Temor mundial

La OMS avisa de que ómicron presenta un riesgo global "muy alto" de propagación

  • Insta a acelerar la vacunación de los grupos de alta prioridad y a "garantizar que existan planes de mitigación" para mantener los servicios de salud esenciales

La variante ómicron del coronavirus nos recuerda que esto no se ha acabado, asegura el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus. / VÍDEO: EFE

5
Se lee en minutos
Europa Press

Es probable que la variante ómicron se propague internacionalmente, lo que representa un riesgo global "muy alto" donde los aumentos repentinos de covid-19 podrían tener "consecuencias graves" en algunas áreas, dijo el lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La agencia de la ONU, en asesoramiento técnico a sus 194 estados miembros, los instó a acelerar la vacunación de los grupos de alta prioridad y a "garantizar que existan planes de mitigación" para mantener los servicios de salud esenciales.

"Ómicron tiene un número sin precedentes de mutaciones de pico, algunas de las cuales son preocupantes por su impacto potencial en la trayectoria de la pandemia", dijo la OMS. "El riesgo global global relacionado con la nueva variante preocupante ómicron se evalúa como muy alto".

Se necesita más investigación para comprender mejor el potencial de ómicron para escapar de la protección contra la inmunidad inducida por vacunas e infecciones previas, dijo, y agregó que se esperaban más datos en las próximas semanas.

"Se esperan casos e infecciones de covid-19 en personas vacunadas, aunque en una proporción pequeña y predecible", agregó.

En un informe técnico dirigido a los Estados miembro publicado este domingo, el organismo sanitario internacional de Naciones Unidas ha avanzado la posibilidad de "futuras oleadas de covid-19, que podrían tener graves consecuencias, dependiendo de una serie de factores".

En este sentido, califican de "alta" la posible propagación de ómicron a nivel mundial y de "muy alto" su posible impacto, "dadas las mutaciones que pueden conferir un potencial de escape inmunológico y posiblemente una ventaja de transmisibilidad".

Así, apuntan que ómicron es una variante "altamente divergente" con "un alto número de mutaciones", incluyendo de 26 a 32 en la proteína de la espiga del virus (la puerta de entrada del SARS-CoV-2 al organismo", algunas de las cuales "son preocupantes y pueden estar asociadas con el potencial de escape inmunológico y una mayor transmisibilidad".

Sin embargo, los expertos de la OMS aclaran que "todavía existen considerables incertidumbres". En primer lugar, reconocen que una duda es "el grado de transmisibilidad de la variante y si los aumentos de contagios en Sudáfrica están relacionados con el escape inmunológico, la mayor transmisibilidad intrínseca o ambos".

La OMS espera una "proporción pequeña" de casos en vacunados

Asimismo, la OMS aún no tiene una posición fija sobre "la eficacia de las vacunas para proteger contra la infección, la transmisión, la enfermedad clínica de diferentes grados de gravedad y la muerte" en esta nueva variante. Por último, está por ver "si la variante presenta un perfil de gravedad diferente".

La OMS espera que se produzcan "casos e infecciones en las personas vacunadas", aunque "en una proporción pequeña y predecible en relación con los valores de eficacia de la vacuna". "A pesar de las incertidumbres, es razonable suponer que las vacunas disponibles actualmente ofrecen cierta protección contra la enfermedad grave y la muerte", explican.

En cualquier caso, los expertos puntualizan que "es necesario seguir investigando para comprender mejor el potencial de escape contra la inmunidad inducida por la vacuna y la infección".

Director OMS: "La variante ómicron nos recuerda que esto no se ha acabado"

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, subrayó hoy que la emergencia global por la nueva variante ómicron del coronavirus pone en evidencia que la crisis sanitaria mundial "no ha terminado" y la situación "sigue siendo peligrosa y precaria".

"Es un recuerdo más de que aunque algunos piensen que el covid ha terminado, no es así, seguimos viviendo ciclos de pánico y olvido en los que avances conseguidos con gran esfuerzo pueden perderse", señaló Tedros en la inauguración de una asamblea extraordinaria de la OMS para negociar un tratado de preparación ante pandemias.

El experto etíope afirmó que Sudáfrica y Botsuana, los primeros países que reportaron casos de la nueva variante, "debería ser agradecidos por ello, no penalizados", en el sentido de que numerosos gobiernos han suspendido los enlaces aéreos con ésos y otros territorios de África austral.

"El sistema actual desincentiva que los países alerten a otros de posibles amenazas", lamentó Tedros a la vista de lo ocurrido con esos países, señalando que "eso demuestra que el mundo necesita un nuevo acuerdo de preparación para pandemias" en el que estas problemáticas cuestiones sean corregidas.

El director general afirmó que todavía no se sabe si la variante ómicron está asociada a una mayor facilidad de contagio o reinfección, a casos más graves o a mayor resistencia a las vacunas, aunque subrayó que "científicos de todo el mundo están trabajando contrarreloj para responder a estas cuestiones".

Añadió que "el mundo no debería necesitar una llamada de atención" como la que ha generado la variante para seguir alerta en una crisis que "pone a prueba la habilidad del mundo para prevenir y responder a futuras pandemias".

Tedros destacó que la desigualdad en el reparto de vacunas sigue demostrando los errores de gestión en la actual pandemia, en la que "el 80 por ciento de las dosis en el mundo han ido a los países del g20".

"Los países de bajos ingresos, en su mayoría en África, apenas han recibido el 0,6 por ciento de todas las vacunas", lamentó, advirtiendo que más de un centenar de naciones no han logrado aún el objetivo de inmunizar al menos un 40 % de su población, algo que la OMS quería lograr en todos los territorios antes de fin de año.

Noticias relacionadas

"Entendemos que cada gobierno tiene la responsabilidad de proteger a su gente, es natural, pero la igualdad en el reparto de vacunas no es un acto benéfico, es algo que interesa a todos los países porque ninguno puede salir de esta pandemia solo", aseguró.

"Mientras continúe la desigualdad en las vacunas el virus tendrá oportunidades para extenderse y evolucionar en formas que no podemos predecir o prevenir", advirtió el máximo responsable de la OMS.