La actividad del Tajogaite

El Pevolca considera que es temprano para ver cerca el final de la erupción del volcán de La Palma

  • La lava fluye por un solo cono, ubicado al oeste, mientras el cono principal solo expulsa vapor de agua

  • El presidente canario "indicios científicos" de que la erupción cesará este año

El Pevolca considera que es temprano para ver cerca el final de la erupción del volcán de La Palma
4
Se lee en minutos
Verónica Pavés

El volcán de La Palma parece estar echándose una siesta. Después de varias semanas de una agotadora actividad, los últimos días parece que la erupción también está aprovechando el puente para descansar. Ante esta circunstancia, el comité científico del Plan de Emergencias Volcánica de Canarias (Pevolca) ha trasladado al presidente del Gobierno autonómico, Ángel Víctor Torres, que «hay indicios científicos» de que la erupción puede acabar antes de fin de año, según avanzó Torres.

Miguel Ángel Morcuende, director técnico de la emergencia, no obstante ha matizado que «no ve» el final cerca. «Entendemos que tiene menos potencia y energía de la que tenía hace dos meses», afirmó Morcuende en la rueda de prensa posterior a la reunión de los comités científico y técnico. Sin embargo, insistió en que los niveles «aún no están lo suficientemente bajos» y remarcó que «los datos no son suficiente como para hablar de un final próximo»

Esta percepción fue refutada por la directora del Observatorio Geofísico Central del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Carmen López, quien indicó que «los parámetros deben seguir bajando» porque el volcán aún se encuentra «en valores altos de SO2», y hace menos de dos semanas tuvo una intensificación de sismicidad, que acabó marcando récords en la serie histórica. «Hemos de evaluar la erupción cada día y esperar a que las tendencias descendentes se consoliden», remarcó.

El comportamiento más efusivo del volcán está causando que la lava discurra, pero lo hace por tubos volcánicos del oeste, que tienen algunos jameos y que se esté precipitando por las dos coladas situadas en dicha dirección y hasta el delta lávico que se ha formado encima de la Playa del charcón y que se une con el delta de Playa nueva y Playa del perdido.

El total de hectáreas ganadas al mar ya ascienden por encima de las 50 hectáreas en la suma de superficie de los dos deltas lávicos. La más grande, que se encuentra detrás de la Montaña de Todoque, mide 48 hectáreas y sigue recibiendo lava. Mientras que la que se encuentra detrás de la Montaña La Laguna, mide cinco hectáreas. La gran expansión de lava ya alcanza 3.350 metros de anchura, que han sepultado, según los datos del Catastro 1.628 edificaciones, de las cuales 1.304 son viviendas, 179 cuartos de apero, 74 industriales, 40 locales de hostelería y ocio y 15 de uso público.

En relación a los indicadores del volcán, todos han sufrido una bajada, según el Pevolca. La sismicidad se encuentra en niveles muy bajos, habiendo registrado en el día de ayer poco más de 30 sismos y ninguno con una magnitud mayor a 4. En este sentido, como destaca el Instituto Geográfico Nacional (IGN) la actividad sísmica ha descendido y lo poco que se ha podido registrar sigue ocurriendo en las mismas zonas de días anteriores. La mayoría de los terremotos (20) se localizan a profundidades entre 9 y 22 kilómetros, el resto (9) de han localizado a profundidades entre 30 y 40 kilómetros, cerca del manto. No se han localizado sismos a profundidades menores de 9 kilómetros.

A este descenso de sismicidad le acompaña la del tremor, cuya amplitud de señal se mantiene en niveles bajos, pero estables con respecto a días anteriores. De hecho, en el histórico de datos, se puede percibir que aún está algo por encima de los niveles que se registraron antes de que el volcán sufriera una reactivación a finales de noviembre. En lo que se refiere a la deformación, la red de estaciones permanentes de GPS y GNSS de la isla no muestra una tendencia clara de las estaciones más cercanas a los centros eruptivos. En el resto de estaciones se ha estabilizado la ligera deflación posiblemente relacionada con la sismicidad profunda, salvo la estación LP01, que sigue registrándola. En lo que se refiere a la meteorología, a partir de la tarde de hoy, La Palma se sumergirá –como el resto del Archipiélago– en un aviso amarillo por fenómenos costeros y vientos fuertes.

Noticias relacionadas

Con respecto al dióxido de azufre (SO2) del penacho, las emisiones, según el informa del Pevolca, siguen siendo «altas», lo que supone que se encuentran en un rango de 1.000 y 29.999 toneladas. En el caso de las emanaciones no visibles de gases volcánicos, la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2), asociada a los 220 km2 del sistema volcánico de Cumbre Vieja, continúa reflejando una emisión superior al valor promedio de los niveles de fondo (B) y durante el día de ayer (7/12) esta emisión difusa fue 5,5 veces el promedio de los niveles de fondo (5,5xB).

Con respecto a las partículas menores de 10 micras (PM10), en el día de ayer se registró un descenso en las concentraciones registradas en todas las estaciones salvo en Los Llanos de Aridane, donde aumentaron los niveles durante el mediodía alcanzando niveles desfavorables y produciéndose la superación del valor límite diario (establecido en 50 microgramos/metro cúbico). En la Grama se mantuvieron niveles desfavorables durante todo el día descendiendo posteriormente hasta niveles razonablemente buenos. Durante la mañana de ayer los niveles de calidad del aire por partículas PM10 fueron desfavorables en la estación de Los Llanos de Aridane y razonablemente buenos en el resto.