuevo ‘semáforo’ sin medidas concretas en función del nivel de riesgo. Pero ahora los expertos de Catalunya estudian retomar el que fue el marcador de las épocas más duras de la pandemia, según ha podido saber EL PERIÓDICO, y con ello, aplicar algunas de las medidas que se llevaron a cabo entonces.

No obstante, debe matizarse que este documento se desarrolló en un momento en que no había vacunas contra el covid-19. Ahora el 85% de la población catalana tiene la doble pauta. Aunque las variantes tengan cierto escape a la vacuna, los expertos confían en que esta servirá de escudo.

Riesgo muy alto

El ‘semáforo covid’ de hace un año sitúa a Catalunya en un riesgo muy alto, pues su incidencia acumulada a 14 días es de más de 250 casos por 100.000 habitantes (581,53) y su incidencia acumulada a siete días es de más de 125 casos por 100.000 habitantes (368,35). Este nivel de alerta establecía medidas como reuniones de un máximo de seis personas, la limitación de horarios hasta las 23 horas en los establecimientos no esenciales, los confinamientos perimetrales o la limitación de aforos.

Los asesores de Salut, que se han reunido este viernes para plantear medidas, abogan por facilitar el teletrabajo, ampliar el pasaporte covid, reducir los encuentros y que se acelere el refuerzo de la vacunación. El lunes presentarán a la ‘conselleria’ sus recomendaciones finales, pues aún no están decididas, puesto que las dirimirán a lo largo de todo el fin de semana.

Cambio de protocolo

Además, la ‘conselleria’ ha cambiado este viernes el protocolo para que todos los contactos estrechos de positivos hagan cuarentena a partir del lunes aunque estén vacunados y no tengan síntomas.

Hasta ahora solo los no vacunados o las personas con síntomas debían aislarse. En las últimas semanas, esta medida se aplicaba también en caso de variante ómicron, pero el ‘conseller’ de Salut, Josep Maria Argimon, ha constatado que esta variante será mayoritaria en una semana o 10 días, y absolutamente dominante en unas tres semanas.

Según Argimon, la ómicron se escapa más a las vacunas, según las pruebas hechas en laboratorio. Además, será la dominante en Catalunya y ya se dejarán de secuenciar porque se considerará ya la mayoritaria. "Será rápido", ha insistido. De hecho, el 20% de las muestras que se analizan ahora en Catalunya son ya sospechosas de ómicron, un porcentaje que se eleva al 25% en el caso de Barcelona.

"Plantillas mermadas"

Sin embargo, hay médicos que ven problemática esta medida y piden no aplicarla en el colectivo sanitario, donde las plantillas "ya están muy justas". Así lo dice el internista y coordinador de la ‘planta covid’ del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, Pere Domingo.

"Colectivos como el sanitario deberían estar exentos de esta medida. Se podría evitar haciéndoles pruebas PCR con regularidad. Las plantillas ya van muy justas, están muy tensionadas", justifica Domingo, quien asegura que la situación puede ser "muy dramática".

Según Domingo, una vez la variante ómicron sea la predominante, Catalunya "volverá a las andadas". La cirugía no urgente ya está siendo aplazada en este hospital y el panorama del próximo enero se dibuja "complicado". Aun así, este internista cree que no será tan difícil como el de este año porque ahora la sociedad cuenta con la protección de la "vacuna". "La vacuna protege", insiste. 

Además, el ‘conseller’, Argimon ha recordado que tampoco hay que olvidarse de las medidas individuales, como la ventilación, la mascarilla y la vacunación, durante las celebraciones navideñas, las cuales «no deben ser multitudinarias".

"Harán falta más restricciones"

El jueves, la doctora Magda Campins, presidenta del comité científico asesor del covid, ya explicó a TV-3 que se estaba ultimando un documento que entregaría este viernes en el que propondrían más medidas restrictivas en Navidad: "Con la aceleración de la vacunación no basta, harían falta más restricciones", señalaba la experta.

Noticias relacionadas

Inicialmente el Govern no tiene previsto restricciones. Lo decía este mismo martes la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, que reconocía que se esperaba un aumento de los contagios y los indicadores como mínimo durante dos semanas, es decir, hasta el propio día de Navidad. El esfuerzo actual, subrayaba, se centra en el conveniente cumplimiento de las ya existentes, en concreto, de la introducción del llamado 'pasaporte covid'. 

Sin embargo, cada vez son más las voces que piden endurecer las medidas. Expertos consultados por este diario han dado por hecho que en enero, una vez acaben las fiestas, habrá más restricciones, si bien desde la Generalitat se insiste en que no están encima de la mesa al menos momento. Es muy posible que vuelvan las limitaciones de aforos y los cierres horarios, y eso es precisamente lo que piden los médicos y epidemiólogos contactados por EL PERIÓDICO.