Erupción al norte de Sicilia

El incremento de la actividad del volcán de la isla de Vulcano obliga a evacuar a 250 residentes

  • La medida se ha decidido después de que se detectara un incremento de gases tóxicos, con riesgo para la salud

Aspecto de la isla de Vulcano, en una imagen de archivo.

Aspecto de la isla de Vulcano, en una imagen de archivo. / El Periódico

2
Se lee en minutos
Irene Savio
Irene Savio

Periodista

ver +

Los volcanes europeos no parecen dispuestos a ceder el protagonismo. El último en generar alarma está siendo el mayor volcán de la isla Vulcano, que contiene varios centros volcánicos y está ubicada en el archipiélago de las Eolias, a 25 kilómetros al norte de Sicilia. El incremento de su actividad ha obligado a una evacuación parcial de alrededor de 250 residentes y la prohibición de entrada de turistas, a partir de este lunes y por un período inicial de 30 días. 

La medida fue decidida por Marco Giorgianni, el alcalde del archipiélago -Patrimonio Mundial de la Humanidad desde 2000-, después de que este fin de semana el nivel de emergencia pasara a semáforo rojo. Según ha explicado Giorgianni, en este momento, la principal preocupación remite a los gases que salen de las fumarolas que “son altamente tóxicos” para la salud. 

“El flujo de dióxido de carbono (C02) emitido sigue siendo elevado”, ha confirmado asimismo el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia (INGV), que, junto con la Protección Civil, desde octubre pasado ha estado avisado de que la situación en la isla se ha deteriorado. El pasado 15 de octubre, algunos residentes informaron incluso de que tenían dificultades para respirar. 

Valores anormales

“Un día súbitamente mis gatos se tumbaron en el suelo, como si estuviesen desmayados. Así me di cuenta de que algo estaba pasando”, contó una ciudadana, Stefania Lombardo, al diario 'La Repubblica'. Algunos expertos, entre ellos Marco Pistolesi, vulcanólogo de la Universidad de Pisa, han también alertado de que las emisiones de estos gases podrían ser la antesala de un importante estallido volcánico. 

De ahí que la necesidad de “una evacuación parcial, pero necesaria”, ha puntualizado Giorgianni. En concreto, ha sido establecida una zona roja que incluye el puerto y áreas adyacentes, al ser las más afectadas por su cercanía al cono La Fossa, de 386 metros de altura. Todos los residentes de este área no podrán encontrarse en ella entre las 11 de la noche y las 6 de la mañana, cuando disminuye la cantidad de oxígeno en el aire, con riesgos mortales, según se ha informado. 

A los evacuados, se les ha pedido trasladarse a alojamientos en la parte norte de la isla, en Vulcanello -donde hay otro volcán actualmente no en acción-, o desplazarse a otros sitios alejados de la zona peligrosa. 

Sin turistas

Por ello, los carabineros han efectuado en las últimas horas una especie de ‘censo’, con el objetivo de avisar a todos los afectados, que también podrán pedir una compensación económica de hasta 800 euros por la situación. Esto también dado que, por todo el periodo de vigencia de la ordenanza, se prohibirá la entrada de turistas, la principal fuente de ingresos de la isla. 

Noticias relacionadas

Además de ello, también se han vetado las actividades deportivas e incluso los paseos con perros, así como el uso de pisos subterráneos localizados en la zona roja de esta isla de 700 residentes y apenas unos 20 kilómetros cuadrados.

La anterior erupción del volcán de Vulcano -llamada así por el dios romano del fuego y cuyos idílicos paisajes han sido el escenario de diversas películas y han inspirado libros- ocurrió hace unos 130 años, entre 1888 y 1890. No obstante, las fumarolas, que normalmente alimentan un lodo usado para fines teraupéticos (la artritis, por ejemplo), son vigiladas por la fricción que sigue produciéndose entre la placa africana y la eurasiática.