El auge de la FP

Desmontando mitos sobre la formación profesional

  • Una auxiliar de enfermería no es una enfermera y al ciclo de diseño de videojuegos no se va a jugar

Alumnos de Animación 3D en Realidad VIrtual y Realidad Aumentada, en el Institut Tecnològic de Barcelona. 

Alumnos de Animación 3D en Realidad VIrtual y Realidad Aumentada, en el Institut Tecnològic de Barcelona.  / Zowy Voeten

4
Se lee en minutos
Montse Baraza
Montse Baraza

Periodista

ver +

Los centros de Formación Profesional viven una demanda sin precedentes. Insisten, sin embargo, en la importancia de la orientación. Orientación a jóvenes que aún no son maduros y que, en muchos casos, no saben a qué se dedicarán. Orientación que ha de servir para que tengan claro de qué va el ciclo que han elegido y para evitar decepciones posteriores y, con ellas, el abandono. Repasamos aquí algunos de los falsos mitos sobre la FP que pueden llevar a esas decepciones.

La FP no es la opción fácil

Todavía está demasiado arraigada en la mentalidad de docentes y familias de que el 'buen' alumno debe hacer bachillerato e ir a la universidad y de que aquel al que no le guste estudiar, debe optar por la Formación Profesional. "Eso es una imagen de la FP de hace 30 años. No es real. La FP no es la opción fácil, sino que requiere constancia, esfuerzo y trabajo”, resume Alberto Vila, del Instituto Tecnológico de Barcelona, especializado en informática y comunicaciones. “Muchos alumnos llegan desorientados. No es lo que esperan y a los tres meses lo dejan”, cuenta Vila, que advierte de que, por ejemplo, la asignatura de programación es "muy complicada". Otro ejemplo: auxiliar de farmacia. “Es un ciclo difícil”, avisa Montse Blanes, del Instituto Bonanova. Miquel Tarazona, del instituto Joan d'Àustria, también apunta que hay jóvenes que llegan pensando que el ciclo será fácil y no tendrán que estudiar y se llevan una buena sorpresa. También explica que hay alumnos brillantes que eligen de entrada la FP. Y otros, igual de brillantes, que, procedentes de la universidad, llegan a un ciclo superior en busca de un empleo que tendrán prácticamente garantizado.

Auxiliar de enfermería

Hay muchos jóvenes --mayoritariamente chicas-- que se inscriben en este ciclo de grado medio pensando que van a hacer un trabajo de enfermera. Craso error. “Una auxiliar de enfermería da de comer a los enfermos y les limpia”, básicamente, resume Montse Blanes, que se encuentra cada año con estudiantes que lo acaban dejando porque tenían una idea equivocada de lo que era esta formación. Para ejercer como enfermera se requiere un grado universitario.

Ojo con los ciclos medios y el empleo

El grado medio de auxiliar de enfermería es en estos momentos un ciclo de 1.400 horas que se puede completar en un curso --hay centros que lo esponjan para que dure un curso y medio--. Ello significa que el alumno puede acabar con 17 años. Y entonces se encuentran con que los hospitales no contratan a menores de 18 años, explica Montse Blanes. La opción pasa entonces por estudiar un grado superior, para el que faltan plazas. Situación parecida, y paradójica, en el ciclo de Emergencia Sanitaria. “Muchos acabarán la formación y aún no tendrán el carnet de conducir”. En la misma línea, Alberto Vila dice que en el sector tecnológico "las empresas no quieren gente con ciclos medios, prefieren gente con ciclos superiores”. Ello hace que cada vez más, y en según qué ciclos, la FP de grado medio sea una formación de continuidad. “Si quieres trabajar, debes hacer un grado superior”, señala el director del Tecnológico de Barcelona.

Ciclos desconocidos y con empleo

Hay ciclos desconocidos, con plazas vacantes y con demanda por parte de las empresas. No suelen tener nombres atractivos y a veces quizás los centros de FP no los venden de forma 'sexi'. Es el caso, por ejemplo, del ciclo de Documentación y Administración Sanitaria, orientado a la gestión de datos, a la calidad asistencia o a atención al usuario. Una opción con poca demanda por parte del alumnado pero con plazas y con salidas laborales. Otro es el de Programación en la Producción de la Fabricación Mecánica. El nombre quizás echa para atrás y no despierta el interés de los jóvenes pero lo cierto es que las empresas van locas por estos profesionales.

Diseñador de videojuegos

Es uno de los ciclos más demandados por los estudiantes, y uno en los que hay más sorpresas desagradables. "Aquí no jugamos. Nos vienen ‘gamers’, que piensan que vienen a jugar. Y no. Aquí programamos, y programar y diseñar un videojuego es una de las cosas más difíciles que hay", señala Vila. Los ‘gamers’ acaban dejando el ciclo.

Noticias relacionadas

Imagen y sonido

Imagen y sonido es otro de los campos de la FP más solicitados por los jóvenes. La realidad laboral es que "no tiene salidas. Hay poco trabajo y mal pagado". Así de contundente es Vila. El mismo caso que el ciclo de vídeo discjockey. "Hay que concienciar a la gente de que hay sectores que no tienen salida profesional", añade. Jesús Martín, de UGT, también advierte contra los ciclos "de moda o de hobby" que no tienen ocupabilidad.