Efectos del covid

Sudores nocturnos, el nuevo síntoma de la variante ómicron

  • No se trata de brotes repentinos de fiebre, ya que la infección por esta variante de momento no se está caracterizando por picos febriles

Una dosis de la vacuna de Moderna contra la COVID-19.

Una dosis de la vacuna de Moderna contra la COVID-19. / Joan Cortadellas

1
Se lee en minutos
Ana García

Con la mutación del coronavirus en la variante de ómicron también están apareciendo nuevos síntomas y desapareciendo otros que eran más comunes con delta y beta. La mayoría de los síntomas habituales se mantienen con la llegada de ómicrom, pero algunos expertos ya señalan que ha aparecido un nuevo síntoma nuevo hasta ahora y que se presenta como episodios de sudores nocturnos.

Aunque no se trata de brotes repentinos de fiebre, ya que la infección por ómicron de momento no se está caracterizando por picos febriles. Además, en los contagios por esta variante no es habitual la pérdida de los sentidos de olfato ni de gusto.

La variante Ómicron se notificó por primera vez a la OMS (Organización Mundial de la Salud) el pasado 24 de noviembre y desde entonces en España se han ido anunciando medidas para intentar frenar su llegada como es el control de los viajes procedentes de los países sudafricanos con más casos, con cuarentenas obligatorias a su llegada a nuestro país.

Precisamente, el pasado viernes Sanidad aumentaba a nueve los países cuyos ciudadanos deben cumplir cuarentena obligatoria tras llegar en vuelo a España, estos países son: Sudáfrica, Botsuana, Eswatini, Lesotho, Mozambique, Namibia, Zimbabue, Malawi y Zambia. 

Noticias relacionadas

La situación epidemiológica en Sudáfrica, el país notificante, se ha caracterizado por la presencia de tres picos de casos notificados, el más reciente debido, principalmente, a la variante delta. En las últimas semanas, el número de infecciones ha aumentado considerablemente, coincidiendo con la detección de la variante B.1.1.529. El primer caso conocido de infección por esta variante se confirmó en una muestra tomada el 9 de noviembre de 2021.

La OMS informa de que variante B.1.1.529 presenta un gran número de mutaciones, «algunas de las cuales son preocupantes». Las pruebas iniciales indican que el riesgo de reinfectarse por esta variante es mayor que con otras.