Fauna amenazada

La gripe aviar obliga a clausurar el mayor parque público de Roma

  • El ayuntamiento de la capital italiana ordena el cierre temporal del recinto verde de Villa Doria Pamphilj a causa de un brote de H5N1

  • La epidemia ya ha afectado este año a unos 3,8 millones de aves en Italia

Un perro delante del parque Villa Doria Pamphilj de Roma, cerrado por gripe aviar.

Un perro delante del parque Villa Doria Pamphilj de Roma, cerrado por gripe aviar. / Irene Savio

2
Se lee en minutos
Irene Savio
Irene Savio

Periodista

ver +

Era un ganso común ('anser anser') y los veterinarios lo encontraron el pasado viernes, ya cadáver, en Villa Doria Pamphilj, el parque público urbano más grande de Roma. El susto por otro brote en una granja avícola en la cercana localidad de Ostia a inicios de noviembre, apremió a actuar rápido. Ese mismo día por la noche, el animal fue trasladado a un laboratorio del Instituto Zooprofiláctico de Venecia (IZSVe), el principal de Italia en estos asuntos, y el domingo llegó el veredicto: la causa de la muerte del ave fue el virus H5N1, el de la gripe aviar. Así el ayuntamiento de la capital italiana tomó la decisión de cerrar parcialmente el parque Pamphilj "durante 10 días o el tiempo necesario para efectuar los análisis necesarios", como dijo la concejala de Medio Ambiente Sabrina Alfonsi.

La rareza está en que un caso así nunca había ocurrido en Roma, como confirma el veterinario Ugo Della Marta, director general del Instituto Zooprofiláctico del Lazio y de la Toscana. "Es la primera vez que se detecta el H5N1 altamente patógeno (HPAI) en un parque urbano de la ciudad, aunque esto probablemente sea fruto del azar. Creemos que es posible que el animal pueda haber sido contagiado por aves silvestres, uno de los principales vectores de esta enfermedad", explica a EL PERIÓDICO el experto, cuyo centro fue el primero en descubrir el contagio. "Lamentablemente hay en curso una epidemia muy grave en Europa, que está afectando también al norte de Italia, en particular a las granjas de explotación avícola de gallinas ponedoras y de pavos", añade.

Otras víctimas

Noticias relacionadas

En la misma Villa Pamphilj el ganso no ha sido la única víctima. Otro animal fue encontrado, igualmente exánime, el lunes, tres días después de que se detectara la primera muerte. “Aunque el resultado de los exámenes aún no ha llegado, se trata de un cisne con signos de la enfermedad”, explica Della Marta. “Estamos moderadamente preocupados. En los próximos días, intentaremos capturar a algunos ejemplares que viven en el estanque del parque para realizar nuevos análisis. De momento no está sobre la mesa la hipótesis de que sean sacrificados, mientras que es posible que los traslademos a un estructura cerrada”, continúa, al aclarar también que está por determinar si estos casos tienen relación con el brote de Ostia.

En verdad, la preocupación remite a que, en menos de dos meses, el contagio ha ido creciendo en el país, en cifras y peligrosidad. El primer brote de este año, detectado en octubre, fue en la provincia de Ferrara, en la región de Emilia Romaña (norte), y era de “baja patogenicidad”. Hoy, en cambio, las regiones más afectadas son las norteñas Lombardía y Véneto -en particular las zonas cercanas a las ciudades de Brescia, Padua y Verona-, donde el virus presente “es el de alto riesgo patógeno” y ya ha afectado a 3,8 millones de aves, entre ellas (además de pavos y gallinas) también codornices, pintadas, patos salvajes y aves de caza, de acuerdo con el último informe actualizado al 26 de noviembre del IZSVe de Venecia.